Evaluación: MacBook Pro 2020

MacBook Pro 2020

El nuevo MacBook Pro (2020) es el encargado de demostrar que cuando Apple decide hacer un cambio, lo hace porque sabe que será un éxito. Este computador personal es el primero en tener los primeros procesadores creados por la compañía, los M1, y la promesa de que aquellos que usamos MacBook para trabajos creativos sentiríamos de manera definitiva las mejoras en el rendimiento.

MacBook Pro 2020

Apple hace más de cinco años no cambia el diseño de sus computadores portátiles, por lo que no hay muchas diferencias entre el modelo del 2019 y del 2020. Sin embargo, hay un cambio que es importante resaltar y es el teclado. La empresa, por fin, decidió abandonar el tan criticado teclado mariposa y, honestamente, será un punto a favor para tomar la decisión de cambiar de equipo. 

Otra duda que puede surgir al momento de decidirse por el nuevo MacBook Pro es el ajuste que tienen que hacer los desarrolladores de las aplicaciones para que funcionen con el nuevo procesador, y muchos de ellos ya lo han hecho, por lo que los programas correrán de manera fluida. Para los que no, el emulador Rosetta 2 hace que corran prácticamente a la perfección. 

Llevo un mes utilizando el MacBook Pro de 13″ con el procesador M1, sí le más reciente de Apple, y la experiencia ha sido buena; especialmente, porque el computador no para de sorprenderme con su velocidad y rendimiento al llevar a cabo multitareas. Esto es lo más importante que he encontrado:

Una experiencia Pro

Empecemos por lo más importante, la experiencia. Yo tengo el MacBook Pro 2019, la experiencia con ese computador ha sido una constante desilusión, honestamente esperaba más teniendo en cuenta que venía de un MacBook Pro del 2013. Con el modelo del 2019, al abrir cinco pestañas de Chrome, se calienta al tacto y los vecinos pueden escuchar el ventilador. Por lo que es una grata sorpresa ver que esto fue arreglado en el modelo del 2020. La velocidad para configurarlo cuando se prende por primera vez y la agilidad y silencio son más que bienvenidos.

MacBook Pro 2019 y 2020
MacBook Pro 2020 y MacBook Pro 2019.

Otro cambio es que la pantalla ya no se mancha tan fácilmente, el modelo del 2019 parece atraer cualquier mota en 5 kilómetros a la redonda y las marcas de toques accidentales son muy difíciles de ignorar.  Como el diseño no cambia hace un tiempo, seguimos teniendo bordes que en otras marcas ya han desaparecido para darle más espacio a la pantalla.

Los desarrolladores han encontrado más maneras de sacarle provecho a la TouchBar, y aunque aún no es un elemento indispensable, para las personas que se toman el tiempo de personalizarla se convierte en un adicional importante; además ahora la tecla de ESC es física, lo que lo hace mucho más fácil algunas tareas que antes implicaban varios pasos. En cuanto al teclado, la nueva experiencia solo puedo explicarla como muy similar a la de los computadores Windows. Y sí es importante resaltarlo varias veces porque mejora mucho la calidad y comodidad al momento de escribir y en la confianza al momento de decidir hacer un cambio.

Teclado MacBook Pro 2020

Por su parte, el procesador M1 de Apple cumple su promesa, la experiencia en todos los programas es silenciosa y ágil. Por ejemplo, 20 pestañas de YouTube reproduciéndose al mismo tiempo y el computador no se recalienta o bloquea y el ventilador no se activa. Para aquellos que hacen edición de video, logré exportar dos veces un video 4K de 30 minutos en 15 minutos y el ventilador a penas se sintió (en mi computador del 2019 la espera fue entre 45 minutos y una hora). De nuevo, lo silencioso y rápido que es todo me sorprende porque tengo computador que me recuerda a las neveras de los años 70. Además, mientras renderizaba la segunda vez pude hacer otras cosas sin que el computador se volviera completamente obsoleto por la tarea que estaba ejecutando en segundo plano.

Para las personas que les preocupa el cambio de procesador y si las aplicaciones ya hicieron el cambio para poderlas usar, muchas de ellas aún funcionan con Rosetta 2, el emulador. En el caso de los programas de Adobe corre perfectamente. Para los que usan otro tipo de software el sitio ‘Is Apple Silicon Ready‘ puede ayudarles con la duda de si ya corre o no con el nuevo procesador.

¿Descargar aplicaciones de iPhone y iPad en el MacBook Pro?

Otra de las propuestas de Apple es que con el nuevo procesador podemos usar aplicaciones que son exclusivas del iPhone y del iPad en el MacBook Pro. Aunque aún no le he encontrado utilidad, descargue algunas para probarlo. Advertencia, no todas funcionan o se ven cómo se supone que deben hacerlo, pero de 10 que probé solo tres no funcionaron correctamente. En una, el diseño no funcionaba, en las otras dos no había botón para pasar la siguiente ventana o simplemente no funcionaba.

MacBook Pro 2020
Aplicación de iPhone al abrirla en el MacBook Pro 2020.
MacBook Pro 2020
Algunos de los errores que salen en la descarga de aplicaciones de iPhone y iPad.

Para ser justa, las siete aplicaciones que sí funcionaron lo hicieron perfectamente. Claramente, habrá algunas tareas para las que esta funcionalidad está diseñada explícitamente.

No todo puede ser perfecto

MacBook Pro 2020

A pesar de la gran experiencia que se tiene con el MacBook Pro, aún hay algunos errores que pueden mejorarse. Uno de ellos es que, debido al cambio del procesador, solo admite una pantalla extra, yo trabajo con dos por lo que sí sentí el golpe. Al leer en diferentes foros y artículos en Internet es un problema que probablemente no se solucionará con software; por lo que, si su trabajo necesita sí o sí la doble pantalla, es recomendable seguir comprando la versión del MacBook Pro con el procesador de Intel.

Para los que esperan horas y horas de batería, mejor empaquen el cable a todas partes. En tareas como escribir, enviar correos, revisar y publicar en redes el computador responde muy bien y entre carga y carga más o menos conté un día y medio. Pero para edición de videos y fotos –teniendo en cuenta que mientras renderizaba, hacía otras cosas aquí y allá– y juegos como ‘Call Of War’, la batería me duró entre ocho y diez horas, lo que no está para nada mal, pero si no está seguro de qué tanto vas a usar el computador, es mejor llevar el cable.

Imágenes: ENTER.CO. 

Diana Arias

Diana Arias

Soy comunicadora social de la Pontificia Universidad Javeriana, con énfasis en Producción multimedia y Periodismo, y Lingüista de la Universidad Nacional. Actualmente, estoy haciendo la especialización en economía de la Javeriana.

Ver todos los posts

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Hola Natalia, me gusto mucho tu artículo! Y me identifico con lo de la duración de la batería; mira que es curioso que entre los factores que he descubierto que la hacen durar menos están: el uso intensivo de «Meet» en Chrome o safari y especialmente el uso de una pantalla externa. Como dato curioso creo que este último factor se debe más a hardware que a software, es decir, la segunda pantalla en procesamiento no consume mucha energía; pero, pareciera que al usar el mismo puerto de carga, existe una fuga de energía al monitor… si en la noche lo pones a descansar, al otro día te darás cuenta que cuando tiene conectada la pantalla el nivel de batería se reduce más que cuando no la dejas conectada 😮

Archivos