Así terminó el manga de ‘Akame Ga Kill’

El pasado 22 de diciembre fue publicado el último capítulo del manga  de ‘Akame Ga Kill’, dando final a la sangrienta guerra de 6 años entre ‘Night Raid’ y el Imperio. Si fuiste uno de los que siguió el anime que se emitió en 2014, es posible que estés familiarizado con el final que presentó: una gran batalla en la capital, la aparición de la Teigu suprema, la pelea y caída de Esdeath y Akame como la única sobreviviente de Night Raid.

Pero, en caso de que no lo sepas,  Tetsuya Tashiro y Takahiro (los creadores del manga) también participaron en el anime. De ahí que muchos de los eventos y arcos del manga fueran casi idénticos a los que se presentaron en la serie. No obstante, hay algunas diferencias importantes que por completo cambian el final de ‘Akame Ga Kill’.

ADVERTENCIA: los spoilers están avisados, en caso de que quieras ponerte al día con el manga.

Spoiler Alert, acá sí que te vas a enterar de cosas que no quieres.
Spoiler Alert, acá sí que te vas a enterar de cosas que no quieres.

Tatsumi no muere:

'Akame Ga Kill'

Una de las mayores diferencias con el anime de ‘Akame Ga Kill’ es una trama que comienza a desarrollarse alrededor de la Teigu Incursio. Después de su batalla contra Esdeath y el Gran General Budou, Tatsumi adquiere la capacidad de mejorar su poder a un gran costo: poco a poco comienza a fusionarse con la armadura. En la batalla final, con el objetivo de poder derrotar la Teigu Suprema, Tatsumi usa el máximo de poder de Incursio, perdiendo el control y transformándose en el dragon Tyrant.

Cuando el final de nuestro protagonista parece seguro Akame (haciendo uso de un Deus Ex Machina sin precedentes en la serie) ‘mata’ el  alma del dragón, permitiendo que la conciencia de Tatsumi permanezca en el cuerpo de la bestia, salvándole la vida. Lo que nos lleva a…

Él y Mine viven felices después de la guerra:

'Akame Ga Kill'

Mine es otro de los personajes que sobrevive el manga. Después de su batalla contra el Gran General Budou no muere, sino que el sobre uso de su Teigu la deja en un estado vegetal.

Otra diferencia importante es que en el manga de ‘Akame Ga Kill’ su relación con Tatsumi es mucho más clara. Mine y Tatsumi son un pareja y no tienen problemas en demostrar que están enamorados a otros miembros del grupo. Después de la guerra la conciencia de Mine regresa y se revela también que está embarazada de un hijo de Tatsumi. Juntos se retiran para vivir lejos de la civilización.

La muerte del ministro Honest

'Akame Ga Kill'

Uno de los puntos que nunca convencieron del todo en el anime de ‘Akame Ga Kill’ fue la muerte del villano principal. Pese a ser uno de los seres más despreciables y sanguinarios de ese universo la muerte de Honest careció de impacto y un poco de justicia para sus víctimas. El manga se aseguró de compensar esto.

Leone es quien se encarga de derrotar al ministro (al igual que en el anime ella resulta herida de gravedad y muere poco después), quien resulta siendo no solo un luchador competente, sino que también tiene un cuerpo capaz de soportar grandes cantidades de daño. Mientras huye del castillo es emboscado por ella quien, después de perforar su estómago, lo deja a merced de los soldados revolucionarios. Como castigo y sentencia se decide que, mientras aún está con vida, cada persona le corte un pedazo de  su cuerpo en compensación.

Wave y Kurome:

'Akame Ga Kill'

También sobreviven, aunque sí hay una batalla ‘final’ entre Akame y Kurome, Wave (quien arcos atrás comienza a desarrollar sentimientos por Kurome y ha dudar su papel como soldado leal del Imperio) se encarga de interrumpir la pelea entre las hermanas y escapa con Kurome en busca de algún tratamiento que pueda curar los efectos de las drogas, al tiempo que la aleja del ciclo de matanzas al que se ha visto expuesta.

Las secuelas de sus batallas (físicas y mentales) dejan a ambos incapacitados para combatir de nuevo. También hay una escena en la que podemos ver que la relación entre Akame y Kurome ha regresado a la normalidad.

Imágenes: toma de pantalla ENTER.CO

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

Ver todos los posts

7 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos