Este es el panorama del comercio electrónico en Colombia

En Colombia, según estadísticas de la Superintendencia Financiera, en septiembre del 2010 había 7,87 millones de tarjetas de crédito vigentes, mientras las débito llegaron a 15,08 millones.
La oferta para comprar productos en línea crece pero, según expertos, todavía hay mucho por hacer en diversos aspectos como el aumento de medios de pago y la difusión de Internet como una plataforma confiable y segura.

En Colombia, según estadísticas de la Superintendencia Financiera, en septiembre de 2010 había 7,87 millones de tarjetas de crédito vigentes, mientras las débito llegaron a 15,08 millones.

Muchos quisieran que las amplias posibilidades que se ofrecen en países como Estados Unidos para comprar por Internet fueran replicadas en Colombia. Allí, es tan simple como buscar algo en sitios populares y reconocidos como Amazon.com o eBay, elegir el producto que se quiere, proceder a ingresar los datos de la tarjeta y listo, en pocos días llega a su destino lo que se ha comprado. La gente ahorra tiempo, dinero y confía en un medio que ya no es extraño para estos procesos.

Sin embargo, en nuestro país el asunto es a otro precio. De hecho, según cifras suministradas por el sistema de pagos en línea PagosOnline, los colombianos confían más en otros mercados –gracias a que tienen una oferta más variada–, por lo que 9 de cada 10 compras que se realizan a través de Internet son en sitios del exterior, principalmente en Estados Unidos.

Las iniciativas en este sentido en los últimos meses revelan que el panorama puede cambiar y es posible revertir el comportamiento de los usuarios a la hora de adquirir productos y servicios en la Red en sitios nacionales. Se destacan casos como los de Exito.com y Falabella.com, que lanzaron en octubre de este año nuevas plataformas de compras en línea, con lo que las opciones locales se amplían y el ecosistema de comercio electrónico comienza a crecer.

El objetivo en dicho aspecto es aumentar de manera significativa el mercado de B2C en el país (comercio electrónico a consumidores) el cual en 2009 produjo 435 millones de dólares, de acuerdo con un estudio de América Economía Intelligence y la firma de medios de pago Visa. El crecimiento con respecto a 2008 fue del 45%, cuando alcanzó 301,9 millones de dólares, y se espera que complete 2010 en unos 600 millones de dólares.

Dichas cantidades están lejos de otros países de la región como Argentina o Venezuela e incluso del total de la región, pues el mercado colombiano solo representa un 2% del volumen de América Latina, que para el 2011 se pronostica será de 35.000 millones de dólares. En opinión de Guillermo Rospigliosi, director de canales emergentes de Visa para América Latina y el Caribe, se ve que hay un potencial muy grande por crecer. Mientras que en América Latina el comercio electrónico es tan solo el 0,52% del PIB, para países como Estados Unidos y algunos de Asia la cifra es superior al 2%.

Sin embargo, para que la situación cambie es necesario que los procesos tomen un rumbo diferente, con aspectos puntuales que el mismo mercado debe transformar para que comprar por Internet en Colombia sea una realidad. En estos puntos coinciden todos los expertos consultados por ENTER.CO, quienes aseguran que con esfuerzos para mejorar la oferta actual, aumentos en la difusión de medios de pago, seguridad en los sistemas para realizar transacciones, crecimiento en la infraestructura tecnológica del país y una mayor promoción de estos canales de ventas se verán los resultados.

Aumento en la oferta.

Para que exista un verdadero mercado de comercio electrónico se requiere que la gente encuentre múltiples productos y servicios disponibles. Según Martin Schrimpff, gerente de proyectos especiales de PagosOnline, no basta con tener la tecnología, pues muchos negocios en el país cuentan con ella desde hace rato; por lo tanto, lo que se necesitan son productos.

En su opinión, con los grandes comercios apostándoles a los medios digitales el panorama debe cambiar. En esto coincide Guillermo Rospigliosi, de Visa, quien afirma que el mercado debe asegurarse de que el cliente tenga el producto adecuado para comprar. Se resalta en este sentido el sitio transaccional de Falabella.com en Colombia, que está en línea desde el 5 de octubre.

Esta cadena trae un caso exitoso de su casa matriz en Chile donde, según estimaciones del mercado, el 9% de sus ventas en el país viene del negocio por Internet, lo que equivale a unos 142 millones de dólares. Felipe Villa, gerente de la división de venta a distancia de Falabella, comenta que la gente en Colombia sí está dispuesta a comprar por Internet, desde que le ofrezcan un medio seguro y que brinde confianza. El ejecutivo destaca la plataforma de Falabella.com, que es la misma que emplean otros sitios de comercio en la Web como Amazon y otros almacenes de retail de Estados Unidos.

Afirma, además, que para que este canal tenga fuerza los proveedores deben apostarle a que haya una mayor variedad de productos que en la tienda, la cual tiene problemas por la distribución del espacio. Para el lanzamiento de Falabella.com.co, proyecto en el que la cadena invirtió cerca de 10 millones de dólares, había cerca de 2.000 productos, pero la idea es que, para 2011, se triplique esta cantidad. El objetivo para finales del próximo año es facturar a través del sitio unos 7 millones de dólares.

Otra iniciativa importante viene de la mano de Almacenes Éxito, que el 20 de octubre relanzó su sitio web, Exito. com, con una inversión de 3.000 millones de pesos y 20.000 referencias disponibles para comprar. Esta empresa fue pionera en Internet, al ofrecer en 1998 juguetería, música y libros. El cambio de Exito.com para este año está apoyado de una base de datos de más de 250 mil personas registradas, cerca de 318 mil visitas promedio mensuales al sitio y productos exclusivos que la gente solo va a encontrar en línea.

Ricardo Henao Arango, director de canales alternos del Grupo Éxito, dice que para este proyecto se avanzó mucho sobre la parte de contenido, al igual que en seguridad de la plataforma y funciones novedosas como la posibilidad de seguir paso a paso el producto que se compró hasta que llega a la casa del cliente. De esta manera, es posible adquirir cosas desde cualquier lugar del mundo, con la posibilidad de enviarlas a más de 900 poblaciones de Colombia; el 40% de las compras son del exterior –principalmente de Estados Unidos, Venezuela y España– y el 60%, de Colombia.

Las iniciativas mencionadas se suman a otras que ya funcionan con resultados positivos como las aerolíneas Aires, AeroRepública (hoy, Copa Airlines) y Avianca ya venden gran cantidad de tiquetes por este medio. En el segmento de pequeñas y medianas empresas, dice Martin Schrimpff de PagosOnline, proyectos como los sitios de cupones (Cuponidad o Grupanga) y los clubes de compras (Geelbe) son una oportunidad de crecimiento para el sector.

Medios de pago.

Uno de los mayores inconvenientes a la hora de comprar por Internet consiste en el pago de los productos en línea, que se dificulta, según Guillermo Rospigliosi, de Visa, por la baja penetración de tarjetas débito y crédito en el país.

En Colombia, según estadísticas de la Superintendencia Financiera, en septiembre del 2010 había 7,87 millones de tarjetas de crédito vigentes, mientras las débito llegaron a 15,08 millones. Estas cifras, que no son comparables con otros países de la región, contrastan con las publicadas en el informe de América Economía Intelligence y Visa, que dicen que el medio preferido de pago para las transacciones electrónicas realizadas en América Latina es la tarjeta de crédito, con el 75%, seguido de la tarjeta débito, con el 13%; el efectivo contraentrega, con el 0,7%; la transferencia de fondos, con el 0,3%, y el cheque, con el 0,1%.

En el mercado local, el cual maneja en un 90% la plataforma de medios de pago PagosOnline, hay un 60% de preferencia por la tarjeta de crédito; 25% se inclina por el sistema PSE, que agrupa a las tarjetas débito, y el 15% restante está a favor del efectivo, bien sea con depósitos en cuenta bancaria o a través de los puntos Vía Baloto y Efecty, modelo que la compañía incorporó en octubre del 2009 y que permite realizar todo el proceso de compra por Internet, pero que el pago sea físico.

Al respecto, comenta Rospigliosi, hoy las tarjetas de débito en Colombia no están habilitadas para comprar directamente por Internet. “No es problema particular de este país, sino de la región, pero estamos trabajando con la banca para habilitar los productos”.

Seguridad y confianza.

Para lograr un crecimiento significativo de las compras por Internet es necesario, según expertos, aumentar la seguridad y confianza que tienen los consumidores cuando hacen transacciones en la Red.

El estudio de América Economía Intelligence y Visa muestra que, en 2007, el 61% de las personas dijo que Internet era un medio seguro; para el 2008 el indicador subió al 62%; y en el 2009 llegó al 63%.

En este sentido, plataformas de pago como PagosOnline han venido desarrollando un trabajo importante para darles a los consumidores una voz de confianza que dice que comprar en la Web es seguro. En años anteriores, pequeños sitios web ofrecían sistemas de pago personalizados, pero esto traía inconvenientes de fraude y robo de identidad.

Con plataformas de pago como la mencionada, cualquier persona que desee vender a través de la Web puede adquirir el servicio y de inmediato recibe el dinero de sus ventas por medio de dicho sistema, lo que garantiza la total transparencia y la seguridad de la transacción para comprador y vendedor.

Infraestructura tecnológica.

No basta con que la oferta exista si los individuos no tienen los medios necesarios para acceder a Internet. Al respecto, dice Martin Schrimpff de PagosOnline, se ha visto una evidente correlación entre el crecimiento de usuarios de banda ancha y la cantidad de personas haciendo compras en la Red.

En este sentido, si bien Colombia mejora en sus estadísticas, todavía no cuenta con cifras significativas que permitan resultados más concretos. En opinión de los expertos consultados, es preciso aumentar el número de computadores en el país y vincularlos con accesos a Internet de alta velocidad. Según el Ministerio TIC, los contratos de acceso a la Red subieron de 3,18 millones en diciembre de 2009 a 3,30 millones en marzo de 2010.

Colombia contaba en marzo pasado con 8 millones de usuarios residenciales de Internet, casi 300.000 más que la cifra registrada al cierre de 2009. En cuanto a usuarios de Internet (residenciales, corporativos y de centros colectivos), el Gobierno indicó que para marzo de 2010 el país contaba con un total de 22 millones de usuarios.

Iván Luzardo

Iván Luzardo

Hoy estoy convencido de que hubiera sido un excelente administrador de empresas. Pero soy periodista, no uso corbata, los números me cuestan y soy verdaderamente feliz con lo que hago: hablar, escribir, tocar, sentir y vivir de la tecnología. La misma que alguna vez, hace ya varios años, me encontró -sin yo buscarla- y se quedó conmigo.
Con el tiempo, el tema se convirtió en mi pasión. Pienso que la tecnología es una de las mejores herramientas para ver cómo evoluciona el mundo y estoy seguro de que con ella y con educación podremos cambiar el planeta, la mentalidad de la gente, el futuro.
Soy comunicador social y periodista de la Universidad de La Sabana con una especialización en economía de la Universidad de Los Andes.

Ver todos los posts

28 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos