¿Qué son los ingresos compartidos y por qué hay que aprender a verlos diferente?

Ingresos compartidos

En Colombia existen diferentes ayudas para las personas que quieren estudiar. Entre ellas está el Icetex, que hace préstamos a los estudiantes para pagar sus semestres y que después los beneficiarios deben pagar, junto a los intereses que genera este tipo de préstamos. Hay ayudas similares dadas por entidades bancarias en las que muchas personas se apoyan con la expectativa de mejorar su calidad de vida. 

Recientemente, un nuevo modelo ha sido adoptado por academias en Colombia. Se trata de los ingresos compartidos ¿Qué significa esto? Durante el tiempo de estudio las personas no tienen que hacer ningún pago, al terminar tendrán un periodo de gracia en el que deben conseguir un empleo y cuando esto sucede, empiezan a pagar por los servicios recibidos. Un ejemplo de esto es Holberton School Colombia, una academia de desarrollo de software que llegó a Colombia en enero de 2019. 

En Holberton, la matrícula es gratis y las personas interesadas en aprender sobre desarrollo de software pueden hacerlo en nueve meses. Durante este tiempo, no deberán pagar nada a la academia y una vez terminado el módulo básico se puede seguir al avanzado (9 meses más) o buscar trabajo. En caso de escoger la segunda opción, hay tres meses de gracia y después de esto, si la persona tiene unos ingresos de más de 3.5 salarios mínimos es cuando debe devolver el 17 % de su salario por 42 meses. 

También te puede interesar: Seguir lo que la apasionaba la llevó a Holberton School.

Laboratoria es una academia similar, la matrícula también es totalmente gratuita y después de que consigues un trabajo que te genere ingresos mayores a $2.000.000 de pesos te pedirá que pagues por 18 meses un poco más de $600.000 pesos colombianos. “Se trata de recibir un servicio que es para beneficio propio, y después pagarlo para que otras personas puedan seguir estudiando y para que la academia pueda seguir funcionando”, explica Mary Luz Gómez Mejía, participante de Holberton y, actualmente Software Engineer en Skillshare.

Después de hablar con diferentes participantes y el personal de Holberton lo más cercano con lo que podríamos comparar este modelo de pago es con el uso de una tarjeta de crédito. Digamos que voy a un centro comercial y decido que quiero comprarme el celular de última generación. En este momento en Colombia este constaría alrededor de $8 millones de pesos colombianos. Para poder pagarlo necesitaría hacerlo a cuotas, por lo que probablemente usaría mi tarjeta de crédito y a pesar de que mi pago no está sucediendo en ese momento, me podría llevar el celular y disfrutarlo. Los ingresos compartidos podrían considerarse algo similar. 

La principal ventaja de este es que, por un lado, algunas academias desde el inicio te dicen cuánto deberás pagar, además de las condiciones para hacerlo, otras tienen un rango de valores que cambia de acuerdo con tu salario y el porcentaje acordado. Por otro, no hay intereses que aumenten tu deuda si decides hacer el programa corto o largo y cada una de ellas tiene un mínimo de sueldo que deberás estar ganando para poder pagar la deuda, antes de esto no tienes que preocuparte por hacerlo. 

¿Qué necesitas para poder acceder a este tipo de servicio y tener ingresos compartidos?

Ingresos compartidos

Usualmente, las academias que funcionan bajo este modelo lo hacen así para todas las personas que pasen sus procesos de admisión. Por lo que en realidad para poder hacer uso de este servicio tendrás que cumplir con los requisitos y responsabilidades que adquieres al matricularte e iniciar tus cursos. Por ejemplo, en Holberton deberás cumplir con trabajar en los proyectos de aprendizaje semanales, esto significa que necesitarás una dedicación horaria completa, pues te piden 60 horas semanales. 

“Desde Holberton, creemos que generar este tipo de oportunidades es una inversión en las personas y lo que pueden lograr después de terminar el programa. Su éxito es nuestro éxito. Pagar una parte de su sueldo es retribuir por un servicio que adquirieron y a la vez generar oportunidades para que más gente triunfe en una industria que tiene muchísimas posibilidades en el futuro”, comentó Jessica Mercedes, Country Manager de Holberton. 

¿Qué pasa si empiezas tus estudios y no te gusta?

Holberton School

La mayoría de estas academias tiene un modelo de aprendizaje diferente. No hay clases o profesores (como el modelo catedrático), sino que deberás participar en el desarrollo de proyectos con objetivos de aprendizaje que realizarás y llevarás a cabo por ti mismo. Por supuesto, la colaboración está permitida y los compañeros, foros y buscadores se convierten en los aliados perfectos para solucionar cada reto con el que te encuentras. Este modelo es conocido como aprender a aprender. 

Debido a que no todos han experimentado esta metodología, muchos se encuentran con un choque, muy similar al que tenemos cuando llegamos a una nueva cultura. Las sensaciones son similares, desde la idea de que no es posible aprender así, hasta los sentimientos de frustración y pensamientos de salirse del programa. “Al inicio se puede sentir abrumador, pero en la vida laboral, la experiencia se adquiere así: llevando a cabo proyectos con tu equipo, por lo que se trata de entender el modelo y tener las ganas de aprender. En mi caso funciona mejor que con el modelo tradicional”, explica Mary Luz Gómez Mejía.

Teniendo en cuenta esto, Holberton cuenta con un período de prueba de 30 días en el que puedes experimentar si este tipo de modelo de aprendizaje es para ti y si es lo que esperabas de aprender sobre desarrollo de software. En caso de que no lo sea, podrás retirarte sin hacer ningún pago. Sin embargo, si continuas y unos meses después decides retirarte, sí deberás pagar por el conocimiento adquirido durante este tiempo. El valor será medido de acuerdo con el porcentaje del programa que alcanzaste a hacer. 

¿Qué pasa si no consigues un trabajo con el mínimo requerido para empezar a hacer tus pagos de los ingresos compartidos a tiempo? ¿Qué pasa si consigues trabajo, pero no está relacionado con lo que estudiaste?

En caso de no conseguir un trabajo después del periodo de gracia, existen acuerdos que se pueden realizar con las academias para seguir buscando. Por supuesto, existe un máximo de 9 meses, después del cual necesitarás responder con los pagos. 

En caso de que encuentres trabajo en otro tipo de campo profesional, igual deberás responder por la educación y conocimientos adquiridos, pues los ingresos compartidos representa la oportunidad de otras personas para mejorar su calidad de vida. 

“Esta fue una oportunidad de cambiar mi vida y mi trabajo. Pagar por mis estudios ahora que estoy en Skillshare es simplemente un compromiso adquirido y también es generar oportunidades para que otras personas puedan hacerlo”, concluye Mary Luz Gómez Mejia.

Enter.co/dev  es una colaboración con Coderise.org y Holberton School Colombia para promover la comunidad de programación en Colombia.

Imágenes: Pch.vector, upklyak (Vía Freepik).

Diana Arias

Diana Arias

Soy comunicadora social de la Pontificia Universidad Javeriana, con énfasis en Producción multimedia y Periodismo, y Lingüista de la Universidad Nacional. Actualmente, estoy haciendo la especialización en economía de la Javeriana.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos