Los cinco errores que tiene que corregir Netflix si quiere permanecer relevante

Netflix

Las cosas no van bien para Netflix. La plataforma pronostica perder al menos dos millones más de usuarios para su próximo trimestre. Las acciones están a la baja, hay despidos masivos dentro de la empresa y los usuarios no están satisfechos con los aumentos de precio y las cancelaciones frecuentes.

Netflix está en camino a perder el trono como el rey del streaming. Durante mucho tiempo disfruto de la comodidad de no tener competencia, pero el problema es que ahora tenemos servicios masivos que están dejando ver sus fallas más importantes. Unas que, a menos que la plataforma tome acciones, la llevarán a pasar a ser una lección de historia para la era del streaming: el Ozymandias del contenido del contenido por demanda.

Estos son los cinco errores que tiene que corregir Netflix si quiere permanecer relevante:

1: Abandonar las maratones

Aunque las maratones son parte del ADN de Netflix. Son también lo que lo está matando.

El principal problema actual del formato es que no está permitiendo que sus series generen el mismo nivel de conversación que las de otras plataformas. Mientras que vemos a las redes hablar semana tras semana de Loki, Invencible o Peace Maker, tenemos un fin de semana de conversación de sus shows más exitosos… para que luego mueran sepultados entre las revelaciones de última semana de otras plataformas.

Las maratones son cool. Pero no ayudan a vender tus shows, Netflix.

2: Menos cancelaciones, menos shows

En algún momento el meme era que Netflix aprobaba todas las series que le ofrecían. Ahora el chiste es que un show en la plataforma no pasa de la primera temporada.

Es difícil comprometerse con un show, cuando no sabes si terminará cancelado en un par de semanas. Las cancelaciones son parte inevitable de cualquier productora. Eso lo sabemos. Pero en el caso de Netflix se ha convertido ya en una situación que ha escalado a un punto molesto para el consumidor. Una razón está en la cantidad de series que la plataforma produce. Crea esta sensación de que está lanzando miles de dardos… esperando que uno atine al gusto del usuario.

3: Los juegos no son la solución

Con esto nos referimos a la decisión de Netflix de invertir en alternativas de contenido. Por ejemplo, recientemente la plataforma decidió apostar por incluir juegos de tipo móvil en su aplicación para celulares. Aunque para algunos este movimiento puede ser una manera de distinguirse de otros servicios es una estrategia que a Netflix le está costando los recursos que no tiene. Más importante, está compitiendo en un en segmento en el que no está innovando o supliendo la demanda. ¿Quién quiere descargar un juego para Android del que necesitas contar con una cuenta activa en Netflix para poder utilizar?

4: Invertir más en promocionar sus series

Me sigue sorprendiendo lo poco que realmente invierte Netflix en hacer marketing a sus series. No me refiero a las campañas de publicidad y los banners que seguramente vemos, sino al hecho de que mucho de su mejor contenido termina por ser descubierto de manera casual por el público, sino que el servicio haga un mayor servicio por causar ruido.

Pensemos, de nuevo, en las series de Marvel. Antes de su estreno el estudio hace todo lo posible para que no olvides que vienen en camino: crean campañas de expectativa, mientras que están en emisión comparten posters originales, juegos con sus memes, memes de sus mejores momentos. HBO Max no deja que olvides que está estrenando un nuevo show e incluso Amazon le dedicó más tiempo a promover Invencible del que jamás he visto a Netflix dedicar para venderme la segunda temporada de Russian Doll. Netflix está invirtiendo todo su esfuerzo en producir su contenido. Pero no en venderlo.

5: Estabilizar su contenido

¿Saben cuál es el mayor problema actual de Netflix? Que jamás tienes la garantía de saber qué lo que quieres ver está allí. En los últimos años la plataforma ha perdido bastante de su catálogo de series y películas, producto del lanzamiento de plataformas independientes. Pero, incluso hoy, es posible que veas una película… y que una semana después ya no aparezca en su catálogo.

Es una falla que no tienen plataformas como Star+, Disney+ o HBO Max. Sabes que las series de Marvel permanecen en una y que la maratón de Futurama no se irá a otro lado. Netflix, por otro lado, ha asegurado una serie de originales que hoy ya le dan un poco más de carne a su catálogo… pero que no compensan los permanentes cambios y salidas de sus shows.

Es un problema mayor cuando consideras que hoy el servicio justifica su precio asegurando que tiene una de las mayores ofertas de contenido disponible, entre originales y licencias. Cierto… pero incluso con Crunchyroll no tengo que afanar mi maratón de One Piece por miedo a quedar a medias con el show la semana próxima.

Imágenes: rawpixel.com

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

View all posts

1 comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos