Por monopolio en Internet juzgarán a las disqueras de E.U.

Los mismos usuarios de Internet fueron los que demandaron a las empresas por un posible monopolio en la industria. Foto: Campus Party Mexico powered by MoviStar (vía Flickr).
Una demanda rechazada hace 2 años fue abierta nuevamente por el Tribunal Supremo de Estados Unidos y busca acabar con los pactos hechos para controlar el negocio de la música en la Red.
Los mismos usuarios de Internet fueron los que demandaron a las empresas por un posible monopolio en la industria. Foto: Campus Party Mexico powered by MoviStar (vía Flickr).
Internet no deja de ser un dolor de de cabeza para la industria de la música. Este mercado, que está encabezado por las casas disqueras más importantes del mundo y en Estados Unidos por la Asociación de la Industria Discográfica de Estados Unidos (RIAA, por su sigla en inglés), se ha apoyado en la ley para perseguir a mucha gente por descargar canciones en línea.

En España, por ejemplo, el canon por copia privada consiste en un cobro aplicado a los medios de grabación y entregado a los autores, editores, productores y artistas asociados a alguna entidad privada de gestión de derechos de autor. La norma fue implementada como compensación por las copias a trabajos que se consideran privados.

Esta vez las casas disqueras se tienen que poner a la defensiva por un juicio por prácticas monopólicas relacionadas con las descargas de música en Internet. Algunas de las empresas discográficas más reconocidas en Estados Unidos, EMI, Sony Music, Universal Music y Warner Music están en el debate por cuenta de una demanda por parte de los mismos usuarios.

Una decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos asegura que son suficientes las pruebas que comprueban que estas empresas acordaron hace 10 años un precio mínimo (70 centavos de dólar) para la música que se descarga en la Red.

Con esto, el Tribunal Supremo no permitirá los alegatos de las 4 discográficas que controlan el 80% de las ventas de música digital en ese país. Según la agencia Reuters, el mismo tribunal aclaró que un juez federal se había equivocado en 2008 cuando rechazó una querella presentada por algunas de las personas que descargaba música en Internet. Así las cosas, vale la pena cuestionarse por qué el alto tribunal, luego de 2 años, reabre la investigación y acepta que se cometió un error.

Los demandantes indicaron que MusicNet y Pressplay fueron las plataformas creadas por las empresas discográficas. Las 2 tiendas en línea fracasaron debido, entre otras cosas, a los métodos utilizados por algunos usuarios para saltarse los sofisticados sistemas y descargar la música gratis.

Además, afirmaron que los términos de uso y las políticas de precios se prepararon de forma premeditada y se utilizó como intermediario a la Asociación de la Industria Discográfica de Estados Unidos (RIAA, por su sigla en inglés), todo con el objetivo de llevar a cabo un monopolio con la música que se distribuye en Internet.

Según ellos, para obtener en Internet la música de los sellos discográficos más importantes los usuarios tenían que suscribirse a MusicNet y Pressplay, por un costo de 240 dólares cada año.

Entre las controversias que ha generado esta decisión de la Corte vale la pena preguntarse ¿cuál es el papel que jugó o está jugando desde que se abrió, en 2003, la iTunes Store teniendo en cuenta que en aquella época contaba con un sistema de gestión digital de derechos que impedía la reproducción de la música? Y ¿cómo influyeron las multinacionales discográficas en los precios de la tienda de Apple?

Carlos Alberto Díaz

Carlos Alberto Díaz

En 2002, cuando terminaba mi bachillerato en el Colegio Militar Caldas, todos los caminos conducían a que mi futuro iba a estar en los batallones del Ejército. Sin embargo, reconozco que para estar en un combate en el monte se necesitan más cojones y, si me dan miedo los ratones, no me imagino cómo saldría a correr si se me apareciera uno de esos ‘roedores’ armados que vemos a diario por la televisión.

Años después me dejé llevar por mi pasión por la radio, las nuevas tecnologías y los medios de comunicación, y comencé a estudiar comunicación social y periodismo. En 2008 busqué mis prácticas en un buen medio y llegué a la Casa Editorial El Tiempo, en donde, un poco frustrado por no cubrir temas de tecnología que siempre me han fascinado, fui periodista en el área de Responsabilidad Social Empresarial y publicaba en medios como Portafolio, el diario Hoy, ADN, Citytv, Eltiempo.com y El Tiempo impreso.

A finales de 2009 ingresé a Portafolio.com.co y cubrí temas de economía, responsabilidad social y, por fin, tecnología. De esta última, para hablar y escribir tengo mucho, y espero que mis contenidos escritos y multimedia sean útiles para que aprendan y se informen sobre este apasionante universo.

Ver todos los posts

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos