Volkswagen fabrica los últimos escarabajos de la historia

Al pensar o hacer mención de la marca alemana Volkswagen, es casi imposible no hacer la asociación directa con los famosos e icónicos escarabajos. Esto pese a que su historia está ligada a Adolf Hitler, quien tuvo la idea de un vehículo de ese tipo en 1932, según distintos portales, como Hitler.org.

Tardaron un poco en construirlo y el primer escarabajo (o beetle) fue fabricado de manera oficial por Volkswagen en 1938, pero solo hasta 1949 comenzaron a venderlo en otros países, de acuerdo con Scott Keogh, presidente de Volkswagen Grupo de América, citado en un comunicado publicado en la página de la marca automotriz alemana.

Durante todos estos años, se han vendido más de 21,5 millones de escarabajos en el mundo. En 1996, la producción comenzó a hacerse exclusivamente en las plantas en Puebla (México), que fueron establecidas en 1964. Y a partir de 1998 sacaron al mercado el modelo Volkswagen New Beetle, que es una reinterpretación moderna del escarabajo clásico, de los que se vendieron 1,2 millones de unidades entre su lanzamiento y el 2010.

En 2011 se presentó la segunda generación de estos escarabajos rediseñados y la tercera generación de toda la historia, llamados simplemente Beetle, que comenzaron a comercializarse en Estados Unidos desde 2012. Desde ese momento se han vendido más de 500.000 Beetles de tercera generación.

Adiós, escarabajo, adiós

Sin embargo, en 2003 comenzamos a despedirnos de este icónico auto, cuando se produjeron los últimos 3.000 escarabajos de primera generación, los Beetle clásicos, en una versión última edición con características especiales. El penúltimo de los 3.000 que se fabricaron se encuentra en el Museo del Automóvil, en Puebla. Y el último está en el museo Volkswagen, en Wolfsburgo (Alemania).

Este fue, quizá, el momento más doloroso para los amantes del escarabajo. Se iba el clásico, el que todos conocíamos, el que ha identificado a la marca alemana por décadas y que se considera el automóvil con más tiempo de producción en la historia, luego de ser fabricado por 65 años.

La segunda generación, los New Beetle, se dejaron de producir en 2011, cuando se vendieron los de la última línea, los New Beetle Final Edition, una serie limitada de 3.000 unidades (1.500 con carrocería cabriolet, o descapotable, y 1.500 con carrocería hatchback, o de tres puertas).

Lee más sobre Volkswagen en este enlace.

La tercera generación, por su parte, continuó su producción con 23 colores, 32 adornos interiores, 3 configuraciones de motor y 19 ediciones especiales, desde que comenzó a fabricarse en 2011. Pero las ventas fueron bajas y los gustos del mercado han cambiado, así que en Puebla también se terminó su producción.

El último Beetle (un coupé Stonewashed azul) que se fabricó en toda la historia (de tercera generación) se exhibirá en el Museo del Automóvil de Puebla, como un tributo a la tradición de los escarabajos. Ese último Beetle, que salió de la planta el 10 de julio, fue despedido con mariachis y rodeado de trabajadores, que le tomaron fotos para recordarlo por siempre. Algunos incluso posaron junto al último escarabajo Volkswagen de la historia para inmortalizar el momento y recordar que ellos hicieron parte de él.

Imágenes: Volkswagen.

Fernando Mejía

Fernando Mejía

Quise ser músico, cineasta, astronauta, científico y poeta, cuando supe que solo me alcanzaba para la última, me hice periodista en el Externado para al menos escribir de todo eso y no defraudar al niño que fui.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos