Páginas ilegales de manga en el ojo de la tormenta por demanda a Cloudfare

Manga

Esta semana cuatro de las casas editoriales más importantes de manga en Japón han presentado una demanda a Cloudfare, la empresa responsable de que podamos acceder a la mayoría de sitios web, por 460 millones de yenes (poco más de cuatro millones de dólares, aproximadamente). Los demandantes son Kodansha, Shueisha, Shogakukan y Kadokawa, que aseguran que el servicio de Cloudfare permite la distribución ilegal de manga en sitios. La suma solicitada busca ‘reparar los daños’ por el uso de su propiedad registrada.

Para ser justos, Cloudfare es responsable de mucho más que la distribución ilegal de manga en sitios piratas. La demanda, sin embargo, asegura que Cloudfare fomenta este problema al solo requerir un correo electrónico a las personas que registran sitios de manga pirata, impidiendo a las editoriales el poder perseguir a las personas que esconden sus identidades. La compañía también asegura que la empresa ha permitido que estos sitios web reciban ingresos a través de publicidad.

Te puede interesar: Creador de My Hero Academia planea terminar el manga ‘en un año’

Lo anterior es importante, porque hace parte de una campaña actual de la CODA (Content Overseas Distribution Association o Asociación de Contenido Distribuido internacionalmente) que actualmente está realizando una cruzada contra los sitios de manga ilegal. El año pasado las editoriales consiguieron varias victorias importantes. En Japón lograron el bloqueo y cierre de Mangamura, uno de los sitios de manga ilegal más importantes. Después solicitaron a Cloudfare que dejara de prestar sus servicios a ciertos sitios de manga piratas.

¿Qué implica esto para los sitios ilegales de manga? La demanda es un precedente importante, porque de favorecer a la alianza de editoriales sentaría un precedente importante sobre las responsabilidades que tienen los proveedores de servicios frente al problema de ilegalidad. A esto podemos sumar el hecho de que en abril de este año se espera el lanzamiento de la AIPO (Organización internacional contra la piratería) que promoverá las investigaciones dentro y por fuera de Japón para detener con las mayores páginas ilegal.

Imágenes: Flikr

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos