¿Venderías tu rostro a una startup?

deep fake, IA, marketing, startups

¿Alguna vez soñaste con ser modelo pero no encontraste el camino para conseguirlo? Esta startup te ‘compra tu rostro’ y te paga cada vez que lo utilice.

¿Sabes de qué se trata el deepfake? Si eres activo en redes sociales seguramente habrás visto ‘falsificaciones’ en los que se utiliza el rostro o voz de algún famoso en un video que no es real. O quizás hayas descargado en tu celular una aplicación para poner tu cara sobre el cuerpo del protagonista de una película de acción.

De eso se trata la tecnología deepfake y ha resultado tan hilarante en redes sociales, como peligroso a la hora de consolidar estafas o engaños. A través de esta tecnología se realizan montajes, en los que el rostro o voz de una persona son manipulados utilizando software de inteligencia artificial para que un video que no es real parezca auténtico. 

Una startup israelí encontró en el deepfake un nuevo modelo de negocio. Se dedica a comprar los derechos de imagen del rostro de las personas para crear videos corporativos, de marketing o educativos. 

También te puede interesar: Extraños y exitosos: 5 negocios fuera de lo común

Así, la propuesta de Hour One es ofrecer a sus clientes videos sin el uso de actores. En su lugar crean personajes a partir de los rostros de personas que venden su imagen.

Para construir un personaje, la compañía usa una cámara 4K de alta resolución para grabar a una persona mientras habla y realiza diferentes gestos: llanto, preocupación, alegría, sorpresa, etc. Después estas imágenes son alteradas a través de un software de Inteligencia Artificial que les permite crear un personaje que puede decir cualquier texto en cualquier idioma.

Finalmente, los clientes eligen al rostro para su campaña, encargan el video con un guión determinado y Hour One utiliza su tecnología para crearlo. La persona dueña del rostro seleccionado recibe una pequeña comisión por el uso de su imagen.

Muy ingenioso, pero también peligroso. Ceder los derechos de imagen puede significar un gran riesgo para cualquier persona, teniendo en cuenta que a través de deepfake literalmente puede resultar un video de alguien haciendo cualquier cosa ¡y con tu cara! Entonces piénsalo dos veces, ¿estarías realmente dispuesto a ‘vender tu rostro’?

Imagen de Andrea Piacquadio en Pexels

Mónica Amézquita Aldana

Mónica Amézquita Aldana

Mamá, periodista, amante del buen café y emprendedora. Siempre probando nuevos sabores y siempre buscando aprender un poco de todo cuanto me sea posible. Feliz de escribir sobre las cosas que me inspiran desde cuentos infantiles, futbol, café y el mundo del emprendimiento.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos