‘Winter on Fire’: el documental de Netflix para entender la visión pro europea en Ucrania

Ucrania está anclada entre Polonia y Rusia, lo que la convierte el puente entre oriente y occidente. Su ubicación geográfica, que la une al sur con el Mar Negro, la ha obligado a convivir entre la tensión de dos sistemas económicos y políticos radicalmente diferentes: por un lado, uno que, en cabeza de la Unión Europea, simboliza la apertura a las dinámicas globalizadas; y por el otro, el sistema Ruso, en donde Vladimir Putin parece insistir en un modelo de Estado en donde prime la idea de una nación étnica sobre la de una nación cívica, tal y como sucedía en los tiempos de la extinta Unión Soviética o de la Alemania Nazi.

Lo cierto es que Ucrania, aunque es multiétnica, comparte raíces con Rusia: desde el siglo XVIII ha sido un objetivo de conquista para el gigante asiático; en ciertas partes del país se habla ruso, pues la historia de ambos está emparentada con los pueblos eslavos; y por esos vínculos históricos y culturales hizo parte también de la URSS hasta 1991, cuando la potencia se desintegró, dando fin a la llamada amenaza comunista.

Desde entonces Ucrania ha tenido sistemas políticos híbridos que dejan ver su influencia occidental y su herencia oriental, lo cual ha creado algunas divisiones en los ciudadanos que se sienten más afín con los valores europeos que con los rusos, y viceversa.

‘Winter on Fire: Ukraine’s Fight for Freedom’, es un documental de Netflix que explica esa parte del conflicto entre los dos países, que ha llevado a Ucrania a vivir convulsiones internas por cuenta de las políticas que buscan acercarla más a Rusia que a Europa, aún cuando el Comité Estatal de Estadística de Ucrania estima que, de 43 millones de ciudadanos ucranianos, solo 8,5 millones viven en zonas pro-rusas.

Te puede interesar: 10 cuentas para informarse sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania

La producción, dirigida por el cineasta Evgeny Afineevsky, narra los sucesos que iniciaron en Kiev el 21 de noviembre del 2013 cuando se canceló la firma de la integración de Ucrania a la Unión Europea, aún cuando el primer ministro Viktor Yanukovich había prometido sellar el acuerdo.

El conflicto interno, que indignó a buena parte de la población cuando se reveló que Yanukovich (que terminó exiliado en Rusia) negociaba con Putin de espaldas al país, duró tres meses, hasta que a finales de febrero de 2014, luego de más de 90 días de protestas y más de 150 muertos a manos de la fuerza policial estatal, finalmente el parlamento ucraniano aceptó votar por la aceleración de elecciones y accedió a firmar la asociación política del país con la Unión Europea.

La aparente victoria, hizo que Rusia respondiera anexándose forzadamente la península de Crimea (acto que aún en día hoy se condena) y que además se iniciara una nueva lucha de ocho años, en donde el triunfo del sentir pro-europeo terminó desencadenado una escalada rusa por la «liberación» del este ucraniano, que hasta 2021 ha costado la vida de 14.000 personas de las zonas separatistas pro-rusas. Estas han muerto defendiendo bien sea la soberanía de Ucrania o el apoyo ruso, en ciudades como Donetsk y Lugansk, en donde parte de la población es reacia al acercamiento de Ucrania con occidente.

 

Imágenes: Netflix

Andrea Mercado

Andrea Mercado

Por los libros y la escritura me volví periodista, y por la música, locutora. Conversadora profesional. Curiosa, analítica y apasionada por la ciencia, la educación y la cultura. Pianista y pintora en mis tiempos libres. Graduada de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad Pontificia Bolivariana. He publicado en Vivir en El Poblado, Rockal.co, Hora 13 Noticias y La X Medellín.

View all posts

1 comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos