El congreso del país norteamericano, que se enorgullece por ser ‘la tierra de las libertades’, está contemplando una legislación que, de ser aprobada, le daría un control sin precedentes al gobierno sobre Internet. Ya se debate sobre si esto es necesario.
La idea de los congresistas es que Estados Unidos pueda defenderse mejor ante amenazas informáticas. Imagen: Star5112 (vía Flickr).

Entre todas las noticias que han salido de Egipto durante la última semana, quizás una de las más destacables para los fanáticos de al tecnología fue el ‘apagón’ de Internet que vive este país por cortesía del gobierno de Hosni Mubarak. Aunque parezca absurdo y contradictorio con los principios democráticos de su país, en un futuro los estadounidenses podrían conferirles los mismos poderes absolutos a sus gobernantes.

La semana pasada, un comité legislativo del Senado de Estados Unidos aprobó el proyecto de Ley S. 3480 (inglés), por medio del cual se crearía el National Center for Cybersecurity and Communications (Centro Nacional para la Ciberseguridad y las Comunicaciones, NCCC por su sigla en inglés). Esta nueva entidad quedaría bajo el mando del presidente y tendría una potestad absoluta para controlar la Red, incluyendo la posibilidad de ‘apagar’ Internet por 30 días.

A pesar de sus evidentes implicaciones negativas, la iniciativa estadounidense tiene fines muy diferentes a los que inspiraron a apagar la Red en Egipto. En teoría, el NCCC usaría sus poderes únicamente cuando haya ataques a la infraestructura informática de Estados Unidos, no para suprimir las opiniones o manifestaciones de sus ciudadanos.

Una fuente del gobierno le dijo a Wired (inglés) que el proyecto no ordena que se apague la Red del todo, sino que se limita a que se desconecte “infraestructura crítica”. Por ejemplo, desconectar la presa Hoover de la Red cuando un ciberataque sea inminente. La pregunta que se hacen grupos de libertades cívicas que han cuestionado la ley, como ACLU, es ¿por qué no apagar esos sistemas afectados si ya se sabe que viene un ataque en lugar de desmontar los sistemas críticos de la Red?

Otros, como el periodista Dan Costa, de la revista PC Magazine (inglés), resaltan las dificultades técnicas y prácticas de apagar Internet en Estados Unidos. A diferencia de Egipto, la sociedad estadounidense tiene millones de conexiones de todo tipo –privadas, públicas y secretas–, por lo cual un apagón total de Internet al estilo egipcio sería muy difícil de lograr, por no decir imposible.

Por otro lado, la economía estadounidense y su sistema financiero dependen de las transacciones instantáneas que permite la Red. Apagar Internet por 30 días puede evitar que un ciberataque afecte la vida de sus ciudadanos, pero también podría causar daños profundos e imprevisibles al país.

No obstante su peligrosidad, precisamente el alto grado de sofisticación que tiene esta sociedad la hace más vulnerable a los ataques cibernéticos. Un ataque tan sofisticado como Stuxnet –el virus creado contra plantas nucleares iraníes– que atente contra las redes del país podría poner en serios aprietos la maquinaria social y económica de la nación más poderosa del mundo y, en consecuencia, pondría en juego la seguridad del resto del planeta.

¿Cree usted que es buena idea tener este tipo de mecanismos de defensa, o le parecen más dañinos y peligrosos que beneficiosos y preventivos?

Luis Iregui V.

Luis Iregui V.

Soy un adicto a la tecnología. Lo acepto y lo celebro. Como buen adicto, tengo toda una historia detrás de mi condición. Comencé con una obsesión por los videojuegos que con los años se transformó en una pasión por todas las cosas relacionadas a la tecnología. Esta manía me ha llevado a mantener mi cuenta bancaria en ceros, siempre a la merced del último gadget, el último juego o el último celular. Intenté satisfacer mi adicción estudiando sistemas en Estados Unidos, pero no quedé convencido y terminé desubicado en Los Andes, graduado como abogado pero frustrado por no tener un futuro tecnológico claro por delante. Para mejorar mi situación, comencé una página dedicada el cubrimiento del mundo de los videojuegos (lapaginadejuegos.com), pero incluso eso no fue suficiente para satisfacer mi apetito digital. Después de muchas vueltas, llego a ENTER.co con el sueño de convertir este sitio en el lugar de referencia para los adictos latinoamericanos como yo, que jamás están satisfechos y viven al borde de sus sillas, pendientes de todo lo que ocurre en el maravilloso mundo de la tecnología.

Ver todos los posts

3 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • mmm no es un tema tan facil, las diferencias de Control vs Libertad son debatibles frente a pros, contras asi como tanto buenos y malos usos tanto de la libertad como del control. Que un gobierno pueda desconectar con velocidad redes frente a ataques ciberneticos puede ser una alternativa muy util si solo correspondiera a los casos precisos y «buenos usos» de la función. El dilema ocurre es que con el pensamiento «de abogado» de todo politico o ideologo los «buenos usos» y buenas intenciones pueden reinterpretarse a ciertos intereses y de este tipo de capacidades se tienden a afectar las libertades de otros.

  • bueno despues de wikileaks era obvio que tomaran medidas para no perder el control, y pues bien como no hay politico en ningun lugar del mundo que no tenga rabo de paja que mejor solucion que no dejar siquiera que prendan la candela.