HP cambia de presidente y busca nueva dirección

La nueva presidenta de Hewlett-Packard, Meg Whitman, deberá encarar los graves desafios que heredó del presidente saliente. Imagen: megwhitman2010 (vía Flickr).
Tras el escándalo ético con el último presidente, Mark Hurd, este es el tercer despido del alto cargo en menos de seis años. ¿Qué rumbo le espera a esta compañía?
La nueva presidenta de Hewlett-Packard, Meg Whitman, deberá encarar los graves desafios que heredó del presidente saliente. Imagen: megwhitman2010 (vía Flickr).

Tras llevar menos de un año en el cargo, Leo Apotheker es despedido por la junta directiva de Hewlett-Packard.  Será reemplazado por Meg Whitman, antigua presidenta de eBay.

En el caso de Apotheker, la junta ha decidido echarlo por no lograr los objetivos que se había impuesto para este año, y fallar las metas financieras por tres trimestres seguidos.

Además, según el director de la junta, Ray Lane, “se volvió cada vez más claro que necesitábamos liderazgo nuevo para enfocarse en operar nuestro negocio más efectivamente y encarar los desafíos del ámbito de hoy en día”.

Esto se puede interpretar como una decisión que venía en consecuencia de los fallos estratégicos de Apotheker. Primero, quiso enfocar mucho más la división empresarial para ofrecer servicios en la nube, una idea que los expertos de la industria vieron con buenos ojos.

Pero hasta ahí llegaron los aciertos. Después llegó el anuncio de que HP iba a liquidar su división de computación personal (PSG), que es el líder mundial en ventas de PC, y la renuncia a continuar con el desarrollo de los dispositivos con el sistema webOS (los teléfonos Veer y Pre y el tablet HP TouchPad, cuya liquidación del inventario se vendió a 99 dólares la unidad).

Además, la plataforma móvil webOS también quedó a la deriva bajo la gestión de Apotheker, y los anuncios contradictorios de HP (por ejemplo, a comienzos de 2011 el TouchPad se presentó como el rival del iPad, con demostraciones para usuario final; meses después se presentó como un tablet más para empresas –aunque HP reiteró su fe en el producto–, y a mediados de agosto decretó su muerte, han hecho que analistas y medios de comunicación duden acerca de los anuncios de la compañía.

Las acciones han caído un 47% en lo corrido de 2011, y la empresa ha perdido más de 20.000 millones de dólares en su valor comercial.

Ahora, con su salida, HP suma tres presidentes consecutivos en seis años en la lista de descabezados. La primera fue Carly Fiorina, que convirtió a HP en una de las empresas de tecnología más grandes del mundo y lideró la compra de Compaq, que posicionó a HP como líder mundial en ventas de computadores pero a la vez fue muy criticada, y salió en 2005; la sucedió Mark Hurd, a quien lo respaldaban buenos resultados financieros, pero que por un escándalo sexual e irregularidades en sus gastos como presidente fue despedido a mediados de 2010, y ahora es Leo Apotheker, que provenía de la firma de software corporativo SAP –de donde había renunciado meses antes al no recibir el apoyo de la junta directiva–. Estos despidos le han costado a HP alrededor de 80 millones de dólares, más las pérdidas de valor en la bolsa.

Si Fiorina y Hurd salieron en medio de la polémica, con detractores y defensores, alrededor de Apotheker parece haber unanimidad tanto en la junta de HP como entre analistas y observadores sobre el mal desempeño tanto financiero como de ejecución de la compañía durante su presidencia.

¿Qué le espera a HP?

En estas circunstancias llega Meg Whitman, la empresaria que convirtió a eBay de una microempresa de subastas en línea al gigante de ventas en Internet que conocemos hoy en día. 

Sin embargo, aunque su gestión en eBay hasta su renuncia a finales de 2007 es indiscutible, y le permitió destacarse en los rankings de los mejores presidentes de empresa de la década pasada, su nombre genera desconfianza sobre su capacidad para manejar una empresa tan grande e involucrada en tantos negocios diferentes como HP.

Mientras eBay tiene hoy 17.000 empleados, HP se acerca a los 350.000, y HP está presente en la computación personal (negocio del que Apotheker anunció la salida), el software y el hardware corporativos, la computación en la nube, las impresoras y muchos otros.

Además, se critica a la junta directiva no solo por su contratación pasada, sino por el perfil de Whitman, pues mientras Apotheker quiso enfocar a HP como empresa de soluciones corporativas –de ahí su anuncio sobre la división PSG y los productos con webOS–, Whitman tiene un historial con eBay más hacia los negocios masivos. Ella se ha defendido de las críticas diciendo que desde eBay debió hacer muchas alianzas con grandes empresas, pero esto no ha sido valorado como una credencial sólida.

¿Qué desafíos deberá enfrentar la nueva presidenta cuando se siente hoy en su nuevo despacho? 

Liderar el reenfoque de la empresa hacia las soluciones corporativas debería ser uno de los grandes retos iniciales, y algunos analistas creen que deberá liderar una intensa reestructuración, con despidos masivos incorporados.

¿Deberá cumplir al pie de la letra el plan trazado por Apotheker sobre webOS, sus dispositivos TouchPad, Pre y Veer, y separar su negocio de PC en una empresa subsidiaria? ¿O tendrá la capacidad de mando –y la visión– para ‘resucitar’ sus dispositivos móviles, impulsar nuevamente webOS o para cambiar los planes de sus PC? Esto es un misterio, pero de estas respuestas dependerá

Lo que sí es seguro es que HP necesita un presidente que le dé dirección y enfoque claros, y que tenga la capacidad de ejecución que faltó en la era de Apotheker y que hizo que, por ejemplo, el TouchPad llegara tan tarde al mercado y sin un precio competitivo. Además, HP debería aprovechar la base de usuarios que logró cautivar con el remate de sus tablets.

Está por verse si esta decisión va a continuar la tradición reciente de cambios abruptos y selecciones afanadas cuando se trata de los altos cargos de la empresa, o si la junta directiva tiene un acierto para el largo plazo y esto le brinda un poco de estabilidad en este gigante tecnológico.

 

Notas relacionadas:

Sebastián Martínez

Sebastián Martínez

La verdad no me gusta la tecnología. La sigo como un fanático paranoico porque estoy convencido de que los robots van a erigir un imperio mundial algún día. Por eso me dedico a conocer al enemigo íntimamente y no me falta la pelea habitual con uno que otro aparato. Ya he asesinado consolas de juegos, PC, celulares y hasta dispositivos GPS.
Puedo decir, con orgullo, que hasta ahora el mundo no me ha puesto enfrente un robot que no haya podido someter a mi voluntad. Estudié letras y literatura en Estados Unidos para escapar a las exigencias del siglo XXI y la ansiedad de clase media. No me sirvió de mucho, y entonces ahora me dedico la cosa más difícil que he tratado de hacer en mi vida (escribir bien) y prepararme para la futura lucha contra la tecnología desde las filas de ENTER.CO.
PD.
No soy fanboy ni de Apple, ni de Microsoft, ni de Google. Los uso y abuso a todos, incluyendo Linux.

Ver todos los posts

13 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • dos parajodas han sido dichas: webOS y tablets, y el negocio de los PC…. ¿cómo se iba a dejar a la deriva una promesa tan grande, y que de continuar en desarrollo se veia como una nueva y potente opción digana de hacerce pro si misma su espacio en un mercado ultra competido?
    ¿cómo si HP es el lider de ventas de PC (aunque no sea tan buena su calidad, que es otra cosa… que lo diga mi dv41212 jaja), iba a adoptar caminos similares a lo que han hecho IBM o Xerox,, haciendo spin-off de su división de PC?

    esas son cosas que confunden, y no es de sorprender que analistas y parte del púbico en general no estuvieran muy de acuerdo, esperar que la decisión de la junta sea la más adecuada, y que la señora Whitman «timonee» bien el barco en el mar revuelto que dejo Apotheker en HP

  • dos parajodas han sido dichas: webOS y tablets, y el negocio de los PC…. ¿cómo se iba a dejar a la deriva una promesa tan grande, y que de continuar en desarrollo se veia como una nueva y potente opción digana de hacerce pro si misma su espacio en un mercado ultra competido?
    ¿cómo si HP es el lider de ventas de PC (aunque no sea tan buena su calidad, que es otra cosa… que lo diga mi dv41212 jaja), iba a adoptar caminos similares a lo que han hecho IBM o Xerox,, haciendo spin-off de su división de PC?

    esas son cosas que confunden, y no es de sorprender que analistas y parte del púbico en general no estuvieran muy de acuerdo, esperar que la decisión de la junta sea la más adecuada, y que la señora Whitman «timonee» bien el barco en el mar revuelto que dejo Apotheker en HP

  • Les recuerdo que Meg Withman fue la candidata medio-llevada del partido Republicano a la gobernación de California, la que puso muchos millones de dólares de su propia plata (claro, obtenida cuando fue CEO de eBay), pero perdió de forma apabullante porque su plataforma era increíblemente floja. Ay, Dios, a mí que esta señora va a ser tan desastrosa para Hewlett-Packard como lo fue Carly Fiorina hace unos años.

    • Adiós, Hache-Pé. Nos vas a hacer falta, como nos hace falta Compaq, a la que Hewlett-Packard se trago, y Digital Equipment Corporation (DEC), que había sido devorada por Compaq poco antes. Qué desastre!

    • Veamos: Los procesadores Alpha y el sistema operativo Tru64 (antes conocido como OSF/1 y Digital Unix) escrito para ellos. Los procesadores PA-RISC y su sistema operativo HP-UX. Hasta cierto punto, la arquitectura VAX y su sistema VMS, que si bien eran un poco anacrónicos estaban basados en muchas buenas ideas. Todas esas tecnologías y otras más que ni recuerdo echadas a perder por las pésimas administraciones en DEC, Compaq y HP. Y la tapa, por supuesto, fue doña Fiorina. MMmmmmm…. bueno, supongo que no todo el mundo puede ser Steve Jobs, no?

  • Les recuerdo que Meg Withman fue la candidata medio-llevada del partido Republicano a la gobernación de California, la que puso muchos millones de dólares de su propia plata (claro, obtenida cuando fue CEO de eBay), pero perdió de forma apabullante porque su plataforma era increíblemente floja. Ay, Dios, a mí que esta señora va a ser tan desastrosa para Hewlett-Packard como lo fue Carly Fiorina hace unos años.

    • Adiós, Hache-Pé. Nos vas a hacer falta, como nos hace falta Compaq, a la que Hewlett-Packard se trago, y Digital Equipment Corporation (DEC), que había sido devorada por Compaq poco antes. Qué desastre!

    • Veamos: Los procesadores Alpha y el sistema operativo Tru64 (antes conocido como OSF/1 y Digital Unix) escrito para ellos. Los procesadores PA-RISC y su sistema operativo HP-UX. Hasta cierto punto, la arquitectura VAX y su sistema VMS, que si bien eran un poco anacrónicos estaban basados en muchas buenas ideas. Todas esas tecnologías y otras más que ni recuerdo echadas a perder por las pésimas administraciones en DEC, Compaq y HP. Y la tapa, por supuesto, fue doña Fiorina. MMmmmmm…. bueno, supongo que no todo el mundo puede ser Steve Jobs, no?

  • Ojalá que Meg, política frustada que, al igual que Fiorina, fue vetada por los electores, no vaya a cometer la misma estupidez de ésta, que trasladó la producción de HP a China, acabando con un sin número de empleos 
    aquí en USA, para «lograr las enormes ganancias» que tuvo HP durante su gestión. Pero aún así la echaron.
     

  • Ojalá que Meg, política frustada que, al igual que Fiorina, fue vetada por los electores, no vaya a cometer la misma estupidez de ésta, que trasladó la producción de HP a China, acabando con un sin número de empleos 
    aquí en USA, para «lograr las enormes ganancias» que tuvo HP durante su gestión. Pero aún así la echaron.
     

Archivos