Grooveshark entra a la ‘lista negra’ de Google por supuesta piratería

Grooveshark en Google
Google ya no sugiere el nombre de Grooveshark en su buscador, al parecer por estar asociado con links piratas. ¿Baja legítima o presión de las disqueras?

Este martes se conoció que Google excluyó a Grooveshark de sus resultados sugeridos de búsqueda, al parecer porque considera que el servicio de música es un vehículo para la piratería. Como reportó TorrentFreak y pudimos confirmar, cuando el usuario digita las primeras letras del nombre del sitio sitio no aparece la sugerencia ‘Grooveshark’. Algo parecido ocurre con servicios como ‘The Pirate Bay’. En la imagen de abajo podrán verlo ustedes mismos:

Grooveshark y The Pirate Bay
Grooveshark y The Pirate Bay, ambos en la ‘lista negra’. Imagen: Google (captura de pantalla)

Sin embargo, Google aun no ha sacado a Grooveshark de sus resultados de búsqueda. Cuando se busca el nombre del servicio, el primer resultado es un enlace a su página principal. Aunque hoy Grooveshark está en una situación compleja con las compañías discográficas, pues no ha logrado firmar acuerdos para distribuir su música con ninguna de las ‘cuatro grandes’, eso no siempre ha sido así, hasta 2010 tuvo contratos con varias compañías, y luego de una negociación fallida tuvo que prescindir de ellos. Hoy, el servicio tiene pactos con sellos independientes, y la música que circula en él es, es su gran mayoría, cargada por usuarios.

Se desconoce por qué Google tomó la decisión, aunque se especula que la mala relación del sitio con las discográficas tuvo algo que ver. Tampoco se sabe a ciencia cierta cuándo comenzó el buscador a dejar de sugerir el sitio, aunque examinando las gráficas de Google Trends se puede ver un claro bajón en abril de este año.

Grooveshark en Google Trends
Nótese el bajón en abril. Imagen: Google Trends (captura de pantalla).

Como anota TF, ese mes el servicio de música perdió una apelación contra Universal Music, que acusaba al sitio de violar los derechos de autor de canciones publicadas antes de 1972. «¿Es posible que los sellos discográficos estén presionando tras bambalinas por la inclusión de Grooveshark [en la ‘lista negra’]?«, se pregunta el sitio.

Un vocero de Google manifestó que la inclusión de un término en esa lista ocurre cuando «ese término está cercanamente asociado con resultados infractores«, y que la decisión final se toma tras examinar factores como «la correlación entre ese término y resultados que han sido sujetos legítimos de una petición de baja» por infringir derechos de autor.

La desaparición de un sitio de los resultados sugeridos de búsqueda sí parece afectar sus cifras de tráfico y su popularidad. Como dice Darrel Etherington en TechCrunch, la medida «significa que menos usuarios descubrirán el servicio«, que hoy es uno de los más populares del mundo a pesar de que su tráfico no está a niveles de 2011 y 2010.

La justicia y las motivaciones de la decisión también son sujeto de controversia: «esto demuestra cuánta influencia tiene Google a la hora de decidir la posición moral de internet […] y es difícil no ver cómo esta decisión favorece a la parte con más dinero e influencia«, anota Etherington.

¿Están de acuerdo con la decisión de Google? ¿Creen que fue un movimiento justo o injusto? Los esperamos en la zona de comentarios.

José Luis Peñarredonda

José Luis Peñarredonda

Un día me preguntaron sobre mis intereses y no supe por dónde empezar. Decidí entonces ponerlos en orden y dibujé un diagrama de Venn para agruparlos a todos: Internet, cine, periodismo, literatura, narración, música, ciencia, fotografía, diseño, política, escritura, filosofía, creatividad... Me di cuenta de que en toda la mitad de ese diagrama, en el punto en el que todos estos círculos confluyen, está la tecnología. Eso me llevó a ENTER.CO. Estudié Periodismo y Filosofía en la U. del Rosario. PGP: http://bit.ly/1Us3JoT

Ver todos los posts

27 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos