Se ha doblado el consumo de anime en los últimos 4 años

Anime

El mundo se ha vuelto más otaku en años recientes. Parrot Analytics, una firma de mercado, aseguró en un estudio que la cantidad de anime consumido se ha duplicado desde 2017. Pero este quizás no sea el dato más interesante de la información. De acuerdo con los datos obtenidos, la demanda por este tipo de contenido está superando a la oferta actual. Esto quiere decir que se está consumiendo mucho más anime del que se está produciendo.

Los datos de Parrot aseguran que 4.7 de la demanda de contenidos a nivel global fue de anime. Sin embargo, solo un 3.2 de las series producidas pertenecían a este tipo de servicios.

Los datos, por supuesto, solo tienen en cuenta los animes producidos en este periodo de tiempo. Pero uno de los valores de la animación japonesa está en los contenidos que ya fueron producidos. De hecho, de las series de temporada lo normal es que los fans selecciones solo algunas que se ajusten con sus gustos. Pero, al mismo tiempo, pueden ponerse al día con algún clásico o recomendación que hasta ahora está llegando a los servicios de streaming subtitulada.

La popularidad del anime se puede entender, como una de las consecuencias de la Internet. Antes de esto la mayoría de series japoneses se limitaban al mercado nipón, con lanzamientos esporádicos en occidente, pocas veces en el idioma original y limitadas a segmentos juveniles. Pero la llegada de los fansub y de plataformas (ilegales) para consumir este contenido abrieron las puertas al fenómeno de la animación japonesa.

Te puede interesar: Los animes recomendados de la temporada verano 2021

Plataformas como Netflix son la prueba del interés por contenido de anime. El servicio de streaming ha invertido una cantidad considerable de recursos en producir series de anime con su sello. Series como ‘Record of Ragnarok’ o ‘High Score Girl’ se han creado bajo el modelo de consumo y transmisión del servicio. Al mismo tiempo, Funimation y Crunchyroll se han expandido y han traído el negocio del consumo legal de anime, con la promesa de ver las series al mismo tiempo que el país nipón.

Aunque Parrot aseguró que la baja ‘oferta’ de anime representa una oportunidad para más animes, lo cierto es que una industria que ya está trabajando al tope. De hecho, la conversación actual de los fans no está en que se creen más animes, sino en que los estudios implanten políticas más humanas de trabajo. Basta ver la atención que se ha puesto en Mappa y otros estudios similares por las presiones y tiempos de producción para entender que, aunque los números digan una cosa, lo que la industria del anime menos necesita en estos momentos son más shows por temporada.

Imágenes:

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos