Mujer anunció su suicidio en Facebook y ninguno de sus amigos lo impidió

El suicidio de Jane Simone Back no es el único que ha sido anunciado a través de las redes sociales.
El hecho se registró en el Reino Unido, pero la mujer tenía amigos en varios países. Ninguno de sus más de 1.000 contactos hizo algo para evitar que muriera por tomar pastillas en exceso.
El suicidio de Jane Simone Back no es el único que ha sido anunciado a través de las redes sociales.
“Amigo el ratón del queso”, dicen algunas personas cuando no confían en otras. Probablemente esas fueron algunas de las últimas palabras de Jane Simone Back, una británica 42 años que publicó en su perfil de Facebook un anuncio que alertaba de su suicidio. Lo curioso del hecho es que ninguno de sus 1.082 ‘amigos’ trató de impedir el hecho.

“Tomé todas mis pastillas, moriré pronto. Adiós a todos”, decía la nota publicada por Back el 25 de diciembre pasado. Sin embargo, todo parece indicar que no era la primera vez que la mujer intentaba suicidarse, y entre las respuestas de sus contactos se encontraron comentarios como “lo hace todo el tiempo y está mintiendo”, a lo que otro respondió: “Espero que esté mintiendo, si no, te sentirás muy culpable mañana”.

Según el diario Daily Mail, su madre Jennifer Langridge, quien es discapacitada y solo se enteró de la muerte de Back al día siguiente del suicidio, exigió saber por qué ninguno de sus más de 1.000 amigos en la red social de su hija –a pesar de que algunos vivían cerca a la que era su casa– trató de salvarla e impedir su muerte. Algunos de los que estaban más lejos le pidieron vía Facebook su dirección y teléfonos, pero no pudieron hacer nada.

El desenlace de la historia fue la muerte por sobredosis de la mujer. Casi 20 horas después de enviado el mensaje en Facebook, la policía la encontró muerta en su casa.

Según el mismo medio, un portavoz de la red social insistió en que la seguridad de sus usuarios era de ‘vital importancia’ para la compañía. En un comunicado, Facebook lamentó la muerte de la británica.

Para Jennifer Langridge, a la muerte de su hija representó, además del dolor por la pérdida, la misión de manejar los vínculos sociales que dejó en Facebook. “Mi hija Simone falleció hoy, así que por favor déjenla en paz ahora”, dijo Langridge desde la cuenta de Simone, que estuvo activa –y con el muro y otros contenidos personales visibles– hasta el 6 de enero (hoy la cuenta ya no aparece en Facebook, ya sea porque Langridge la canceló o porque la configuró para que no fuera visible.

La mujer ha agradecido en su muro las palabras de apoyo de muchos amigos de ella y de su hija, aunque también se ha tenido que defender de ataques de algunos que consideraron que ella había acusado a Facebook o a los contactos de su hija de la tragedia. “Nunca dije que la culpa era de Facebook. Entonces, paren todos los insultos, no neecsito esto ahora”, dice su última actualización de estado, publicada este miércoles 5.

Sin embargo, el caso de Back no ha sido el único en Facebook. Lita Broadhurst, profesora de inglés de 47 años residente en Garrucha (Almería), decidió quitarse la vida arrojándose desde la terraza de su casa. Pero antes de hacerlo escribió su testimonio en forma de ‘nota’ y lo publicó en su perfil de Facebook, donde lo pudieron leer sus 59 contactos. En la desgarradora despedida, titulada ‘Últimas palabras’, Lita explicó su dura situación de vida y sus razones para dejarse vencer. Por su parte, Tyler Clementi, un estudiante homosexual del que se publicó en la Web un video comprometedor, publicó un último mensaje de estado en Facebook que decía: «Saltando del puente (del río Hudson), lo siento».

Estos hechos, que ya se empiezan a presentar con más frecuencia (dado que Facebook es usado por más de la cuarta parte de los usuarios de Internet en el mundo, y por la décima parte de la población mundial), dejan en el aire la duda de si los amigos virtuales son reales y de si las relaciones sociales en línea son útiles en la ‘vida real’.

¿Conoce casos trágicos o críticos en las redes sociales o, al contrario, situaciones en las que los contactos hayan ayudado a personas necesitadas? Lo invitamos a que compartan sus experiencias en los comentarios.

Carlos Alberto Díaz

Carlos Alberto Díaz

En 2002, cuando terminaba mi bachillerato en el Colegio Militar Caldas, todos los caminos conducían a que mi futuro iba a estar en los batallones del Ejército. Sin embargo, reconozco que para estar en un combate en el monte se necesitan más cojones y, si me dan miedo los ratones, no me imagino cómo saldría a correr si se me apareciera uno de esos ‘roedores’ armados que vemos a diario por la televisión.

Años después me dejé llevar por mi pasión por la radio, las nuevas tecnologías y los medios de comunicación, y comencé a estudiar comunicación social y periodismo. En 2008 busqué mis prácticas en un buen medio y llegué a la Casa Editorial El Tiempo, en donde, un poco frustrado por no cubrir temas de tecnología que siempre me han fascinado, fui periodista en el área de Responsabilidad Social Empresarial y publicaba en medios como Portafolio, el diario Hoy, ADN, Citytv, Eltiempo.com y El Tiempo impreso.

A finales de 2009 ingresé a Portafolio.com.co y cubrí temas de economía, responsabilidad social y, por fin, tecnología. De esta última, para hablar y escribir tengo mucho, y espero que mis contenidos escritos y multimedia sean útiles para que aprendan y se informen sobre este apasionante universo.

Ver todos los posts

11 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Hay personas que pareciera compitieran por tener el mayor número de amigos en las redes sociales. No discriminan en lo más mínimo para aceptar cuantas solicitudes de amistad les llegue y a su vez con son muy intensas enviando sus solicitudes, así hacen perfiles con miles de «amigos», entre comillas porque la amistad es otra historia. La vida moderna, y ahora la tecnología, aísla a la persona, la interacción social real es muy limitada, tal vez este aislamiento las angustia y ansiosas de amistades hacen lo que señalé antes. Uno nota en lo que ve en Facebook como escriben en su estado reflexiones y frases, sin comillas ni crédito alguno, por encima se nota que aquellas frases y reflexiones son copiadas, lo digo cuando se trata de personas de las que uno tiene algún grado de conocimiento y de inmediato ve que las capacidades de escribir reales no da para frases brillantes. Lo interpreto como un afán de figurar o sobresalir como muy inteligentes o muy eruditas. Se ven las rivalidades y las envidias. No son verdaderas amistades. Sin embargo, para concluir (sigue) http://urrao.blogspot.com

    • «La tecnología, aísla a la persona, la interacción social real es muy limitada» <– Disiento de esta afirmación. La tecnología es neutra y somos nosotros los que hacemos que sea buena o mala, que integre o aísle.

      Ejemplos de uso positivo de la tecnología contra el aislamiento: hoy, una persona con problemas de socialización a duras penas tenía a su familia. Hoy, puede integrarse a comunidades virtuales que compartan sus intereses; hoy un niño enfermo, pobre y de una región apartada que es hospitalizado en Bogotá puede comunicarse con sus padres o su abuelita vía chat, mensajería instantánea o videoconferencia y tener su compañía (este es un caso real que tuve la oportunidad de conocer gracias a un programa de la Fundación Telefónica).

      Saludos…

    • Gracias a Mauricio Jaramillo por la rectificación, al leerlo debí buscar en mi comentario el encomillado que me señala convencido de que debía ser un error del contradictor. Para mi sorpresa la expresión si es mía, pero como lo afirma quien contradice, mi afirmación es parcializada. De nuevo gracias por la aclaración, «somos nosotros quienes hacemos que sea buena o mala». Si bien a algunas personas puede aislarlas como lo dije, el problema es de la persona. Y de que la tecnología sirve para integrar, como lo dice Mauricio, absolutamente cierto. Aunque no soy muy activo o adicto a la comunicación virtual, a raíz de es medio he conocido a una persona, nos identificamos en algunas actitudes ante la vida. Ahora entre nosotros existe lo que se asemeja o es una sincera amistad: estimación y respeto recíprocos, y solidaridad. Y otros pocos casos más de relaciones superficiales, pero que también cuentan. Invito a visitar el blog http://urrao.blogspot.com y si le gusta gracias por hacer clic en Votar, esquina superior derecha, se trata de un concurso promovido por una empresa que tiene que ver con Google, eso entiendo. Son pocos los blogs latinos y el mío que indiqué va marcando cerca del 20 lugar entre unos 300. Después de pulsar Votar aparece una página en inglés que explica de que se trata, para ver la clasificación del momento cliquear en View Toplist, en la última línea a la izquierda.

      • Hola, Javier.

        Gracias por el comentario. Estamos de acuerdo. Eso sí, queda claro el papel de los medios y los líderes de opinión en impulsar el buen uso de la tecnología y de Internet para que sean mejor aprovechadas y nos integre en lugar de aislarnos.

        Sobre el concurso, no tiene nada que ver con Google, pero éxitos en él. Recomendación: participar en http://www.thebobs.com/, un concurso global y mucho más reconocido.

        ¡Saludos!

  • Comentaré un caso real que tiene alguna relación con la noticia. En Facebook recibí un mensaje de una persona amiga de algún amigo mío, me preguntaba por el estado de la mascota que en hilo de una conversación yo comenté algo insubstancial respecto a la adopción del animalito, ella me preguntó por la mascota. Respondí que yo no era quien lo había adoptado, me replicó con otro donde decía que ella sabía yo no era el adoptante, que lo quería saber es quien era. En un par de líneas le hice saber no tener ni idea. Recibí a la vez una solicitud de amistad de ella, la acepté. Poco tiempo después escribió en su estado (qué piensas) algo donde se quejaba de su soledad, tener sólo la compañía de su mascota. Casi de inmediato había un comentario de alguien que le daba moral, fue cuando vi ese hilo. Percibí en lo que ella escribió que estaba en un grado de depresión de alarma. De inmediato escribí algo así como que tenía su compañía más leal, más fiel y más noble que cualquier persona. Que se tranquilizara que la ansiedad espantaba las energías de atracción, que la vida le tenía cosas bellas y cuando menos lo esperara conocería o le llegaría la persona que se la merecía. Fue algo de sicólogo chiviado pero lo hice para darle ánimos y hacerle ver que ella nos importaba a varios. Contestó tranquila y con un dejo de vergüenza, de esto hace meses y ahora por lo que escribe se nota tranquila. Los paisas, en parte, aún conservamos la camaradería de los pueblos pequeños y de las familias pobres. Espero entiendan el enredijo, pero es un caso real. http://aguafiestas-controlsocial.blogspot.com

  • En lo que respecta a una «red social», Facebook francamente es una mentira. Se dedica más a distribuir productos al público y publicidad sirviéndose como muestra que una persona tenga más contactos en su perfil para distribuir contenidos con fines económicos. El ejemplo de la señora da cuenta de ello, pues la noticia da la idea de que el suceso le dio mala publicidad a Facebook, aunque publicidad, a fin de cuentas. Puedo tener mil «amigos» como ellos lo llaman, pero los amigos siguen condicionados al contacto físico. En ese sentido la tecnología no ha podido cambiar la importancia de cómo manejamos las relaciones humanas que estimamos valiosas, y las que no se les llamará siempre igual: Conocidos. Tener mil contactos en Facebook cuando me hablo con menos de diez, es como ir a un estadio lleno de gente, percibimos las mismas cosas, vemos la misma publicidad pero no nos hablamos entre sí. Si lo dudan revisen el muro de alguno de sus contactos con los que no se hablan y ¡oh sopresa! si esa persona utiliza su muro lo hace con las mismas y escasas personas, pues ni modo de esperar que hable con muchas más a través de privados. En realidad, lo que mantiene a Facebook vivo es crear a la gente la sensación de que es necesario sumado a una interfaz atractiva y versátil (que ya no lo es tanto con lo cambios que ha sufrido) y su facilidad para divulgar eventos y productos para el público. De lo contrario, seria tan decadente como Hi5, Netlog, o MySpace. Conozco personas que creen que deben estar en Facebook así no hablen con nadie y solo se dediquen a contemplar el perfil de otros, pues el boom de meterse a Facebook por sus múltiples aplicaciones que otras redes no tenían pasó como hace dos años, salvo para las aplicaciones en linea masivas como Farmville (Pues porque se nota que nunca jugaron Harvest Moon jejeje).

  • Pues, en sociologia y mediologia se estudia el fenomeno Facebook y se ha llegado a la conclusión que con un «me gusta» la gente sale del paso, lo escrito por sus contactos pasa a ser muchas veces parte del paisaje y no genera ya ninguna novedad, por lo que la gente se hace la de la vista gorda, incluso con cosas importantes.

    Yo personalmente soy de los que comenta todo, hasta lo que no es de mis amigos más cercanos, pero eso si, en mi FB solo tengo personas que conozco, eso tambien puede marcar la diferencia.

    Para finalizar, cuando mis [email protected] ponen cosas depresivas en su FB, lo primero que hago es tratar de contactarlas por chat, messenger y si no es posible, una bombardeada de llamadas al fijo y al celular para verificar que pasa, como estan y en que puedo ayudar… y ha servido, no para evitar suicidio o algo así… pero si para levantar el animo, finalmente, para eso debemos estar los amigos.

  • Que triste esta historia, sin embargo hay que reconocer este tipo de personalidades depresivas…sí constantemente nuestros amigos hacen mención a tales deseos debemos llamar o poner atenta a las personas más allegadas.
    Lo otro es hacer un uso responsable de nuestras cuentas…no tomarlas como un simple juego, miren este ejemplo ya que ella en diversas ocasiones decía que lo iba hacer y cuando realmente paso…nadie lo creyó…Pilas en qué y cómo nos movemos en este tipo de espacios.

  • Mi historia es la seguiente, hace aproximadamente 2 años un amigo mio de toda la vida habia peleado fuertemente la noche anterior con su novia de varios años, al dia siguiente en la mañana me conecte a facebook y el estaba conectado, en su muro habia publicado algo que decia «muero, muero» de inmediato le escribí un mensaje en chat preguntandole que tenia y que por que estaba triste y él solo me envió una carita triste peor no quiso hablar entonces decidi no molestarlo, creo que ese fue mi error no insistir por que creí que la situación quizas no era tan grave ya que en repetidas ocaciones peleaba con ella y se ponia muy triste. En las horas de la noche una compañera del colegio con la que nunca hablaba y me envio un mensaje diciendome que la situacion de Cami era lamentable, yo en ese momento no recordaba la «conversacion» de la mañana y yo le dije que esa relación solo le causaba tristezas, ella se dió cuenta que no tenia ni idea de lo que habia pasado entonces muy sutilmente me dijo que camilo se habia suicidado al rededor del medio día alrededor de las horas en que habiamos hablado. No se si se trate de falta de autoestima o fortaleza emocional pero si debemos tener muy en cuenta y estar alerta frente a los comentarios de muro en face porque si los colocan, es por que esperan a que alguien los lea y entienda la mucha atención que necesita pues una palabra de aliento puede salvar una vida, vida que no salvé.

Archivos