Excelentes herramientas para el sitio web de su empresa

Tecnoguías: El ABC de las herramientas para administración web from ENTER.CO on Vimeo.

Hoy sobra decir que todos los negocios del mundo deberían tener su propia página web. Es la mejor manera de presentarse al mundo, y por eso debe ser clara, ofrecer soluciones sencillas a las necesidades de los posibles clientes y comunicar lo que hace la compañía.

Hacer una página web es mucho más fácil y económico de lo se piensa. Si está empezando, lo primero que tiene que hacer es comprar el dominio. Después debe pensar en el tipo de ‘hosting’. En esencia, una página web no es más que información almacenada un servidor. Existen muchas empresas que prestan estos servicios y hay de todos los tipos: gratuitos, estándar, dedicados y colocados.

El más recomendable es el estándar (GoDaddyjusthostiPage), que ofrecen la opción de almacenar la información en un servidor compartido por varias empresas. Así se crean economías de escala que permiten que los costos sean mínimos. Las opciones gratuitas tienen el problema de ofrecer espacio limitado y de que pueden presentar problemas de seguridad. Un ‘host’ estándar no es muy costoso. Se paga mensualmente por el almacenamiento y en la mayoría de los casos tiene cupo ilimitado.

Los ‘hosts’ dedicados, como su nombre lo indica, son servidores virtuales que solo almacenan la información del sitio web. Son mucho más costosos y requieren de un personal dedicado para su gestión y administración.

También existe la opción que una empresa vaya físicamente a su oficina e instale un servidor. Hoy en día, ninguna empresa común y corriente debería tener un servidor propio. Los costos de almacenamiento y de espacio son demasiados y la relación costo/beneficio siempre será mejor contratando un servicio externo. Al menos que su empresa tenga información confidencial que prefiera nunca sacar de sus instalaciones físicas, será más óptimo contratar un servicio como el EC2 de Amazon. Eso permite que la empresa se enfoque en sus competencias únicas y en su mercado.

Una vez ya tenga el dominio y haya elegido el ‘host’, es el momento de empezar a pensar en todas las herramientas necesarias para su página. Esta guía le mostrará qué elementos necesita tener en su web para atender mejor a sus clientes y satisfacer las necesidades del negocio.

Contenido

Sea cual sea el producto o servicio que su empresa ofrezca, todas las páginas empresariales incluye una serie de información vital sobre la empresa: quiénes son, su misión, contacto (para prensa y clientes), los empleados y en general toda la información que considere importante para sus clientes y negocio.

Un buen ejemplo de una página de información.
Un buen ejemplo de una página de información.

Todas las empresas tienen una página en la que se explica quiénes son y qué ofrecen. Básicamente consiste en una reseña breve de los servicios que ofrece. Normalmente lo hacen a través de un texto detallado en el que incluyen toda la información, pero hay empresas, como Dropbox, que prefieren utilizar videos para explicar sus servicios. Sea cual sea el medio que elija, es muy importante que esa información sea concisa y clara. Intente usar un lenguaje simple, sin muchos tecnicismos.

Que esta página tenga más información que el resto de su sitio web no quiere decir que no pueda meter imágenes. Muchas veces un par de buenas fotos hacen que la lectura sea mucho más amable. Además puede aprovechar ese contenido visual para ayudar a explicar los objetivos y servicios de su empresa.

En algunas ocasiones las empresas también muestran a los miembros de su equipo en la página de información. Normalmente está distribuido de manera que se puede ver una foto del empleado con un breve perfil y resumen de sus funciones. En el ejemplo de la imagen que está arriba, pueden ver la página de información de apptopia. Es un diseño sencillo, fácil de hacer y cumple con el objetivo de presentar el equipo.

La página de contacto puede ser simple, pero es de las más importantes de cualquier sitio. Se puede pensar como el único vehículo entre los usuarios y la empresa. Hay dos maneras de hacer esta página: puede ser un recuadro en el que los visitantes envíen sugerencias o preguntas, o un listado con una serie de correos a los que pueden escribir. Es importante que tenga bien definidos los correos para cada sector. Por ejemplo puede tener uno para prensa y otro para soporte al cliente. Ahora, si está interesado en desarrollar más a fondo el soporte al cliente, más adelante le mostramos un par de excelentes herramientas para hacerlo.

Roll es una marca de prodcutos orgánicos y así es como presentan su producto.
Roll es una marca de prodcutos orgánicos y así es como presentan su producto.

Los contenidos visuales son extremadamente importantes para el impacto que generará su sitio web. Si observamos las buenas páginas de las empresas encontramos que en la mayoría de los casos prefieren presentar sus productos a través de videos o imágenes en lugar de texto. Por ejemplo, en la página de Roll (que pueden ver arriba) encontramos un diseño simple con una muestra de los productos, encima de un menú para que el usuario pueda conocer mucho más de la empresa: contacto, quienes son, en qué creen, sus marcas y una oferta de trabajo.

CMS (Content Management System)

Si quiere hacer una página que requiera de actualizaciones constantes, lo mejor que puede hacer es montar un CMS, o un sistema de manejo de contenidos. Hay varias opciones, pero los gratuitos y más comunes son WordPress, Joomla y Drupal. A través de ellos los usuarios pueden administrar el sitio web, desde la parte visual hasta los contenidos.

wp
La interfaz de WordPress, a través de la cual es fácil administrar contenido.

WordPress, por ejemplo, es un excelente CMS para páginas que funcionan como un blog o medio de información. Una de sus mayores virtudes es la facilidad con la que permite instalarse en los diferentes ‘hosts’. Por eso mismo puede ser la solución más viable para las personas que no saben mucho de ingeniería o que apenas estén empezando a hacer un sitio web. Su interfaz es amigable y se le puede instalar toda una serie de ‘plugins’ desarrollados por miles de personas o empresas, que hacen tareas como la administración de los comentarios o la conexión de su sitio con las diferentes redes sociales, etc. WordPress es el más recomendado para pequeñas empresas o para páginas personales porque, además de ser gratuito, permite control directo sobre el contenido que se suba.

Por otro lado, hay varias plantillas para que se tenga que olvidar del diseño. Algunas son gratuitas y otras se deben pagar, pero existen miles de opciones y alguna seguramente se ajustará a las necesidades de la empresa.

Agregue servicios de atención al cliente

La mayoría de las empresas tienen un servicio de atención al consumidor en línea, que consiste sobre todo en chat personalizado con los clientes, o un sistema a través de cuál se permita un contacto directo para ofrecer soluciones o recibir retroalimentación. Hay unas excelentes herramientas en línea con las que podría ofrecer este tipo de atención y recibir los comentarios de los usuarios sin la necesidad de sacrificar demasiado tiempo y recursos en ingeniería.

Zendesk: Zendesk es un software que ofrece a las empresas la mejor manera de ofrecer soporte al cliente. Aunque este no es gratuito –ofrece 30 días gratis y luego cuesta desde 1 dólar (básico) mensual hasta 195 (para empresas grandes)-, el servicio es bastante completo y ofrece diferentes características de acuerdo a las necesidades de los usuarios.

Survey Monkey: Aunque puede no ser la solución ideal, este servicio ofrece una solución interesante cuando se trata de realizar encuestas con las que puede medir la satisfacción de sus usuarios. Survey Monkey ofrece dos ventajas grandes: la primera es que es gratuito y puede realizar todo tipo de encuestas, sondeos o estudios de mercado; y la segunda es que en el mismo sitio web encontrará acceso a otras encuestas y estudios que hayan realizado terceros que podrían servirle para encontrar información valiosa.

Con el plan básico, el usuario puede instalar un ‘plugin’ en el sitio web para que los visitantes puedan enviar todas sus preguntas e inconvenientes de manera que lleguen al Zendesk del administrador, desde donde puede responder. El mismo software permite la opción de conectarse con una cuenta de Twitter para recibir inquietudes por la red social. Por ejemplo, si su compañía tiene una cuenta soporte en la red social (@miempresasoporte), puede configurarla de manera que todas las inquietudes lleguen al Zendesk. Así todos los vehículos de comunicación de los clientes con usted están en un solo lugar fácil de administrar. La integración con Facebook solo está disponible en la versión más cara y todavía está en beta.

En caso de que usted tenga una empresa con varios empleados específicamente dedicados a la atención al usuario, quizá puede pensar en un pagar un poco más para tener mejores servicios. Con la versión más completa del software, usted podrá recibir estadísticas de las peticiones de los usuarios: ¿Cuáles son las inquietudes más frecuentes? ¿Qué tan eficiente es la ayuda que han proporcionado sus empleados? Ese tipo de información puede resultar muy beneficiosa para su empresa y para conocer mejor a sus clientes.

Venta en línea y/o suscripciones

Si uno de sus intereses particulares es ofrecer alguna serie de productos o servicios por suscripción en línea, esto puede ser un dolor de cabeza. Vender en línea, sobre todo con un amplio catálogo de productos, puede ser complicado para las empresas pequeñas. En internet hay un conjunto de servicios que de la misma manera que los anteriores, ahorrarían muchas horas de ingeniería y recursos.

Shopify: Este servicio ofrece una manera sencilla y fácil de personalizar su tienda en línea. Con Shopify, los usuarios pueden organizar su catálogo de manera que se pueda navegar sin dificultades. En la página del servicio se pueden ver varios ejemplos de sitios que lo usan y pueden ver lo variado y flexible que es. Por ejemplo este:

Es un buen ejemplo de un catálogo de ventas.
Es un buen ejemplo de un catálogo de ventas.

Pero lo más importante es que para usar Shopify no necesita tener un ‘host’ especial para almacenar los datos de las transferencias comerciales. Ellos mismos se encargan de proteger y almacenar toda la información de las ventas que se llevan a cabo. Así que toda la parte delicada que está detrás de las transacciones en línea está en manos de ellos, lo que en últimas puede ahorrar en costos, sobre todo para empresas pequeñas.

Shopify ofrece 14 días gratis para que las personas entren y lo prueben. Después de ese periodo el servicio cuesta desde 29 hasta 179 dólares. No hay un límite de productos en vitrina, pero si quieren ofrecer cosas como bonos o reportes de ventas y transacciones, deben pensar en meterse en los paquetes más costosos. Shopify acepta transacciones de todas partes de mundo y tiene soporte de servicios internacionales como PayPal, que se puede usar sin problema en buena parte de Latinoamérica.

Linkedin usa Recurly.
LinkedIn usa Recurly.

Recurly: Si usted tiene un sitio web que ofrezca servicios ‘premium’ a sus usuarios y cobrar por ellos, este servicio puede interesarle. Recurly es una solución que le permite a las empresas administrar con facilidad el acceso de los usuarios a los servicios y paquetes de pago alojados en su sitio.

El servicio quita muchos dolores de cabeza, como administrar cambios que los que usuarios quieran hacer en sus facturas (si quieren pagar más o menos o comprar servicios diferentes) o el envío de recibos de pago mensuales.

Recurly puede tener una de las mejores referencias, pues le presta sus servicios a Linkedin. Este sistema ayuda a que la relación con los clientes sea más amena y ahorra la necesidad de tener personal administrando los usuarios y los pagos.

Para utilizarlo, solo debe instalar el servicio en su dominio y una vez lo tenga, puede personalizar la información que solicitaría de los usuarios que deseen suscribirse: dirección, nombre, email, tarjeta de crédito, etc. Después de eso, usted debe indicar la manera en la que funcionan sus planes de suscripción: cuánto cuestan y con qué frecuencia cobrar. De la misma manera puede incluir cosas como periodos gratuitos por un tiempo determinado o bonos de descuento, entre otras opciones.

Recurly tiene dos precios diferentes: el primero es de 99 dólares mensuales y es recomendable si solo piensa habilitar pagos con tarjeta de crédito en su sitio web. El segundo cuesta 299 dólares mensuales y se recomienda si, además, quiere habilitar pagos con cheques y monedas internacionales.

En términos de diseño, contenido y concepto, estas páginas hacen un excelente trabajo utilizando las herramientas descritas aquí:

[nggallery id=590]

Redirect HP

Nicolás Rueda

Nicolás Rueda

Soy un desparchado. Amo los videojuegos, la filosofía, la música y la poesía. Estoy obsesionado con las personas que se pegan a las pantallas y me gusta ver a la gente montar en bicicleta cuando voy en bus. Mi educación desde niño hasta lo que soy hoy, se resume a un supernintendo y a intentar vivir cada día como si fuera un juego. Por eso estoy acá, en ENTER.CO, donde colisionan, inevitablemente, todas mis pasiones: La vida y la tecnología como una sola cosa.

View all posts

6 comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos