Los servicios deberían convertirse en el nuevo foco de Apple

Apple
¿Tendrá Apple que cambiar de juego=

 

Apple
¿Tendrá Apple que cambiar de juego y pensar en servicios?

Aunque Apple es un imperio sin igual en este momento, la bola de cristal dice que viene un poco de turbulencia. El ‘Drogon’ de Apple, su gran arma de batalla, ha perdido un poco de músculo. Si no son fanáticos de ‘Game of Thrones’, estoy hablando el iPhone, que es responsable de casi el 60% de los ingresos de Apple. Siendo un producto tan popular, el teléfono inteligente de Cupertino ha saturado casi todos los mercados maduros, ha tenido un poco de problemas en China y le está costando trabajo entrar a países como India por temas de regulación nacional.

Sin tanto cuento, Apple sabe que el iPhone no será la gallina de los huevos de oro que lleva siendo desde que lo lanzó Steve Jobs en 2007. Su línea de computadores va ahí, lenta pero segura, pero a la merced de un mercado con poco margen y mínimo crecimiento. Los iPad, por decirlo de una bonita manera, tampoco fueron la salvación. Aunque Tim Cook ha dicho varias veces que sigue creyendo en el negocio, las nuevas versiones Pro de la tableta no has tenido el impacto esperado en el mercado. Falta ver si las alianzas con IBM y SAP pueden levantar las ventas corporativas, una de las apuestas importantes de Apple.

El único negocio de Apple que creció el trimestre pasado fueron los servicios

De todas las líneas de negocio que tiene Apple, la única que mostró un crecimiento en el último reporte financiero fue la de servicios (aparte de otros productos). Este rubro corresponde a todas las apps, películas, música, suscripciones de Apple Music y otros productos digitales que vende Apple a través de sus tiendas. Obvio, fue la que más creció, pero también, en términos absolutos, corresponde a uno de los rubros más pequeños.

Sin embargo, con la situación actual, este pequeño poni puede convertirse en un gran caballo de batalla y, por qué no, en otro dragón para dominar el mundo. Durante WWDC 2016, que se lleva a cabo en San Francisco del 13 al 17 de junio en Bill Graham Civic Auditorium y posteriormente en el Moscone Center en San Francisco, veremos las apuestas de Apple en software, la base para que los servicios tengan su merecida oportunidad de brillar.

La inteligencia artificial está de moda

Tal como en las películas.
¿Está Siri lista para el ‘prime time’?

Todas las grandes compañías de tecnología están apostando por la inteligencia artificial. Google mostró sus cartas con AlphaGo y, en el I/O, mostró las versiones comerciales de esta tecnología. Amazon ha tenido un inesperado pero increíble éxito con Echo y Alexa, mientras que Facebook ha hecho grandes inversiones con sus bots. Microsoft, desde Redmond, también mostró versiones de bots y las nuevas funciones de Cortana en Build.

No obstante, nos olvidamos que Apple fue la primera compañía en tener un asistente virtual con Siri. Pero como le pasa a todo el mundo que está en la cima, la organización de Cupertino se puso cómoda antes de tiempo un poco y dejó que la competencia trabajara en soluciones mucho más robustas. Bueno, de pronto la palabra correcta no es comodidad. Google, Microsoft, Facebook y Amazon son compañías que manejan mucha más información de Apple, lo que les permite desarrollar soluciones de inteligencia artificial más robustas.

Esto quiere decir que Apple tiene que mostrar algo en WWDC para hacerle frente a la nueva onda de la IA. Como reporta Cnet, seguramente todo girará alrededor de Siri, una plataforma que tiene una base instalada muy grande y es reconocida en el mercado. El reto estará en implementar nuevas funciones más allá de responder simples preguntas y ejecutar tareas sencillas. La predicción del comportamiento del usuario es clave, y Apple tiene cientos de millones de usuarios para ‘entrenar’ a sus robots.

Siri va a volverse aún más importante

Aunque está prácticamente confirmado que no mostrarán nuevas piezas de hardware, si hay fuertes rumores que Apple está trabajando en algo similar a Echo, un dispositivo que está en el hogar listo para recibir las órdenes de su maestro.

Para Apple será fundamental publicar un SDK para Siri, que permite a otras aplicaciones interactuar con el asistente virtual. Esto, desde un punto de vista de negocio, aumentará el ecosistema de aplicaciones, lo que representa un flujo de caja de Apple sin tener que hacer grandes inversiones. Les recuerdo que de cada transacción que se haga por medio del App Store, Apple factura el 30% del monto. Entonces, entre más herramientas tengan los desarrolladores para hacer mejores aplicaciones y cobrar más, o aumentar el número de apps y y vender más, mejor para la compañía.

Es la hora de que iOS 10 aprenda del mercado

iOS 8
A iOS aún se le pueden pulir detalles.

Apple siempre ha dicho que sabe que quiere el consumidor antes de que él mismo lo sepa. Bueno, la Apple de Steve Jobs decía esto. Sin embargo, el panorama ha cambiado sustancialmente y dejó de ser una debilidad aceptar que hay otras compañías que están haciendo algunas cosas mejor. Aunque en hardware no hay muchas oportunidades para diferenciarse de la competencia, en software solo la imaginación pone los límites.

El celular, siendo el dispositivo más personal que hay, debería ser así: totalmente personalizable. Ya se ha rumorado sobre la posibilidad de desinstalar las aplicaciones nativas de Apple y en WWDC 2016 deberían dar esa gran noticia. Sería un bonito gesto para los usuarios que se han mantenido fieles con la compañía desde 2007 y le haría la vida mucho más fácil a aquellos que todavía tienen que lidiar con poco almacenamiento. Si Apple realmente cree que tiene el talento en desarrollo de software, que lo demuestre en un mercado totalmente abierto. Si el cliente de correo de Microsoft es mejor, el usuario debería poder designarlo como el principal por defecto y desinstalar el de Apple. Lo mismo se debería hacer con el navegador, con iTunes, iBooks y demás aplicaciones que están guardadas en un cajón acumulando polvo digital.

A iOS le faltan muchas pequeñas cosas

Otro de los aspectos que todavía necesitan trabajo es el centro de notificaciones. Yo no sé si le pase a todo el mundo, pero a mi todavía se me quedan pegadas las notificaciones de WhatsApp y otras aplicaciones. Se volvió tan engorroso el problema que me tocó deshabilitar esta función la app de mensajería. Esta función es fundamental ya que representa una vista previa de todo lo que sucede en el teléfono. Falta trabajo, y mucho.

Y hay más cositas por ahí que se pueden mejorar. Hablaremos de Apple Music en otra nota, pero si quisiera tocar un punto fundamental que todavía no puedo creer que Apple no haya implementado. Es totalmente increíble que en pleno 2016, con Google Photos en el mercado, Apple no haya implementado un iCloud ilimitado para tamaños de fotos estándar.

Es totalmente incoherente; Apple le mete millones de dólares a sus cámaras, pero obliga a sus usuarios a borrarlas o pagar más para guardarlas. Menos mal Google vio esa oportunidad de mercado y se metió ahí para salvarles la vida a miles de usuarios. Pero más allá de un capricho –es más, yo casi no tomo fotos con el celular– es una oportunidad de negocio perdida. Con un software de reconocimiento de imágenes, Apple puede organizar mejor las fotos en la nube y recolectar información sobre los usuarios, creando una nueve fuente de data para su solución de inteligencia artificial.

Son estas las pequeñas cosas que queremos ver que Apple anuncie en el WWDC. Seguramente no pasarán. Y casi todo está dicho: un nuevo iOS con cambios debajo de la carrocería, un cambio de nombre de OS X a macOS con las esperadas mejoras y actualizaciones a Watch OS y TV OS.

Pero Apple tiene la oportunidad de realmente sacarle el jugo a una base instalada de más de 1.000 millones de dispositivos. Sí, de pronto no le dará un turbo a las ventas de hardware, pero puede ir sentando las bases para crear un ecosistema de servicios que nadie más puede recrear. La coherencia entre el hardware y el software que tiene Apple no la puede replicar nadie más, y eso le da la posibilidad de tener servicio imposibles de copiar.

WWDC es la oportunidad de mostrar algunos de estos pasos.

Imágenes: Torbak Hopper (vía Flickr), captura de pantalla, ENTER.CO

Mateo Santos

Mateo Santos

En vez de un tetero, nací con un Mac Classic en mi cuarto. Esa caja con pantalla en blanco y negro fue mi primera niñera. Por ahí, también rondaba un balón de fútbol y una camiseta de Millonarios. Desde ese día, sabía que la tecnología y el fútbol iban a ser mi estrella de Belén. El primer juego que tuve en mis manos fue Dark Castle, también en un Macintosh. No me gusta la música. Soy un amante escéptico de la tecnología. Hago parte del proyecto de ENTER.CO para llenar el vacío en información de tecnología que hay en América Latina, o como dirían los enterados, en LATAM. Me gradué de Administración de Empresas en los Andes y después hice una maestría en periodismo en la Universidad Europea de Madrid.

View all posts

1 comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • recordar por qué m$ se volvió una de las marcas más odiadas desde los 90.. aparte del windows 95 que era un asco..

    la gente compraba windows porque ya tenía los programas que corrían en dos, y para seguir usando los mismos programas, y poder seguir abriendo los mismos documentos, sin tener qué comprar no sólo el sistema operativo sino bnuevos programas compatibles todo otra vez, pues la opción era el windows que era loq ue el dejaba correr los programas que ya tenía.
    m$: «ah sí, los tenemos de las pelotas, podemos hacer lo que queramos». y la idea era que si quería hacer algo, no sólo le tocaba comprar el wondows, sino el office y demás. puesno es que hubiera muchas alternativas. todas las aplicaciones que competían cona lgún producto de m$ dejaron de existir (alguien se acuerda de word perfect o word star, que antes del windows eran compañías ncluso másgrandes que m$? o de lotus, o de borland, que también tenía quattro, su propia hoja de cálculo)?
    entonces por un lado impedíanq ue corrieran programas que les compitieram pero por otro lado para correr los programas, no era que ud comparar el programa y ya, sino tenía qué etar comprando más cosas, más o menos como sie n vez de comprar un carro en la tienda de carros, le tocaea comprar gasolina de la misma marca que el carro, y que el carro no fuera compatible con llantas de otra marca, y las llantas le tocara cambiarlas con más frecuencia que cuqluier otra llanta.
    elc uento es que para entonces no había muchas alternativas. o era window so era windows. linux era una cosa rara que apenas empezaba a formarse y que necesitaba saber unix y qué rayos era la frecuencia de refresco de lapantalla o para qué servía un demonio. apple nadie lo tomaba en serio y los programas que se necesitaban no estaban ahí. todo estaba era para windows. había otras marcas por ahí, pero eran más biens ocndierados juguetes

    apple creyçó que podía hacer lo mismo. si tengo teléfono apple, sólo voy apoder escuchafr música si le pago a apple. la cuestión es que ellos olvidan que no son la marca más usada. acá el negocio no funciona igual que el m$ desde los 90. no es cuestión de como tiene teléfono marca x síganos pagando porque no existen alternativas, y páguenos por todolo que los demás tienen gratis y con más funciones. por qué, si no es por puro fanboy, habría de andar pagando por cosas que los mismos fabricantes o productores o lo que sea, de otras marcas, ponen a disposición gratis? entonces ‘servicios’ significa realmente exprimir a los que creo que no tienen alternativa así ellos perfectam,ente puedan usar otras marcas que hay en ele mercado, y aburrirlos

Archivos