La polémica decisión de Facebook en Chile

Cerca de 260.000 usuarios se unieron al grupo en Facebook que rechaza la decisión de la red social.
La red social cerró la cuenta de una mujer en ese país porque publicó en su perfil una foto en la que practicaba la lactancia materna. En un grupo de la misma red, más de 250.000 usuarios rechazan la decisión.
Cerca de 260.000 usuarios se unieron al grupo en Facebook que rechaza la decisión de la red social.

La popularidad de Facebook no solo se debe su número de usuarios (más de 610 millones). La red social parece ser el escenario perfecto para la libertad de expresión, y por eso muchos cibernautas la utilizan para decir lo que se les plazca e incluso para planear revueltas políticas. Sin embargo, desde que fue creada también ha generado uno que otro escándalo que, de alguna forma, le ha ayudado a aumentar su popularidad y a la vez las críticas.

Por la red social, que hace algunas semanas selló su alianza con Microsoft alrededor de Messenger, han pasado curiosos casos que van desde los anuncios de suicidio hasta el hackeo de la página de su propio fundador, Marck Zuckerberg. Y aunque puede parecer paradójico, Facebook aumenta cada vez más su reconocimiento por ser uno de los enemigos de la mayoría de empresas del mundo, al menos en lo que a productividad de los empleados se refiere.

Al grupo de escándalos se suman los cierres de perfiles de usuarias que defienden la lactancia materna con sus fotos de perfil. El caso más reciente es el del cierre que hizo el gigante de las redes sociales a la cuenta de la sicóloga chilena Leslie Power porque puso en su perfil una foto en la que aparecía lactando a su bebé de 3 meses. Por este hecho, la mujer recibió una notificación que le indicaba que su foto era ofensiva.

Power respondió a la medida a través de un correo electrónico enviado a los encargados de las notificaciones de la red social solicitándoles el estudio de su caso, pero dejó en claro que no comparte los motivos de cancelación de su cuenta. «Ellos me mandaron una notificación, en la que me informaron que mi cuenta fue cerrada por tener una foto que atenta contra personas y colectivos, y que Facebook se encarga de cuidar su territorio«, le dijo al diario La Tercera la sicóloga.

A la petición de Power, la red social respondió que en los próximos días se contactará con ella y le indicó que por ahora le recomienda leer las condiciones de uso. Con relación al cierre de cuentas, la política de la compañía en pocas palabras establece que todos los perfiles que sean denunciados como infractores de las normas de conducta establecidas serán sometidos a la clausura de cuentas.

El rechazo frente a la práctica de Facebook no se ha hecho esperar y en la misma red social, existe un grupo llamado Facebook, la lactancia materna no es obscena!, que ya completa los 260.000, en el que las mujeres publican fotos del proceso de lactancia de sus hijos.

“¡Yo también doy de lactar! y eso no es obsceno, todas las madres del mundo tenemos la libertad de dar de lactar donde podamos hacerlo y donde queramos hacerlo, porque de eso viven la gran mayoria de bebés cuando nacen”, sostiene Nilovna Carmén Vilcapuma, una de las seguidoras del grupo.

Cabe aclarar que el grupo no se creó por el caso de Power, sino que existe desde 2007, y que Facebook ha censurado o cerrado muchas cuentas por la misma causaHemos visto perfiles con imágenes realmente obscenas y hasta ahora la red social no ha tomado las medidas”, señaló otro de los usuarios del grupo.

Actualización.

El impacto mediático que tuvo la decisión de Facebook en el mundo resulto ser efectiva. A través de Twitter, Power informó que recibió este miércoles en la noche un correo electrónico de una funcionaria de la red social le indicaba los pasos que debía seguir para recuperar su cuenta. Sin embargo, las condiciones para su acceso son bastantes.

«Me manda una carta anoche, firmada por ‘Paula’ sin apellido. Muchas condiciones para retomar la cuenta», señaló la doctora, quien minutos antes publicó en la red de microblogging «un nervioso ataque de risas«, previo a la reposición del servicio.

La chilena calificó como una reacción de temor por parte de Facebook, en parte, gracias a las manifestaciones de rechazo de sus usuarios frente a la polémica decisión que le dio la vuelta al mundo en unas pocas horas. A su vez, expresó su inconformismo porque, a pesar de que volverá a tener presencia en Facebook, una buena cantidad del material informativo que publicó ya no está disponible.

Con base en esto, ¿está de acuerdo con la censura y el cierre de cuentas que puede hacer Facebook por cualquier práctica que lleven a cabo los usuarios? ¿Qué opina de la coherencia de Facebook, que censura fotografías de algo natural como la lactancia materna, y en cambio permite fotografías de pornografía camuflada?

Carlos Alberto Díaz

Carlos Alberto Díaz

En 2002, cuando terminaba mi bachillerato en el Colegio Militar Caldas, todos los caminos conducían a que mi futuro iba a estar en los batallones del Ejército. Sin embargo, reconozco que para estar en un combate en el monte se necesitan más cojones y, si me dan miedo los ratones, no me imagino cómo saldría a correr si se me apareciera uno de esos ‘roedores’ armados que vemos a diario por la televisión.

Años después me dejé llevar por mi pasión por la radio, las nuevas tecnologías y los medios de comunicación, y comencé a estudiar comunicación social y periodismo. En 2008 busqué mis prácticas en un buen medio y llegué a la Casa Editorial El Tiempo, en donde, un poco frustrado por no cubrir temas de tecnología que siempre me han fascinado, fui periodista en el área de Responsabilidad Social Empresarial y publicaba en medios como Portafolio, el diario Hoy, ADN, Citytv, Eltiempo.com y El Tiempo impreso.

A finales de 2009 ingresé a Portafolio.com.co y cubrí temas de economía, responsabilidad social y, por fin, tecnología. De esta última, para hablar y escribir tengo mucho, y espero que mis contenidos escritos y multimedia sean útiles para que aprendan y se informen sobre este apasionante universo.

Ver todos los posts

8 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos