¿Merece la pena tener un televisor con inteligencia artificial?

La inteligencia artificial dejó de ser una utopía que solo veíamos en películas de ciencia ficción. Ahora es una realidad que se está tomando el mundo y está cambiando la forma en la que las personas consumen tecnología.

Como si se tratara de un cerebro humano, las redes neuronales de la inteligencia artificial aprende del comportamiento de los usuario para facilitar tareas sencillas, automatizándolas por medio de decisiones propias, lo que se traduce en un ahorro de tiempo y esfuerzo a las personas. También mejora la experiencia del usuario con tecnologías que usa habitualmente, como los personajes no jugables de los videojuegos, que ya se van pareciendo a los personajes de la serie animada ‘ReBoot’, que se transmitió entre 1994 y 2001 (sí, ya sé, estoy viejo).

Actualmente se llevan a cabo investigaciones y desarrollos para perfeccionar la inteligencia artificial de tal forma que puedan realizar tareas humanas incluso mejor que cualquier persona. Por eso hoy vemos una gran gama de aplicaciones para la inteligencia artificial, como en carros autónomos, en videojuegos, en diagnósticos médicos, en la industria y en juguetes, entre otros.

Los televisores ahora también piensan

Inteligencia artificial

Por supuesto, los televisores no podían ser la excepción y el año pasado Colombia recibía su primera gama de televisores con inteligencia artificial: los LG Signature TV W8, con pantalla OLED de resolución 4K UHD.

Sin embargo, seguro muchos de ustedes se preguntan si realmente merece la pena invertir en un televisor con inteligencia artificial, especialmente ahora que está en auge el uso de dispositivos como el Chromecast y el Google Home Mini que permiten controlar el televisor mediante comandos de voz, que mejoran la experiencia del usuario con sus contenidos audiovisuales.

Para responder la pregunta, hablamos con Catherin Ospina, gerente de mercadeo de televisión de LG, una de las marcas que está apostando más fuerte por el desarrollo de inteligencia artificial para los televisores, por medio de su sistema propio: LG ThinQ AI.

Un televisor con IA para no salir de la casa nunca

Inteligencia artificial

«La inteligencia artificial aplicada a los televisores tiene dos caminos por los cuales el consumidor puede ver los beneficios: la mejora de contenidos y la operatividad del televisor», señala Ospina.

«LG trabaja con Deep Learning, que es una metodología mediante la cual el procesador construye redes neuronales similares a las de los humanos para tomar decisiones, alimentado con información y una librería de audio e imágenes, que le permiten reconocer los contenidos y, de acuerdo a lo que reconoce, mejorarlos para entregar experiencias más reales», explica ella.

«El secreto está en el tipo de conexiones que hace [la inteligencia artificial] para tomar esas decisiones. La base por la que aprende es amplia y detallada. Lo complejo de la construcción de esa decisión garantiza mejoras notables en los contenidos», agrega.

«En la operatividad, el dispositivo tiene una interacción natural con el usuario, con lenguaje no robótico. Es decir, las personas no tiene que aprender comandos de voz para darle órdenes básicas al televisor, con inteligencia artificial el dispositivo entiende el contexto de lo que el usuario necesita. Por ejemplo, si la persona le dice: ‘no escucho’, el televisor subirá el volumen. Entonces, entiende el contexto y la necesidad, más allá de una orden, porque el procesador aprende de toda la información que se le da para una experiencia más fluida».

¿No es lo mismo que mi Chromecast con Home Mini?

Inteligencia artificial

Sobre la diferencia de un televisor con inteligencia artificial y uno conectado a un asistente, como el Google Home Mini, Ospina explica: «hay dos cosas que la gente tiende a confundir: una cosa es la inteligencia artificial y otra cosa son los asistentes operativos. Nuestra inteligencia artificial, ThinQ AI, a nivel global es compatible con asistentes como Google Assistant o Alexa y tiene sincronía con Siri. Cuando estos servicios se liberan, es cuando nuestra inteligencia artificial comienza a tomar decisiones de con qué asistente trabajar».

«Nosotros no tenemos un asistente que se llame ThinQ AI, pero, cuando le hablas al dispositivo, si tienes muchos asistentes conectados al mismo tiempo y le das una orden, como, por ejemplo, «agregar a mi lista de mercado leche y huevos», él va a elegir a Alexa para ejecutar la orden en vez de Google Assistant porque detecta y reconoce que Alexa es la que debe ejecutar esa orden. Nosotros tenemos un sistema de inteligencia artificial que empieza a entender contextos y necesidades y va ajustando, como parte del sistema de una casa inteligente», agrega Ospina.

La inteligencia artificial te pone la novela del mediodía

Inteligencia artificial

Por otro lado, como nos señaló Ospina, el televisor inteligente no está ligado solamente al contenido por streaming, como pasa con Chromecast o Roku, sino que también permite controlar el decodificador de la televisión por cable, sin que sea necesario que sea un elemento especial para que funcione con la inteligencia artificial y se puede hacer incluso con TDT, pero depende de la metadata del contenido.

«Si tú le dices: ‘La casa de papel’, él te va a mostrar todos los resultados: la serie en Netflix, un canal por cable que la transmita y videos en YouTube relacionados. La inteligencia hace un barrido de la información a la que tiene acceso y le muestra al usuario la oferta completa que encuentra», puntualiza Ospina.

Luego, ella añade que estuvieron haciendo pruebas con canales nacionales y, por medio de la metadata. «Le preguntamos ‘¿quién es este actor?’ Y, aunque no dijo quién es el actor, abrió el navegador, sin cerrar el programa, y mostró los resultados correspondientes a ese programa. Entonces, la inteligencia artificial busca en la metadata y empieza a dar soluciones con la información a la que tiene acceso para que el usuario tome decisiones».

Ospina aclara, además, que con un televisor con inteligencia artificial no es necesario conectar dispositivos como Chromecast, Roku o Apple TV, porque el sistema operativo de los televisores LG, WebOS, permite duplicar y transmitir la pantalla o el contenido desde un celular o dispositivos con Android y Apple OS.

Ajá, todo muy lindo, pero ¿cuántos años tengo que ahorrar para comprar uno?

Inteligencia artificial

Sabemos que todo lo dicho hasta ahora por Ospina suena maravilloso, pero seguramente estás pensando que un televisor con inteligencia artificial costará tanto dinero que solo los primeros 10 en la lista de Forbes de los 10 seres humanos más adinerados del planeta lo pueden adquirir.

Al respecto le preguntamos a Ospina y nos contó que, si bien en el mercado hay un televisor que tiene un precio de 40 millones de pesos, al que ella denomina la joya de la corona (precisamente el LG Signature TV W8 que mencionamos en los primeros párrafos), también hay Oled de 55 pulgadas de 3’400.000 pesos.

Ospina agrega, además, que todo el portafolio 2019 de los televisores LG tiene inteligencia artificial, en diferentes tamaños y tipos de pantalla. Esto solo quiere decir que la tecnología nos atropella de tal forma que es casi imposible escaparse de un televisor con inteligencia artificial y es mejor que te vayas despidiendo del cochinito de los ahorros (sí, es doloroso, pero a veces hay que hacerlo. Además, el cochinito ni tiene inteligencia artificial).

Imágenes: LG

Fernando Mejía

Fernando Mejía

Quise ser músico, cineasta, astronauta, científico y poeta, cuando supe que solo me alcanzaba para la última, me hice periodista en el Externado para al menos escribir de todo eso y no defraudar al niño que fui.

Ver todos los posts

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos