La pelea entre el Gobierno y los activistas por las Leyes ‘Lleras’

Congreso de la República
Por cuarta vez, el Congreso de la República se las verá con una ley de derechos de autor. Foto: Kinori (vía Wikimedia Commons)
El Gobierno lleva tres años intentando que el Congreso apruebe leyes sobre los derechos de autor en internet, sin éxito hasta ahora, La semana pasada se supo que lo volverá a intentar. ¿Por qué lo hace? ¿Qué dicen los opositores a esta clase de medidas? ENTER.CO reconstruye el debate.
Congreso de la República
Por cuarta vez, el Congreso de la República se las verá con una ley de derechos de autor. Foto: Kinori (vía Wikimedia Commons)

La ‘Ley Lleras’ vuelve al ring. Luego de que el Congreso decidiera archivar la primera versión, y de que la Corte Constitucional tumbara la Ley 1520 de 2012 (PDF) –que fue bautizada por los internautas como ‘Ley Lleras 2’ o ‘Ley del TLC’– por vicios en su trámite, el Gobierno la puso de nuevo en la agenda del Congreso. Primero por medio del Proyecto de Ley 226 de 2013, que propone de nuevo lo que la ‘Ley Lleras 2’ decretaba sobre las señales de televisión. Y luego con otro proyecto de ley presentado este viernes, que busca que se apruebe el resto del paquete.

Desde la caída de la ‘Ley Lleras 2’, el Gobierno había guardado silencio sobre el tema. Como le dijo el ministro TIC, Diego Molano Vega, a ENTER.CO, era probable que se presentara «el mismo texto» de la derogada Ley, pero eso no se supo a ciencia cierta hasta que se conoció la nueva iniciativa. ENTER.CO no obtuvo respuestas a varios requerimientos de información que hizo a diferentes entidades del Gobierno en el último mes, y luego fuimos informados de que no había posición oficial sobre el tema.

Con el nuevo Proyecto de Ley, el Gobierno finalmente destapó sus cartas y comenzó un nuevo round de su pulso con los activistas de internet.

Activistas piden más debate

Mientras el gobierno callaba, los activistas, los académicos y los internautas ya se estaban moviendo. Su objetivo era evitar que les volvieran a pasar por encima. Decían que el Gobierno tenía en sus manos la oportunidad de evitar los errores del pasado y redactar una buena ley: una iniciativa consensuada, dialogada, que fuera producto de un proceso serio y no del afán de cumplir.

La primera ‘Ley Lleras’ tuvo mucha discusión pública, y gracias a los problemas que salieron a la luz en ese debate el Congreso decidió archivarla. Pero –como recordó el abogado, periodista e investigador Carlos Cortés Castillo– en la segunda Ley «el debate estuvo descartado de plano«. Fue aprobada a las carreras por un Legislativo cuya verdadera preocupación era hacer la tarea para que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, firmara el TLC en su entonces próxima visita a Cartagena.

Lo que esperaban los activistas era que el Gobierno aprovechara la derogación de esa Ley para llevar a cabo la discusión pendiente. «La nueva Ley no puede salir del bolsillo del ministro sin que haya una discusión previa. El Gobierno debería aprovechar el debate para enriquecer el proyecto de ley«, afirma el abogado Lorenzo Villegas, que se ha opuesto en varios escenarios a los proyectos de ley presentados por el Gobierno.

En opinión de Carolina Botero, directora de la Fundación Karisma y la más reconocida vocera de la sociedad civil en estas discusiones, el Gobierno no tiene voluntad de hablar con la sociedad civil sobre este tema. «La posición sigue siendo que el Gobierno sabe lo que nos conviene, se lo presenta al Congreso y confía en su ‘unidad nacional’ para que pase. No se resigna a un proceso abierto con la sociedad«, dice.

Incluso los representantes de la industria musical están de acuerdo con que hay que dialogar más: “Me gustaría ver sistemas adaptados a las realidades de cada país«, dice Gustavo Palacio, director ejecutivo de APDIF Colombia, el gremio de los productores fonográficos. «Lo que quisiéramos –añade– es una discusión franca y abierta, que construyamos un sistema real».

Si hay alguien interesado en que haya una reglamentación efectiva de los derechos de autor es, precisamente, el gremio de los dueños de esos derechos. La intención de las discográficas, como dice Palacio, es llegar a «mecanismos que permitan acceder a los contenidos, y que la gente se acostumbre a acceder a los contenidos en un entorno de legalidad«. Lo que quieren no es, asegura, enviar a la cárcel a los internautas: “La posición de la industria no es ir detrás de personas que descargan música.

Pero el Gobierno prefirió el silencio. El diálogo ya no ocurrió, y los malentendidos siguen en el aire. El espacio que les queda a los colombianos para debatir el tema es el Congreso de la República, algo que no le gusta mucho a algunos activistas. «El proceso de participación ciudadana en el Congreso es todo menos amable con ciudadanos«, dice Botero.

El argumento que suele esgrimir el Gobierno para negar que estas leyes fueron presentadas a espaldas de la ciudadanía consiste en que su contenido fue discutido ampliamente cuando se redactó y se negoció el TLC, entre 2000 y 2007. «Este no es un tema que haya sido hecho a la ligera. Estas negociaciones duraron años, y fueron discutidas con el sector privado«, nos dijo el ministro TIC, Diego Molano, en ese momento.

Pero para Botero, desde 2007 han pasado cosas en el mundo TIC que hacen que sea necesario que el debate se actualice. «Es ridículo creer que debemos adoptar las medidas que en EE. UU. ya tienen 15 años. La propia registradora de derecho de autor de Estados Unidos dice que hay que reformar el derecho de autor«, afirma.

Lo que exige el TLC

USA
Las leyes ‘Lleras’ responden a las exigencias del TLC. Foto: jnn1776 (vía Flickr).

Ninguna de las dos leyes ‘Lleras’ salió de una iniciativa propia del gobierno colombiano. Fueron producto de los compromisos que adquirió el país para poder firmar un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos. ¿Cuáles son esos compromisos?

El capítulo 16 del texto del tratado (PDF) compromete al país a hacer que sus leyes de propiedad intelectual sean compatibles con las estadounidenses. Para ello, nuestra legislación debe tener varios instrumentos que hoy no tiene. Uno de ellos es lo que se conoce como «limitaciones a la responsabilidad de los proveedores de servicios«. La ‘Ley Lleras’ original tenía el objetivo de incluirlo en las leyes colombianas.

Estas limitaciones buscan que un prestador de servicios digitales (es decir, alguien que enlace, almacene o distribuya contenidos digitales) quede eximido de cualquier responsabilidad civil o penal por piratería si desactiva el acceso a ese contenido siempre que el dueño de los derechos se lo pida.

En Estados Unidos, la ley de derechos de autor en internet, conocida como DMCA (Digital Millenium Copyright Act), establece un procedimiento similar. Por ejemplo: si una disquera descubre que un video de YouTube reproduce sin autorización una canción de cualquier artista representado por ella, se comunica con Google pidiéndole que ‘dé de baja’ ese video. Google podría no hacerlo, pero en ese caso se expondría a ser responsabilizado por piratería. La empresa prefiere jugar seguro, y por eso el resultado suele ser que el video es bloqueado de YouTube.

Otra obligación que se impone en el TLC es la de prohibir «la retransmisión de señales de televisión (sean terrestres, por cable o por satélite) a través de Internet sin la autorización del titular o titulares del derecho del contenido de la señal«. La ‘Ley Lleras 2’, tanto en su primera como en su segunda versión, copian esa prohibición palabra por palabra.

¿Es copiar la legislación estadounidense una buena idea?

En su momento, el ministro TIC, Diego Molano Vega, nos dijo que las dos leyes ‘Lleras’ ponen a Colombia “al mismo nivel de derechos que Estados Unidos”con respecto a las leyes de derechos de autor. Sin embargo, la opinión entre los opositores de la iniciativa es que ceñirse de forma cerrada a la legislación estadounidense no es ni una obligación ni una buena idea.

«El TLC no dice que Colombia deba copiar el DMCA«, dice Villegas. Para él, y para Botero, no es necesariamente cierto que el acuerdo suscrito entre Colombia y Estados Unidos llegue hasta ese punto.

«Nosotros no hemos dicho nunca que no se honren los compromisos adquiridos«, dice Botero. Sin embargo, añade, «el TLC no es una camisa de fuerza. Lo que dice es que debes usar camisa; pero el color, el tipo de manga, de cuello e incluso el material todavía está por decidirse«.

Incluso Palacio, representante de las discográficas, dice que copiar el sistema estadounidense no es obligación. «Nadie dice, ni la industria, que necesariamente tengamos que tener acá exactamente el sistema norteamericano«.

Los activistas han señalado que otros países que también tienen TLC han creado legislaciones que no son copias exactas de las leyes de Estados Unidos. «Los tratados de EE. UU. con Chile, con Europa o con Australia, tienen condiciones similares a las nuestras, pero los procedimientos en cada uno de esos países han sido diferentes«, asegura Botero.

El problema es que no conocemos el problema

Paula Jaramillo
La productora de cine Paula Jaramillo, comparando latas de cine con DVD piratas. Foto: RedPaTo2 (vía Flickr),

El temor de los activistas es que el Gobierno y el Congreso estén creando leyes para solucionar un problema que no conocen bien, y que de hecho ni siquiera están seguros de que exista.

En el primer acto público a favor de la ‘Ley Lleras’, aparecieron varios trabajadores de las industrias culturales a intentar convencer al Congreso de que esa ley iba a salvar de las garras de la piratería al producto de su sufrido trabajo. Para conmover al auditorio, la productora de cine Paula Jaramillo comparó los cinco rollos de una de sus películas –que, asevera, le costó «ocho años de trabajo«– con la copia pirata que consiguió en un semáforo. «La piratería nos imposibilita la recuperación de la inversión en una producción de cine«, dijo.

Nadie estaba intentando penalizar esa clase de piratería. Eso ya era delito entonces, y sigue siéndolo hoy.

La ‘Ley Lleras 2’ también fue tramitada en medio de la falta de información de muchos de los actores de las dos partes del debate. Entre otras imprecisiones, el senador ponente de la Ley 1520, Carlos Ramiro Chavarro, confundió en una de sus intervenciones las protecciones anticopia DRM con los archivos PDF, seguramente con la idea de que los segundos no podían ser editados con un procesador de textos.

Por otra parte, muchos activistas también han cometido desatinos y ligerezas en sus declaraciones públicas: el que esa ley haya sido llamada tan prontamente ‘Ley Lleras 2’, cuando en lo fundamental era diferente de su antecesora, es una prueba de ello. Además, según Cortés, algunos detractores de la Ley se han equivocado al «dar una conversación demasiado sofisticada, que de pronto no sirve para el debate«.

Para Cortés, para crear un ambiente apto para la discusión hay que aclarar estos malentendidos y definir de qué se está hablando. La clave, según dice, es aclarar sobre qué –y sobre qué no– es lo que se pretende legislar. «Necesitamos volver al debate sobre qué es la piratería, cómo está el tema de la piratería en Colombia y qué relación tiene con el uso de Internet«, anota.

Cortes dice que los músicos y los directores de cine «tienen que perderle un poco el temor a inspeccionar ese paradigma que les vende el gobierno de que esta ley es para salvarles el empleo«. Mientras tanto los internautas, añade Cortés, deberían «dejar de pensar que esta ley es la que va a volver piratas y delincuentes a los usuarios de internet«.

Otro problema es que se desconoce el tamaño de la situación que se intenta atacar. Nadie sabe a ciencia cierta cuál es el tamaño de la piratería, ni la proporción que ocupa con respecto al mercado legal. A pesar de esto, hay algunas cifras que ayudan a perfilar el fenómeno:

  • Business Software Alliance (BSA), el gremio de los creadores de programas informáticos, publicó un estudio el año pasado que dice que el 53% del software es pirata, y su valor comercial equivaldría a 295 millones de dólares.
  • En una entrevista reciente con El Espectador, Juan Hardoy, director legal antipiratería de Microsoft para América Latina, dijo que la red es –por encima de las ventas callejeras– el espacio más ‘pirata’ en Colombia. «A través de internet se ejecutan el 45% de las acciones que tienen que ver con la piratería«, aseguró.
  • MusicMetric, un servicio que mide la popularidad en internet de los músicos y rastrea la cantidad de descargas por BitTorrent, dice que en nuestro país hay 3.041.490 personas que bajan música a través de ese servicio.  

Ninguna de esas cifras fue mencionada en alguno de los debates, a pesar de que algunas ya estaban disponibles en ese momento. Y más allá de los números, nadie sabe quiénes son los piratas colombianos. Nadie conoce nada sobre su demografía, su educación, su nivel de ingresos o sus intereses. No se sabe bien si lo hacen para robar o para obtener contenidos que no están disponibles de otra manera.

Si eso no se sabe, no se puede avanzar en una solución. Las leyes ‘Lleras’ buscan ponerle talanqueras penales a la piratería; y sus promotores nunca se detuvieron a pensar si, como dicen algunos empresarios y académicos, lo que alimenta el fenómeno son las deficiencias del mercado.

Faltan más ‘rounds’

Aunque el nuevo proyecto de ley hasta ahora comienza su camino, ese no es el único tema pendiente. El asunto más fuerte, que es la responsabilidad de las ISP y el procedimiento para el bloqueo de contenidos, sigue sin discutirse tras el hundimiento de la primera ‘Ley Lleras’.

El ministro Molano nos dijo el año pasado que ese debate se haría sobre la mesa: la discusión, aseguró, la «daremos abiertamente al país […] y le explicaremos a todo el mundo cuál es el alcance del TLC en esa materia«. De hacerlo, el Gobierno tendría la oportunidad de crear una mejor ley, y de pagar un menor costo político por ella. No es gratuito que, después de más dos años de haber radicado la primera iniciativa, hoy nada de esto esté vigente en nuestra legislación.

Mientras tanto, como dice Villegas, «la sociedad civil toma conciencia de su importancia en todo este tema«. Y a pesar de que ya le pasaron por encima dos veces, esa misma sociedad civil está esperando que el Gobierno cumpla esa promesa.

José Luis Peñarredonda

José Luis Peñarredonda

Un día me preguntaron sobre mis intereses y no supe por dónde empezar. Decidí entonces ponerlos en orden y dibujé un diagrama de Venn para agruparlos a todos: Internet, cine, periodismo, literatura, narración, música, ciencia, fotografía, diseño, política, escritura, filosofía, creatividad... Me di cuenta de que en toda la mitad de ese diagrama, en el punto en el que todos estos círculos confluyen, está la tecnología. Eso me llevó a ENTER.CO. Estudié Periodismo y Filosofía en la U. del Rosario. PGP: http://bit.ly/1Us3JoT

Ver todos los posts

74 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    • claro como el niño se compro visual studio ultimate 2012 y el microsft sql server para los trabajos de programacion, como pago el visio 2012 para realizar el cronograma del proyecto de grado…. o pago por el paquete adobe y / o corel para realizar sus trabajos de diseño grafico o pago por autocad para realizar sus planos arquitectonicos….

      lamento decirle que no todos nacimos en una cama de ramas de limonal de oro ¬¬ asi que por que no te caes de ese arbol y aprendes a vivir la vida real… no todo el mundo tiene el poder adquisitivo para adquirir eso programas

      • Tal vez eres de las personas que con lo que has hecho en tu vida no has conseguido nada o muy poco por eso no sabes lo que es que te roben tu trabajo, así sea con un visual studio/adobe/corel pirateado al principio, para luego aprender a valorar el trabajo de las demás personas y más cuando uno trabaja en el mismo mundo del desarrollo de productos tecnológicos o digitales.

        Por otro lado como dice @facebook-1016836102:disqus se reclama es por otra cosa que la pirateria aunque esta también sea importante resaltar.

        • se eso, pero uno comenzando un estudio universitario en una institucion publica o el sena no se obtiene acceso facil a los programas, no todos pueden comprar un software de 1 millon de pesos apenas iniciando estudios universitarios, (muchas universidades lo que hacen es financiar pero hay muchos estudiantes que renuncian a un almuerzo para poder pagar sus estudios y salir adelante.) por mi parte estoy estudiando sistemas y se que no se puiede tener programas piratas (si llego a presentar un proyecto para vender en un programa pirateado nadie lo compraria) por eso espero poder terminar mi carrera, trabajar, reunir el dinero para pagar los programas y comenzar a producir software legal.

          pdt: lo que dije fue por que el señor verde le gusta pordebajear a las personas y no tiene en cuenta que a muchos nos toca sufrir para alcanzar nuestras metas, ademas de lo que dijo estaba fuera de lugar con lo del tema de la ley lleras

      • Sabe que me parece curioso, que se mencione que la gente esta «robandose» el trabajo de Microsoft, cuando sus antecedentes no son ningún secreto. jajajajjaja

      • Yo recuerdo que Lotus (Office de IBM), valía 50K y era mas complicado conseguirlo pirata que conseguirlo original! Esa si es la solución, si vendiera el Adobe Creative Suit, a 100K quien no la compraría!! pero no vale 1.2K Dolares. La verdad absurdo, y venderían mucho mas!!

        • si usted ganara el minimo y tiene que pagar estudios universitarios, vivienda, comida y transporte entenderia la situacion del estudiante promedio universitario, muchos nos vemos volcados a usar las versiones express de visual pero llega un momento en que ya no se puede usar (por que son versiones muy capadas) en def solo servirian para 1/4 del semestre, hay otras opciones para adquirir esos softwares por medio de conveniops, pero solo financian una parte y en otros casos las universidades imponene la herramienta pero no tiene convenio con las empresas.

          y no, no me parece raro pagar por usar un software, solo me parece raro que no se apoye completamente a los estudiantes para los estudios

          • Yo también fui estudiante de pregrado y no tuve necesidad de robar a nadie, hay bibliotecas, salas de cómputo y así.

            Para el crimen siempre hay excusas.

    • Pues ojalá que siendo gerente (como alguna vez dijo en algún comentario en una noticia sobre Red Hat) no sea el típico que quiere quedarse con parte del pastel de la empresa donde trabaja… perdón, se me olvidaba que alguien que se la pasa trolleando en enter co a duras penas debe vivir de arrimado donde los papás sin ninguna posibilidad de conseguir un trabajo

    • Pues ojalá que siendo «gerente» (como alguna vez dijo en algún comentario en una noticia sobre Red Hat) no sea el típico que quiere quedarse con parte del pastel de la empresa donde trabaja… perdón, se me olvidaba que alguien que se la pasa trolleando en enter-co a duras penas debe vivir de arrimado donde los papás sin ninguna posibilidad de conseguir un trabajo

    • Hahahahaha, pobre iluso.
      Lo que se reclama no es por la piratería, si no por los privilegios que le otorgaran a las compañías prestadoras de servicios para vulnerar nuestra privacidad…

    • claro como el niño se compro visual studio ultimate 2012 y el microsft sql server para los trabajos de programacion, como pago el visio 2012 para realizar el cronograma del proyecto de grado…. o pago por el paquete adobe y / o corel para realizar sus trabajos de diseño grafico o pago por autocad para realizar sus planos arquitectonicos….

      lamento decirle que no todos nacimos en una cama de ramas de limonal de oro ¬¬ asi que por que no te caes de ese arbol y aprendes a vivir la vida real… no todo el mundo tiene el poder adquisitivo para adquirir eso programas

      • Tal vez eres de las personas que con lo que has hecho en tu vida no has conseguido nada o muy poco por eso no sabes lo que es que te roben tu trabajo, así sea con un visual studio/adobe/corel pirateado al principio, para luego aprender a valorar el trabajo de las demás personas y más cuando uno trabaja en el mismo mundo del desarrollo de productos tecnológicos o digitales.

        Por otro lado como dice @facebook-1016836102:disqus se reclama es por otra cosa que la pirateria aunque esta también sea importante resaltar.

        • se eso, pero uno comenzando un estudio universitario en una institucion publica o el sena no se obtiene acceso facil a los programas, no todos pueden comprar un software de 1 millon de pesos apenas iniciando estudios universitarios, (muchas universidades lo que hacen es financiar pero hay muchos estudiantes que renuncian a un almuerzo para poder pagar sus estudios y salir adelante.) por mi parte estoy estudiando sistemas y se que no se puiede tener programas piratas (si llego a presentar un proyecto para vender en un programa pirateado nadie lo compraria) por eso espero poder terminar mi carrera, trabajar, reunir el dinero para pagar los programas y comenzar a producir software legal.

          pdt: lo que dije fue por que el señor verde le gusta pordebajear a las personas y no tiene en cuenta que a muchos nos toca sufrir para alcanzar nuestras metas, ademas de lo que dijo estaba fuera de lugar con lo del tema de la ley lleras

      • Sabe que me parece curioso, que se mencione que la gente esta «robandose» el trabajo de Microsoft, cuando sus antecedentes no son ningún secreto. jajajajjaja

      • Yo recuerdo que Lotus (Office de IBM), valía 50K y era mas complicado conseguirlo pirata que conseguirlo original! Esa si es la solución, si vendiera el Adobe Creative Suit, a 100K quien no la compraría!! pero no vale 1.2K Dolares. La verdad absurdo, y venderían mucho mas!!

        • si usted ganara el minimo y tiene que pagar estudios universitarios, vivienda, comida y transporte entenderia la situacion del estudiante promedio universitario, muchos nos vemos volcados a usar las versiones express de visual pero llega un momento en que ya no se puede usar (por que son versiones muy capadas) en def solo servirian para 1/4 del semestre, hay otras opciones para adquirir esos softwares por medio de conveniops, pero solo financian una parte y en otros casos las universidades imponene la herramienta pero no tiene convenio con las empresas.

          y no, no me parece raro pagar por usar un software, solo me parece raro que no se apoye completamente a los estudiantes para los estudios

          • Yo también fui estudiante de pregrado y no tuve necesidad de robar a nadie, hay bibliotecas, salas de cómputo y así.

            Para el crimen siempre hay excusas.

    • Pues ojalá que siendo gerente (como alguna vez dijo en algún comentario en una noticia sobre Red Hat) no sea el típico que quiere quedarse con parte del pastel de la empresa donde trabaja… perdón, se me olvidaba que alguien que se la pasa trolleando en enter co a duras penas debe vivir de arrimado donde los papás sin ninguna posibilidad de conseguir un trabajo

    • Pues ojalá que siendo «gerente» (como alguna vez dijo en algún comentario en una noticia sobre Red Hat) no sea el típico que quiere quedarse con parte del pastel de la empresa donde trabaja… perdón, se me olvidaba que alguien que se la pasa trolleando en enter-co a duras penas debe vivir de arrimado donde los papás sin ninguna posibilidad de conseguir un trabajo

  • Buen artículo, les sugiero más cuidado con la redacción.

    Y sí, el gran problema de estas leyes es que dan palos de ciego, no se sabe realmente las condiciones del pirata colombiano, yo he conocido gente que piratea porque no tienen tarjeta de crédito pese a que podrían pagar en efectivo. Por otro lado, los DRM draconianos son contraproducentes para los que venden contenidos; aún así los DRM llegaron para quedarse porque han funcionado. Piratear un juego de PC con DRM se volvió más difícil, y más difícil se volvió conseguir por Internet uno que funcione. Atrás ya quedó la época en que se reemplazaba el ejecutable con un simple crack más un serial.

    Por último, la piratería no es solo cuestión de ahorrarse unos pesos, es cuestión de ser solidarios con creadores de contenidos nacionales. Eso lo tienen claro en los países desarrollados, donde prevalece el debate ético a la hora de hablar de piratería.

    • De acuerdo con tu comentario. La llegada del DRM puede ser una solución en cuanto a propiedad digital, pero hoy en día ha sido mal implementada, y a la larga ha terminado perjudicando al usuario que adquiere legalmente una licencia protegida por este mecanismo, como pasó por ejemplo con la versión para PC de Prince of Persia (el que no pertenece a la saga de Sands of Time), o con un Assassin’s Creed (no recuerdo si era el 2) que requería que el juego estuviese conectado permanentemente a Internet sólo para validar la legalidad de la licencia; quienes burlaban esta protección, terminaban con una mejor experiencia que los propietarios legales, ya que no dependían de una conexión estable a Internet.

  • Buen artículo, les sugiero más cuidado con la redacción.

    Y sí, el gran problema de estas leyes es que dan palos de ciego, no se sabe realmente las condiciones del pirata colombiano, yo he conocido gente que piratea porque no tienen tarjeta de crédito pese a que podrían pagar en efectivo. Por otro lado, los DRM draconianos son contraproducentes para los que venden contenidos; aún así los DRM llegaron para quedarse porque han funcionado. Piratear un juego de PC con DRM se volvió más difícil, y más difícil se volvió conseguir por Internet uno que funcione. Atrás ya quedó la época en que se reemplazaba el ejecutable con un simple crack más un serial.

    Por último, la piratería no es solo cuestión de ahorrarse unos pesos, es cuestión de ser solidarios con creadores de contenidos nacionales. Eso lo tienen claro en los países desarrollados, donde prevalece el debate ético a la hora de hablar de piratería.

    • De acuerdo con tu comentario. La llegada del DRM puede ser una solución en cuanto a propiedad digital, pero hoy en día ha sido mal implementada, y a la larga ha terminado perjudicando al usuario que adquiere legalmente una licencia protegida por este mecanismo, como pasó por ejemplo con la versión para PC de un Assassin’s Creed (no recuerdo si era el 2) que requería que el juego estuviese conectado permanentemente a Internet sólo para validar la legalidad de la licencia; quienes burlaban esta protección, terminaban con una mejor experiencia que los propietarios legales, ya que no dependían de una conexión estable a Internet.

  • Que buen articulo.

    Es un claro ejemplo de que se puede.

    Respecto al nuevo tramite, es claro que si otros países con tratados similares pudieron reformar dependiendo del contexto esas leyes, acá también podemos. Es un buen punto medio para ambos lados, ganan los autores de contenido y ganan los usuarios.

    Saludos

  • Esta ley se radica unicamente por preocupacion en no perjudicar estados unidos-TLC, primero se deberian preocupar en presentar una ley TLC que favoresca a nuestros campesinos productores de para arroz y otros productos, presentar una ley que favorezca nuestra manufactureras, nuestro perjuicio al gobierno no le importa, lo mas impresionante es que la chuzma colombiana cree que lleras es lo maximo.

  • Esta ley se radica unicamente por preocupacion en no perjudicar estados unidos-TLC, primero se deberian preocupar en presentar una ley TLC que favoresca a nuestros campesinos productores de para arroz y otros productos, presentar una ley que favorezca nuestra manufactureras, nuestro perjuicio al gobierno no le importa, lo mas impresionante es que la chuzma colombiana cree que lleras es lo maximo.

  • Los Activistas son los que saben del tema, por eso se oponen a la posible censura de la red si aprueban leyes que no están claras, a aquellos que solo ven la palabra «piratas» y empiezan a hablar sin saber del tema, aquí lo que indigna es la manera como gente que no sabe de eso aprueba proyectos de ley solo por que eso es lo que les dicen que hagan, sin conocer que alcances pueden tener.

    Vean el canal del senador Camilo Romero en Youtube y vean como ha sido el «debate» y lo indignante que es que se expliquen las razones por las cuales este tipo de leyes lo que hace es mas mal que bien y a estos viejos ignorantes en el tema les importe poco y se las pasen por la faja.

    Por cierto, es muy raro que siendo el senador Camilo Romero uno de los principales opositores a este tipo de leyes que buscan perjuicios para los usuarios y el cual ha dado a conocer los aspectos técnicos que tendrían que tener en cuanta para poder aplicar la ley y otras cosas, no sea siquiera mencionado en el articulo, muy malo.

  • Los Activistas son los que saben del tema, por eso se oponen a la posible censura de la red si aprueban leyes que no están claras, a aquellos que solo ven la palabra «piratas» y empiezan a hablar sin saber del tema, aquí lo que indigna es la manera como gente que no sabe de eso aprueba proyectos de ley solo por que eso es lo que les dicen que hagan, sin conocer que alcances pueden tener.

    Vean el canal del senador Camilo Romero en Youtube y vean como ha sido el «debate» y lo indignante que es que se expliquen las razones por las cuales este tipo de leyes lo que hace es mas mal que bien y a estos viejos ignorantes en el tema les importe poco y se las pasen por la faja.

    Por cierto, es muy raro que siendo el senador Camilo Romero uno de los principales opositores a este tipo de leyes que buscan perjuicios para los usuarios y el cual ha dado a conocer los aspectos técnicos que tendrían que tener en cuanta para poder aplicar la ley y otras cosas, no sea siquiera mencionado en el articulo, muy malo.

  • Cuando no existía internet, recuerdo que tenia un cassete en el radio para cuando sonara mi canción prefería la grababa. Sera que eso es ilegal? Recuerdo también, existía Lotus (El office de IBM), y recuerdo que valía 50K, era mucho mas complicado conseguirlo pirata que comprarlo original! Y fue una forma simple de IBM para evitar la piratería de ese Software. Existen formas de eliminar la «piratería»!

    La verdad, me encanta lo que dice NetFix y lo que dice Gustavo Palacio. Es verdad yo deje de comprar películas piratas o descargar cine atravez de internet, cuando compre NetFix. Claro 14K que vale la suscripción! Seamos sinceros, lo que necesitamos es apoyar la industria, pero no enviar a nadie a la cárcel y ni mucho menos colocar multas de 2 Millones de dolares.

    La cosa no es concienciar, si no construir sistemas en los cuales sea legales y de fácil acceso! Un ejemplo es NetFix, la verdad sale mas barato que comprar cine pirata. No importa, que se pueda descargar cine, musica o imágenes atravez de internet, pero realmente el problema es de acceso. Por que si todos estuviésemos acceso, a todo ese material, se elimina la «piratería».

    El problema de piratería, realmente es un problema de acceso al contenido. Eso quiere decir que existen piratas es por dos motivos. El contenido es extremadamente
    1.- Costoso (El caso de Windows).
    2.- Difícil de conseguirlo (Caso del cine colombiano)

    La piratería intenta solucionar, ambos problemas. Pero si el Gob y la industria, se preocupa en solucionar ambos problemas, se elimina automáticamente la piratería. Ejemplo si vendieran Windows a 20K, hasta yo lo compraría!!!

    Problema resuelto!! Y excelente articulo!!!

    • Netflix*
      Y el problema de netflix no es que no sea accequible, es el catalogo que manejan, que practicamente es el mismo que maneja RCN gratis cuando tienen que poner peliculas, no tiene variedad, ni esta actualizado. Yo soy uno de los que pago por cosas, aplicaciones entre otros, si tengo la alternativa, pero aqui en Colombia no la hay, y mucho del contenido que consumo, no es de este pais ni es facil conseguirlo legalmente, por lo que la «mejor» alternativa es piratearlo, conseguirlo por torrent o algun otro sitio.

      • El catálogo de Netflix es una broma, por requerimientos de la propia industria hay mucho software que se vende a precios ridículos por ejemplo cualquier pieza de software de Adobe, que si bien es software especializado la gente que lo usa por sólo algunas funciones o «de modo casual» es tremendo. Todos ellos son clientes potenciales que la compañía pierde por su estúpido umbral de entrada (el precio), hay cambios de modelo de negocio en cierto modo, por ejemplo «Creative Cloud» que corta el precio de entrada lo suficiente para hacer atractivo el tomar el modelo de subscripción.

        ¿Pero qué pasa al final? En Adobe imponen una series de limitaciones regionales (esto es lo que pasa cuando los abogados mandan). ¿En el siglo XXI, en el amanecer de «la nube», en un momento crítico donde el acceso a Internet está penetrando áreas extensas del planeta? ¿Cuál es el resultado final? No puedo comprar la suscripción porque estoy en Colombia, torrents y nos hablamos Adobe hasta que de verdad implementen un modelo de negocio coherente con el momento que vivimos 🙂

        Volviendo al caso de Netflix, el catálogo está restringido exactamente por el mismo motivo que el de Adobe, abogados. Nuevamente el que pierde no soy yo…

      • Pido disculpas, por equivocarme.

        No, mira se que existe una gran cantidad de Cine, en NetFlix. Cosa, que no vas a encontrar cine tal como «La novia del monstruo» o «Plan 9 del espacio exterior». Pero si ahy una gran cantidad, y muy interesante de hecho, el típico que dicen es «Es que no encuentro nada», y es por el hecho que existe tanto cine allí montado, que buscarlo se vuelve complejo. Y mas si uno no es un gran cineofilo (No se si lo escribí bien).

        Pero si tienes toda la razón, existe mucho contendió muy complicado de conseguir aquí.

  • Cuando no existía internet, recuerdo que tenia un cassete en el radio para cuando sonara mi canción prefería la grababa. Sera que eso es ilegal? Recuerdo también, existía Lotus (El office de IBM), y recuerdo que valía 50K, era mucho mas complicado conseguirlo pirata que comprarlo original! Y fue una forma simple de IBM para evitar la piratería de ese Software. Existen formas de eliminar la «piratería»!

    La verdad, me encanta lo que dice NetFix y lo que dice Gustavo Palacio. Es verdad yo deje de comprar películas piratas o descargar cine atravez de internet, cuando compre NetFix. Claro 14K que vale la suscripción! Seamos sinceros, lo que necesitamos es apoyar la industria, pero no enviar a nadie a la cárcel y ni mucho menos colocar multas de 2 Millones de dolares.

    La cosa no es concienciar, si no construir sistemas en los cuales sea legales y de fácil acceso! Un ejemplo es NetFix, la verdad sale mas barato que comprar cine pirata. No importa, que se pueda descargar cine, musica o imágenes atravez de internet, pero realmente el problema es de acceso. Por que si todos estuviésemos acceso, a todo ese material, se elimina la «piratería».

    El problema de piratería, realmente es un problema de acceso al contenido. Eso quiere decir que existen piratas es por dos motivos. El contenido es extremadamente
    1.- Costoso (El caso de Windows).
    2.- Difícil de conseguirlo (Caso del cine colombiano)

    La piratería intenta solucionar, ambos problemas. Pero si el Gob y la industria, se preocupa en solucionar ambos problemas, se elimina automáticamente la piratería. Ejemplo si vendieran Windows a 20K, hasta yo lo compraría!!!

    Problema resuelto!! Y excelente articulo!!!

    • Netflix*
      Y el problema de netflix no es que no sea accequible, es el catalogo que manejan, que practicamente es el mismo que maneja RCN gratis cuando tienen que poner peliculas, no tiene variedad, ni esta actualizado. Yo soy uno de los que pago por cosas, aplicaciones entre otros, si tengo la alternativa, pero aqui en Colombia no la hay, y mucho del contenido que consumo, no es de este pais ni es facil conseguirlo legalmente, por lo que la «mejor» alternativa es piratearlo, conseguirlo por torrent o algun otro sitio.

      • El catálogo de Netflix es una broma, por requerimientos de la propia industria hay mucho software que se vende a precios ridículos por ejemplo cualquier pieza de software de Adobe, que si bien es software especializado la gente que lo usa por sólo algunas funciones o «de modo casual» es tremendo. Todos ellos son clientes potenciales que la compañía pierde por su estúpido umbral de entrada (el precio), hay cambios de modelo de negocio en cierto modo, por ejemplo «Creative Cloud» que corta el precio de entrada lo suficiente para hacer atractivo el tomar el modelo de subscripción.

        ¿Pero qué pasa al final? En Adobe imponen una series de limitaciones regionales (esto es lo que pasa cuando los abogados mandan). ¿En el siglo XXI, en el amanecer de «la nube», en un momento crítico donde el acceso a Internet está penetrando áreas extensas del planeta? ¿Cuál es el resultado final? No puedo comprar la suscripción porque estoy en Colombia, torrents y nos hablamos Adobe hasta que de verdad implementen un modelo de negocio coherente con el momento que vivimos 🙂

        Volviendo al caso de Netflix, el catálogo está restringido exactamente por el mismo motivo que el de Adobe, abogados. Nuevamente el que pierde no soy yo…

      • Pido disculpas, por equivocarme.

        No, mira se que existe una gran cantidad de Cine, en NetFlix. Cosa, que no vas a encontrar cine tal como «La novia del monstruo» o «Plan 9 del espacio exterior». Pero si ahy una gran cantidad, y muy interesante de hecho, el típico que dicen es «Es que no encuentro nada», y es por el hecho que existe tanto cine allí montado, que buscarlo se vuelve complejo. Y mas si uno no es un gran cineofilo (No se si lo escribí bien).

        Pero si tienes toda la razón, existe mucho contendió muy complicado de conseguir aquí.

    • De hecho la primera parte de la grabacion del casete por la radio cuando la pasaba SI ERA ILEGAL EN MUCHO PAISES pero no en colombia ya que todavia eramos muy lacayos y paralelos a este tipo de temas.

Archivos