Tiro al aire: En defensa de Twitter

A pesar de estar enfrentando varios problemas, Twitter se niega a morir.

Opinión ENTER.CO

A pesar de que la acción está tocando mínimos históricos un día sí y el otro también, a pesar de que algunos directivos están abandonando el barco, a pesar de que está haciendo tantas cosas con su producto que no parece tener claro para dónde va, y a pesar de que buena parte de la prensa ya se está preguntando si la debacle es cuestión de tiempo, creo que Twitter no está en llamas, ni va a colapsar de un momento a otro.

Twitter sigue siendo una bisagra vital en todo el ecosistema de contenidos digitales. Sigue siendo el lugar donde las cosas pasan: donde los presidentes hacen sus anuncios, donde se difunden primero las noticias de última hora, donde ocurren las conversaciones que luego vemos en la agenda de noticias. Hoy, buena parte del mundo no podría vivir sin él, y eso es exactamente lo contrario de un servicio condenado.

A pesar de estar enfrentando varios problemas, Twitter se niega a morir.
A pesar de estar enfrentando varios problemas, Twitter se niega a morir.

De hecho, la compañía sabe que ese es su fuerte. Tiene equipos que se dedican a ‘venderles’ Twitter a los gobiernos, a los políticos y a los medios. Sabe que si estas grandes voces usan el servicio como su altavoz, va a ser difícil escapar de él.

Claro: Twitter está lleno de problemas. Le cuesta mucho conseguir usuarios nuevos, lo que significa que está perdiendo terreno en un mercado que crece todos los días: cada vez más gente se conecta en internet. Y le cuesta porque, para alguien que nunca ha tuiteado, es difícil encontrarle el gusto.

Su evolución no ha seguido un camino planeado de antemano, sino que ha sido predefinida por sus usuarios, casi orgánicamente. Funcionalidades como los ‘hashtags’ o los retuits nacieron de la gente, y solo después Twitter desarrolló maneras de integrarlas en su producto. Eso hace que sea un poco como un club, con sus propias formas de hacer las cosas que a menudo la gente de afuera no entiende.

Se supone que la solución es, entonces, que Twitter tome el timón de su producto y haga que sea fácil de usar. Pero eso implica hacer cosas que no les gustan a los que estamos adentro: la reacción del cambio de estrellas por corazones fue virulenta, a pesar de que se supone –según la propia empresa– que los ‘likes’ les gustan más a los recién llegados. E imaginémonos la blasfemia que sería acabar con el límite de los 140 caracteres.

Parecería que, para atraer usuarios nuevos, Twitter debe enojar a los antiguos. Pero quizás ese es un falso dilema: la búsqueda de gente nueva tal vez no debería ser tan prioritaria.

En lugar de intentar ser otra cosa, Twitter tiene que ser mejor en lo que hace bien. Es decir: tiene que encontrar maneras de hacerse aún más necesario. De ser, cada vez más, el sitio donde ocurren las conversaciones que importan y en el que se difunden las noticias que nos afectan a todos. Si lo es, la gente llega. Quizás no en los niveles de Facebook o Instagram, pero llega.

Desahuciarlo porque no crece al ritmo que espera Wall Street es un error. Y desechar lo que lo ha convertido en lo que es hoy, también lo es. Quizás Twitter no pueda ser tan rentable como sus vecinos en el barrio de las redes sociales, pero es, al menos, tan relevante como cualquiera de ellos.

Jack Dorsey, su flamante consejero delegado, quizás deberá decidir entre las ambiciones de la bolsa y las particularidades de su producto. Ojalá que podamos seguir defendiendo a Twitter después de que lo haga.

Imagen: Ivelin Radkov (vía Shutterstock). 

‘Tiro al aire’ es mi columna mensual en la revista ENTER.CO 

José Luis Peñarredonda

José Luis Peñarredonda

Un día me preguntaron sobre mis intereses y no supe por dónde empezar. Decidí entonces ponerlos en orden y dibujé un diagrama de Venn para agruparlos a todos: Internet, cine, periodismo, literatura, narración, música, ciencia, fotografía, diseño, política, escritura, filosofía, creatividad... Me di cuenta de que en toda la mitad de ese diagrama, en el punto en el que todos estos círculos confluyen, está la tecnología. Eso me llevó a ENTER.CO. Estudié Periodismo y Filosofía en la U. del Rosario. PGP: http://bit.ly/1Us3JoT

View all posts

4 comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos