Bootcamps de programación para mujeres: Moviendo la aguja.

programación para mujeres

 Los bootcamps de programación exclusivos para mujeres le están moviendo la aguja a la empleabilidad y a la equidad de género. Laboratoria, una empresa peruana la está rompiendo. Entre sus logros se destacan haber entrenado en sus bootcamps a más de 3000 mujeres  entre 2020 y 2022 de las cuales 87% se emplearon en el tiempo esperado. El salario promedio es de $980 dólares  (el salario promedio más alto  en América Latina es de $425 dólares en Ecuador).

Organizaciones como Holberton School han creado dentro de su programación ofertas exclusivas para mujeres a través de alianzas con organizaciones que promueven la equidad de género. Por ejemplo, Holberton Schools se alió con WWB, una organización que busca la equidad de género para que más mujeres del Pacifico colombiano puedan participar en su bootcamp de programación ofreciendo un salario mínimo mensual durante los nueve meses de duración del programa. 

Con esos datos surgen dos grupos de preguntas. El primer grupo tiene que ver con la etiqueta “exclusivo para mujeres”. El segundo grupo de preguntas se relaciona con el impacto sistémico que pueden tener este tipo de programas en la equidad de género y en la sociedad, en general.

 Empecemos con el primer grupo de preguntas.

 ¿Por qué  bootcamps exclusivos para mujeres?

1: Las mujeres no somos parte del mundo STEM ( ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas): menos de la mitad de las mujeres graduadas de las universidades latinoamericanas estudiaron una carrera STEM. En la economía digital esto tiene unas implicaciones brutales a nivel de empleabilidad y de ingresos de largo plazo. Tuve el honor de ser “fellow” de GETCities, un programa para aumentar la participación de mujeres en la industria de tecnología de los Estados Unidos. Lo aprendido: las empresas de tecnología están preocupadas por la baja representatividad de las mujeres en sus empresas. En realidad, les cuesta mucho poner en marcha soluciones innovadoras incluso dentro de sus propias organizaciones.

2: Las mujeres no vemos otras mujeres en el mundo STEM. En efecto, son pocas las mujeres en posiciones de liderazgo y muy pocas las mujeres en posiciones de liderazgo en el mundo de la tecnología. Hay muchas razones. La primera es que las mujeres estamos muy ocupadas (somos las responsables últimas del cuidado de la familia). Pero también,  las mujeres no son invitadas a participar en eventos públicos. Posiblemente es la combinación de estar ocupadas y no ser visibles.  De este asunto, seguro escribiré muy pronto.

3: Las mujeres necesitamos espacios seguros para fortalecer nuestras habilidades. Un estudio de Microsoft mostró que las niñas pierden el interés en las asignaturas relacionadas con matemáticas, ciencias y tecnología a los 12  años. A los 15 años literalmente no les interesa para nada estos temas. Es decir, desde que son preadolescentes, ya empiezan a alejarse de una opción de gozo intelectual y de posibilidades profesionales y de ingresos futuros.

Dicho esto, es claro que los bootcamps exclusivamente para mujeres están haciendo mella en estas tres tendencias.Vemos ahora cuál es el efecto que pueden tener estos programas a nivel macro, del sistema.

¿Cuál es el impacto de estos bootcamps en la empleabilidad de las mujeres, en la sociedad?

1: La adquisición de nuevas capacidades es una necesidad imperativa de la economía digital. Las mujeres debemos adquirir las habilidades necesarias para participar activamente como emprendedoras, empleadas, líderes. Un estudio del Foro Económico Mundial dice que en el 2025 más de la mitad de los profesionales deben mejorar sus habilidades técnicas para poder ser parte de la economía digital. Todos los empleos serán digitales antes de la próxima década.

2: Mayores ingresos implican mayor bienestar.  Diversos estudios han mostrado que mejorar los ingresos de las mujeres tienen un efecto de onda en la familia, en la comunidad y por ende en la sociedad. Además, la independencia financiera de las mujeres reduce la vulnerabilidad de las mujeres frente a los efectos adversos de la vida vida incluyendo la violencia intrafamiliar, la pobreza entre otros.

3: La formación de comunidades, uno de los beneficios de algunos de estos bootcamps y la visibilización de mujeres en posiciones de poder a través de mentorías y de presentaciones también le cambia la cara a los procesos de toma de decisiones en los ámbitos públicos y privados. Entre más veamos mujeres hablando de los temas relevantes de la sociedad, más mujeres se empoderan con su vida.

Entonces, bienvenidos los bootcamps de programación para mujeres con sus espacios seguros para adquirir o fortalecer nuevas habilidades y poder participar de una manera más activa en la economía digital. Bienvenidas todas las iniciativas que contribuyan a mejorar el acceso de las mujeres y todas las personas al mercado laboral, a un mejor vivir. 

Imágenes: programación para mujeres

Catalina Valenzuela

Catalina Valenzuela

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos