Pros y contras de Realidad Aumentada y Virtual en dispositivos médicos y tratamientos

realidad aumentadA MEDICINA

La Realidad Aumentada (AR) y la Realidad Virtual (VR) ayudan a optimizar dispositivos para servicios médicos, incluidos algunos propios de clínicas y hospitales. Sin embargo, según un informe de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), algunos pueden tener riesgos de usabilidad, entre otros factores. Este es el listado.

Según la FDA, la Realidad Aumentada y la Realidad Virtual (AR/VR) tienen el potencial de transformar la atención médica, brindando nuevos tipos de tratamientos y diagnósticos, y cambiando cómo y dónde se brinda la atención.

Para este potencial de diagnóstico y tratamiento, es fundamental su capacidad de ofrecer usos altamente inmersivos y realistas, adaptados para que sirvan remotamente y a una variedad de contextos clínicos. Los médicos, pacientes y cuidadores pueden utilizar AR/VR para prepararse o realizar ciertos tratamientos o procedimientos.

Definiendo cada una, la Realidad Aumentada (AR) es una experiencia ‘con zoom’ del mundo real con superposición o mezcla de imágenes digitales simuladas con la realidad, tal como se ve a través de una cámara o pantalla. Las imágenes digitales pueden interactuar con el entorno real, a menudo controlado por los usuarios. Esto a veces se denomina realidad mixta o fusionada.

La Realidad Virtual (VR) es una experiencia inmersiva del mundo virtual que puede requerir un auricular para reemplazar completamente la vista del entorno del usuario con un entorno virtual simulado e interactivo.

En tanto a dispositivos y tratamientos médicos que se valen de estas tecnologías se encuentran: un sistema AR que superpone imágenes médicas en un paciente durante una operación para ayudar a guiar la técnica del cirujano; un sistema de VR para tratar el trastorno de estrés postraumático en veteranos del ejército o una terapia de rehabilitación de VR que simula situaciones de la vida real para mejorar las funciones físicas de pacientes con una discapacidad asociada con un accidente cerebrovascular.

Te puede interesar: Lentes de contacto ‘tipo Terminator’ serían una realidad

La FDA ha revisado y autorizado la comercialización de un número cada vez mayor de dispositivos en muchos campos de la medicina, y espera. Además, la FDA se encarga de evaluar y proporcionar una lista de dispositivos médicos que incorporan AR/VR comercializados en los Estados Unidos, como un recurso para los usuarios.

Según la entidad, una de las ventajas de estos aparatos es que permiten a pacientes de comunidades socioeconómicamente vulnerables y desatendidas, como ancianos y discapacitados, acceder remotamente a los servicios de atención médica cuando en persona sería difícil. Esto podría hacer más probable que los pacientes completen sus tratamientos y regímenes de seguimiento.

Informe

Si hablamos de tipos de servicios y tratamientos en los que se utilizan Realidad Aumentada y Realidad Virtual se encuentran: diagnósticos y tratamientos pediátricos, el manejo del dolor, salud mental. desórdenes neurológicos, planificación de cirugías, procedimientos intraoperatorios, diagnósticos oftálmicos, telemedicina, atención virtual, postoperatorios y otras terapias de rehabilitación.

No obstante, la FDA hace algunas advertencias sobre los riesgos del uso de estos dispositivos; como dolor de cuello por el peso de los auriculares y también contraindicaciones del contenido y las imágenes que brindan las AR/VR. Se refiere a las imágenes de bajo contraste, errores de visualización como ubicación o profundidad de la anatomía, sobrecarga de información, mareos, fatiga o efectos en la visión.

Te puede interesar: Investigación federal a Musk: cientos de monos y ovejas serían maltratados por Neuralink

Posibles beneficios

– Aumentar el acceso a la atención médica necesaria cuando el acceso en persona sería difícil
– Mejorar la capacidad de los profesionales de la salud para prepararse para ciertos tratamientos.
– Satisfacer necesidades médicas insatisfechas
– Mitigar la ansiedad preoperatoria
– Hacer que los procedimientos sean menos invasivos
– Acelerar diagnósticos
– Permitir el cuidado autodirigido

Probables riesgos

– Ciberenfermedad
– Tensión de cabeza y cuello
– Riesgos de ciberseguridad
– Riesgos de privacidad
– Distracción en el quirófano
– Efectos de AR/VR en poblaciones pediátricas
– Empeoramiento de las disparidades en el diagnóstico y el tratamiento
– Efectos secundarios y/o riesgos desconocidos (particularmente en poblaciones vulnerables)

Según la entidad, su lista publicada no pretende ser un recurso exhaustivo o completo de dispositivos médicos que incorporan Realidad Aumentada y Realidad Virtual. Solo es una tabla de dispositivos médicos en todas las disciplinas médicas con descripciones resumidas y autorización de comercialización.

Imagen: metamorworks

Digna Irene Urrea

Digna Irene Urrea

Comunicadora social y periodista apasionada por las buenas historias, el periodismo literario y el lenguaje audiovisual. Aficionada a la tecnología, la ciencia y la historia.

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos