La de los tablets, una guerra anunciada que no ha empezado

El diseño exterior en la parte de atrás también cambió. Imagen: Samsung.
¿Es posible que se repita el fenómeno de los reproductores musicales, una categoría en el que un solo fabricante domina más del 70% del mercado? Análisis.
El Galaxy Tab en su segunda generación es uno de los pocos dispositivos que por ahora le plantan cara al iPad 2. Imagen: Samsung.

A mediados de abril, las acciones de Research in Motion, RIM, alcanzaron su nivel más bajo en los últimos cinco meses. Fabricante de los populares Backberries, RIM es el último de los jugadores del negocio móvil en sumarse a lo que muchos llaman la ‘guerra de los tablets‘ con el lanzamiento del Playbook, un bonito dispositivo de 7 pulgadas que comenzó a venderse en abril en Estados Unidos y Canadá en versiones de 16, 32 y 64 gigas de almacenamiento y, por ahora, solo con conectividad Wi-Fi.

Pero a pesar de contar con nuevo sistema operativo, denominado QNX, que el fabricante canadiense espera llevar a sus teléfonos inteligentes en 2012 para remplazar al cada vez más criticado Blackberry OS, la mayoría de los analistas no pudo ocultar su decepción con un dispositivo que, a juicio de algunos, vino a sumarse a la ‘era del hardware beta’, esto es, la tendencia a lanzar productos sin finalizar, una lista en la que también se incluye el Xoom, de Motorola.

Lo que está en juego no es poco. Desde el lanzamiento del iPad, Apple ha vendido 25 millones de unidades que le generaron ingresos cercanos a los 15.000 millones de dólares en apenas un poco más de un año, convirtiéndose en algo así como el ‘rey de la movilidad’, es decir, no solo en el fabricante más rentable, sino también en el que más dinero percibe por la venta de celulares y tablets, desplazando a los jugadores más tradicionales del negocio.

Según Strategy Analitycs, en 2015 el mercado global de tablets podría ascender a unos 45.000 millones de dólares anuales, una suma superior a la que genera la mayoría de las categorías de la electrónica de consumo, con la excepción de los PC y televisores, aunque ambas se caracterizan por tener bajísimos niveles de rentabilidad, una situación típica de los mercados ‘comoditizados’ en los que el precio es el principal diferenciador y la razón que motiva a los compradores.

¿Es posible que se repita en el mundo de las tablets el fenómeno de los reproductores musicales, una categoría en la que un solo fabricante, Apple, domina más del 70% del mercado con su iPod?

Evidentemente, a pesar de la fría recepción que han tenido los principales competidores del iPad, hacer semejante afirmación puede resultar aventurado a estas alturas. Por ahora está claro, sin embargo, que, a diferencia de lo que ocurre en el mercado de los celulares inteligentes, en donde Android supera en volumen (aunque no en rentabilidad) a iOS, ‘guerra’ aún no ha habido.

En cambio, hay muchos fabricantes haciendo pruebas de ensayo y error en su intento de capturar una tajada de un mercado cada vez más apetecible, especialmente ahora que los netbooks comienzan a hacer implosión.

En palabras de Stephen Elop, CEO de Nokia, muy pronto habrá hasta 200 tablets en el mercado y un solo ganador, si las cosas siguen como ahora. “El reto que le he impuesto a mi equipo es trabajar duro para evitar convertirnos en el fabricante de la tablet número 201. Necesitamos una aproximación distinta, algo que nos pueda diferenciar de lo que ya está disponible en el mercado”, dijo Elop a Engadget.

Cómo diferenciarse sin fracasar en el intento, es la pregunta del millón. Un buen comienzo es contar con un sistema operativo o plataforma propia, algo que RIM está tratando de hacer con la adquisición de QNX, pero arrancar desde cero tiene una desventaja obvia: la falta de desarrolladores y de aplicaciones. Para resolver ese problema, RIM creó una especie de máquina virtual que le permite al Playbook ejecutar las aplicaciones de Android 2.3 (mejor conocido como Gingerbread), que evidentemente no están optimizadas y nadie sabe cómo funcionarán. Adicionalmente ha prometido un cliente para el correo electrónico, pues tal como fue lanzado necesita conectarse a un Blackberry para poder recibir los correos. No está claro, sin embargo, que RIM vaya a ofrecer su popular servicio de mesajería en una próxima actualización del software.

Por ahora, aunque no hay números ciertos para evaluar el desempeño del Playbook en el mercado, los voceros de RIM insisten en que las cosas van según lo planeado, algo que solo podremos conocer a ciencia cierta en junio, cuando la firma canadiense revele los números de ventas del trimestre anterior.

Esta es una mirada a los rivales más visibles del iPad 2:

Motorola Xoom.

Motorola no solo es la creadora del celular moderno. En la guerra de los tablets ha sido uno de los competidores más agresivos, al señalar al iPad de ser un iPod grande y sin personalidad propia. A pesar de haberse convertido en un fabricante de hardware, en la medida en que ha depositado todas sus esperanzas en el sistema operativo Android para celulares y en Honeycomb, para tabletas, el CEO de la compañía, Sanjay Jha, dice que a la larga el software será el elemento decisivo.

Y aunque el Xoom solo está disponible desde febrero, la propia Motorola reveló que en lo corrido del año hasta marzo despachó al mercado unas 250.000 unidades, una cifra que en algunos cayó como un baldado de agua fría, pero que la compañía dijo que estaba en línea con lo proyectado, especialmente porque para los próximos meses prevé la introducción de nuevos modelos de diferentes tamaños, algo que aumenta la complejidad de su producción pero que puede gustarles a ciertos consumidores que consideran muy grande un tablet de 10 pulgadas.

Desde el punto de vista del hardware, es uno de los dispositivos más completos, con un procesador de dos núcleos, 1 GB de memoria RAM y una cámara de 5 megapíxeles. Fue además el primero en contar con la versión optimizada de Android, denominada Honeycomb. El gran pero es que el software todavía parece estar crudo en su desarrollo, por lo cual cuenta con muy pocas aplicaciones que, al final del día, son las que marcan la diferencia para el consumidor.

Samsung Galaxy Tab 2.

Tal como lo recordaba hace poco el diario Wall Street Journal, a pesar de ser el segundo fabricante mundial de celulares, Samsung entró relativamente tarde al mercado de los teléfonos inteligentes, la categoría reina en la actualidad no solo por ser la más rentable sino también porque allí es donde se están produciendo las principales innovaciones de la industria.

Samsung, que tiene la ventaja de ser una de las pocas firmas de la industria integrada verticalmente, fue una de las primeras en reaccionar al éxito del iPad introduciendo la Galaxy Tab, un tablet de 7 pulgadas que, aunque realmente funcionaba con la versión 2.2 de Android, logró despachar más de 2 millones de unidades desde su lanzamiento, en octubre del año pasado.

Y ahora llega el Galaxy Tab 2, que cuenta con el sistema operativo Honeycomb (aparentemente sin modificaciones por parte del fabricante coreano) y características muy similares a otras de la misma familia: un procesador de dos núcleos, 1 GB de RAM,  pantalla de 10,1 pulgadas y la capacidad de grabar videos en alta resolución, entre otras.

Según sus voceros, con esta nueva versión Samsung espera multiplicar por cinco el número de unidades vendidas de su antecesor, aunque al igual que sus competidores tiene el reto de multiplicar el número de aplicaciones disponibles que, en la actualidad, no superan el centenar.

HP TouchPad.

 

Si hay un jugador que se guarda un as bajo la manga es Hewlett Packard con el TouchPad, que aunque todavía no está disponible ni se conoce su precio de introducción, cuenta con una ventaja competitiva al menos sobre el papel: un sistema operativo muy interesante heredado de Palm, en medio de un panorama cada vez más homogeinizado por el éxito indudable de Google en masificar Android en el terreno de los dispositivos móviles.

Su talón de Aquiles es el poco éxito que tuvo Palm para atraer a los desarrolladores de aplicaciones a WebOS, como se denomina este sistema operativo.

Pero tal como lo ha dejado el claro el CEO de HP, Leo Apotheker, uno de sus retos es reinventar a la firma haciéndola relevante en el negocio de la movilidad: celulares inteligentes y tablets.

De hecho, Apotheker anunció que HP lanzará al mercado computadores con el sistema operativo WebOS, desarrollado por Palm, rompiendo el cordón umbilical que había ligado a la firma de Palo Alto con Microsoft y Windows. “Necesitamos crear una plataforma masiva”, subrayó el ejecutivo, cuyas intenciones son llevar WebOS al negocio de impresión, tal vez el más rentable de HP.

Notas relacionadas:

Narciso de la Hoz

Narciso de la Hoz

Empecé escribiendo sobre economía, negocios y finanzas, pero hace 10 años sucumbí al encanto de Internet y desde ese momento vivo conectado. Comunicador Social con estudios de posgrado en economía, en la Javeriana, y egresado del programa de Alta Gerencia de los Andes, me interesan los gadgets y la WEB 2.0. Y tal como lo anticipó el “Manifiesto Cluetrain”, en 1999, estoy convencido de que el verdadero poder de la Red no está en la tecnología sino en los cambios profundos que ésta acarrea en la manera en que la gente interactúa con las empresas y viceversa. En la actualidad, me desempeño como director editorial de la Revista Gerente.

Ver todos los posts

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Se les olvida un competidor muy importante, que esta entrando con muchísima fuerza, toshiba. Mañana lanza la preventa de su tablet Thrive con un precio inicial de 429 US, viene con android 3.1 camaras de 5 y 2 megapixeles… en fin muchas cosas muy positivas que incluso rebasan las capacidades de la segunda version del Galaxy Tab

Archivos