El juego de Nintendo que arma polémica entre la comunidad LGBT

'Tomadachi Life' usa los famosos 'Mii' como personajes del juego.
‘Tomodachi Life’ usa los famosos ‘Mii’ como personajes del juego.

Lo que promete ser uno de los lanzamientos fuertes de Nintendo para el 3DS este año en occidente, el videojuego conocido como ‘Tomodachi life’, que desde el año pasado está en el mercado japonés, ha empezado a levantar polémica. Associated Press señala que Nintendo no permitirá que los personajes del juego, que es un simulador de vida, puedan relacionarse sentimentalmente con alguien de su mismo sexo.

Nintendo se pronunció sobre el tema al afirmar que “nunca tuvimos la intención de hacer ninguna forma de comentario social con el lanzamiento de ‘Tomodachi Life’, las opciones de relación que presenta el juego representan un mundo alterno, no necesariamente un simulador de la vida real”.

La respuesta de Nintendo surge luego de la aparición de una campaña conocida como ‘MiiQuality’, que exige a la compañía permitir que los personajes del videojuego no tengan relaciones sentimentales exclusivamente con el sexo opuesto.

El creador de la campaña, Tye Marini, señaló que “esto es más que un problema de jugabilidad porque se supone que los personajes son una representación de la vida real. Tú pasas tu personaje personalizado al juego, y al final no podrá representarte si eres gay”.

Nintendo también se defendió afirmando que “la habilidad de tener una relación amorosa con personajes del mismo sexo no era parte del juego original que salió en Japón, y el juego que estamos lanzando en occidente está hecho con el mismo código”.

En este aspecto ‘Tomodachi Life’ empieza con desventajas ante otros simuladores de vida, como ‘Los Sims’, que ya han puesto en su juego la posibilidad de tener un personaje homosexual.

Este tipo de polémicas no es nuevo. En la versión de ‘Animal Crossing: New Leaf’ que llegó a occidente, varios personajes de género masculino con ademanes afeminados fueron cambiados para que fueran mujeres, y no hombres.

Imagen: Doug Kline (vía Flickr).

Camilo Martínez

Camilo Martínez

Viviendo dentro de las cuatro líneas que arman una viñeta, transportándome en los fotogramas de las películas más clásicas o del cine más explosivo, leyendo desde literatura de ciencia ficción desechable o las obras hechas para el bronce. Básicamente amante ciego de las historias, sea en pantalla o papel, buenas o terribles. Profesional en comunicación social y periodismo del Politécnico Grancolombiano, he colaborado con medios como Caracol Radio, Cartel Urbano, Diario ADN y RCN Televisión.

Ver todos los posts

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • no veo por que tanto alegan, si el creador del juego no desea esa función esta bien, es su derecho es su trabajo y en el puede poner lo que gusta, si no les gusta a los gays entonces no lo compren, si basan su vida real en una virtual eso si es de pena ajena para empezar, si quieren que los respeten deben comenzar por respetar las ideas o creencias de los demás y no intentar forzarlos a pensar igual que ellos.
    como dijo benito juarez el respeto al derecho ajeno es la paz, deberían aplicarlo.
    solo espero no empiecen con sus clásicos boicots contra el juego se verían muy miserables.

  • no veo por que tanto alegan, si el creador del juego no desea esa función esta bien, es su derecho es su trabajo y en el puede poner lo que gusta, si no les gusta a los gays entonces no lo compren, si basan su vida real en una virtual eso si es de pena ajena para empezar, si quieren que los respeten deben comenzar por respetar las ideas o creencias de los demás y no intentar forzarlos a pensar igual que ellos.
    como dijo benito juarez el respeto al derecho ajeno es la paz, deberían aplicarlo.
    solo espero no empiecen con sus clásicos boicots contra el juego se verían muy miserables.

Archivos