Después de 30 años, la tecnología de Blade Runner está muy cerca

El 16 de marzo de 1982 se estrenó una de las películas más importantes en la ciencia ficción, pues presentó elementos que en el momento eran un sueño y que ahora están más cerca de ser realidad.

Hoy se cumplen 30 años del lanzamiento de una de las películas consideradas como un clásico del cine, que marcó una gran influencia en géneros como el ciberpunk y el retrofuturismo, y que ha influido en el trabajo de grandes directores como Christopher Nolan, director de ‘Batman Inicia‘. Hablamos de ‘Blade Runner‘ (dirigida por Ridley Scott); una cinta que influenció a y fue influenciada por la tecnología.

Como contexto, ‘Blade Runner’ está basada en la novela  ‘¿Sueñan los androides con las ovejas eléctricas?‘, de Phillip K. Dick, y ocurre en un Los Ángeles de 2019, en el que existen seres creados con ingeniería genética en un mundo en el que la tecnología impacta la vida cotidiana.

En esta primera escena se pueden ver muchos de los elementos técnicos y tecnológicos que hacen a Blade Runner una leyenda de la ciencia ficción. Para tener 30 años sigue siendo una película con ideas tan visionarias que aún sorprenden. Por eso, presentamos algunos artefactos tecnológicos que aparecen en el filme y que ya en 2012 están cercanos a nuestra realidad.

Carros voladores o Spinner.

En la película, el sistema de transporte, y en especial los carros policiales, son llamados ‘Spinner’. Se podían conducir como un vehículo normal, pero también se comportaban como un jet de propulsión con despegue y aterrizaje vertical, conocido en inglés por sus siglas VTOL.

Estas naves fueron diseñadas para la película por Syd Mead, quien no usó el nombre de ‘aerodyne’ por accidente. Mead aclara que su diseño tiene tres motores: uno de combustión interna, uno a chorro y otro contra la gravedad.

El año pasado se presentó un prototipo muy similar de un carro volador de origen alemán, llamado ‘Carplane‘, el cual fue creado por aficionados a la aviación. Ha sido tan impactante que puso a pensar a las autoridades de Estados Unidos sobre este tipo de vehículos. Se espera que sea lanzado en 2015.

Test de empatía o Voight-Kampff.

En la película, esta prueba ficticia permitía distinguir entre un verdadero humano y un ‘replicante’ creado con ingeniería. La prueba funcionaba como un detector de mentiras, pero en lugar de concentrarse en falsedades usaba preguntas para generar respuestas empáticas en el sujeto y así descubrir si se trataba o no de un humano.

La prueba creada para la película se basa en un test similar a uno creado en 1950 (llamado Test de Turing) que se basa en la premisa de que si una máquina muestra muchos aspectos inteligentes, es porque debe serlo. Esto es importante en la película, pues uno de los mayores interrogantes es qué significa para los personajes ser humano.

Las técnicas para la detección de mentiras avanzaron lo suficiente hasta llegar a las imágenes de resonancia magnética funcional (FMRI, por su sigla en inglés), que permiten descubrir la mentira en el cerebro y la médula espinal. Esta tecnología está en desarrollo en este momento.

Señalización digital o la publicidad en pantalla gigante.

Una característica inolvidable de esa ciudad del futuro que mostró ‘Blade Runner’ fue la publicidad, que se veía en enormes pantallas incrustadas en edificios gigantescos. Fue uno de los efectos visuales más complejos de lograr en la película, pues tuvieron que poner pantallas de tubo de rayos catódicos -como las de los televisores del siglo XX- en modelos miniatura a escala. Así crearon la ciudad completa.

En aquel momento, las grandes pantallas eran de muy baja resolución y, aunque se buscó una evolución entre las década de los ochenta y los noventa, fue solo hasta la aparición de las pantallas de plasma que se pudo empezar a pensar en este tipo de tecnología para la publicidad.

Hammersmith en Londres tiene una de las pantallas LED para publicidad más impresionantes y costosas de la actualidad. Su precio es de 1 millón de libras (2.800 millones de pesos) y transmite anuncios en directo por medio de una red 3G.

Existen otras tecnologías que aparecen en la película, como compañeros robóticos o humanoides, identificación por medio de voz, criaturas con inteligencia artificial y armas inteligentes que prometen disparos certeros. Estos y otros detalles complementan la visión futurista de la película y hacen que Blade Runner no sea solo admirada por su historia, sino también por esa visión que renovó el género audiovisual.

Diana Luque Lavado

Diana Luque Lavado

Escribir me ha llevado por muchos lugares en la vida y ahora estoy escribiendo sobre tecnología, que no es un tema nuevo para mí. Mi vida digital comenzó con mi primer blog en 2006, he pasado por muchas redes y he tenido muchos nicknames.

La conclusión siempre es la misma: la tecnología está para hacernos la vida más fácil.
Acá espero poder hablar también de la motivación de mi vida, el audiovisual. Todos los avances tecnológicos han afectado no únicamente la forma de hacer cine, televisión o videos; también la forma de contar historias. Lo normal en un perfil es decir que estudié Cine en la Universidad Nacional de Colombia, soy guionista y que ahora estudio Literatura en la Universidad Javeriana. Pero prefiero que sepan que soy docente de corazón y que vivo mi vida con pasión. Eso se refleja desde mis escritos, pasa por las clases, y llega hasta Depeche Mode, The Big Bang Theory, Dexter y el té.

View all posts

1 comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos