Si crees que puedes humillar a Liam Neeson, piénsalo 479 veces

Ten mucho cuidado cuando andes jugando videojuegos en línea. Saber, o si quiera imaginarse, quién está del otro lado es imposible. Por eso siempre en la red se un buen muchacho, o de lo contrario alguien (Liam Neeson) podría jurar venganza y darte una paliza que nunca olvidarás.

193 cms de pura rabia y artes marciales

Ya que Liam Neeson es uno de los héroes de acción del momento, los creativos del comercial lograron mostrar muy bien aquel tinte de venganza que el actor impone en sus filmes, y que aparentemente se necesita cuando una horda de guerreros enemigos aplasta tu pueblo en ‘Clash of Clans’.

Es bien gracioso cuando uno mira entrevistas en las que Neeson afirmaba que rechazaba el papel de James Bond porque no quería convertirse en un héroe de acción. En efecto, al gran Liam alguna vez el productor Albert R. Broccoli lo buscó para que fuera el 007. Pero es que por esos días -en los noventas- el actor irlandés buscaba papeles más serios como ‘Michael Collins‘ o ‘Schlinder’s List‘.

Tal vez esa etapa de actuaciones dramáticas ya la quemó. Ahora, su enfoque está más ligado a películas de acción tipo ‘Star Wars: Episode 1’, ‘Batman: Begins’, Clash of Titans’, ‘The A-Team’, y mi favorita, ‘Taken’.

¡WHERE IS MY DAUGHTER!?
¡WHERE IS MY DAUGHTER!?

Es que ‘Taken’, producido por Luc Besson, no es el filme de acción tradicional lleno de persecuciones y balaceras sin sentido. Aquí hay persecuciones y balaceras, obviamente, pero su carga de verosimilitud es bien alta debido a las penurias y el drama por las que el actor principal se ve sujeto.

Recuerdo mucho una línea del filme en la que el exagente de la CIA, Bryan Mills (Liam Neeson), le dice a un incompetente y corrupto policía ‘que de ser necesario derribaría la mismísima Torre Eiffel para salvar a su hija’ de los horrores del tráfico de mujeres en que ha caído. ¿Qué vaina tan brava, no?

Imagen: Captura de pantalla.

 

 

 

Juan Felipe Guerrero C.

Juan Felipe Guerrero C.

Mi alma máter es la Universidad de La Sabana. Allí me gradué de Comunicación Social y Periodismo. Soy un sujeto apasionado por la industria automotriz, la cinematográfica y la musical. Fervoroso admirador del Capitán Haddock, y eterno enamorado del Ford Mustang y de Cara Delevigne.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos