Así terminó el cómic de ‘The Walking Dead’

Es probable que muchos a estas alturas hayan abandonado la serie de AMC, ‘The Walking Dead’. Cada temporada ha construido unos altos y bajos que solo mantienen entretenidos a sus fans más fervientes. Pero los cómics que inspiraron a la serie son una historia por completo diferente. Si algo, Robert Kirkman consiguió lo que el programa para TV no: mantener la tensión e interés con cada nueva saga, así como seleccionar con cuidado las muertes de sus personajes.

Como resultado, hace mucho tiempo los cómics de ‘The Walking Dead’ son un producto diferente, incluso si algunos eventos siguen inspirando a la serie de televisión. Pero incluso los zombis tienen fecha de expiración. Esta semana se reveló que el tomo 193, que salió a la venta esta semana, sería también el último de la historia.

En ENTER.CO decidimos traerte un resumen de los eventos en él, para aquellos que no se quieran quedar con la duda de cómo terminó.

Por supuesto, recomendamos que si puedes le des una leída, pues muchos de los eventos que vamos a mencionar están en extremo resumidos, así como omitiremos detalles menores. Tampoco está de más decir que los spoilers están más que avisados.

Los antecedentes antes del final

Antes, una pequeña lección de historia. El último arco de ‘The Walking Dead’ en los cómics vio enfrentado a Rick ante la comunidad más grande que se habían encontrado: the Commonwealth, con cerca de 50.000 sobrevivientes y un ejército. Evitando un baño de sangre, Rick Grimes consigue ganarse el apoyo y admiración de sus habitantes, unificando al grupo con Alexandria. Pero, al hacerlo se gana el odio de Sebastian Milton (el mimado hijo de Pamela Milton, la anterior lider).

En medio de la noche, Milton sorprende a Rick y después de acusarlo de ser la causa por la que perdió todo, le dispara hasta matarlo. A la mañana siguiente, Carl encuentra el cadáver reanimado de su padre. Los sobrevivientes velan al líder que los unió y el capítulo termina con dudas de si la ausencia del Sheriff culminará con una lucha por el poder.

The Walking Dead

Old man Carl

La última entrega de ‘The Walking Dead’ salta a un futuro en el que la humanidad (o al menos los Estados Unidos) ha conseguido restablecer la civilización. Los ataques de caminantes son algo que quedó en el pasado, limitándose solo a aquellos que todavía se aventuran fuera de las ciudades. Aunque Rick lleva muerto décadas, su nombre sigue vivo. Sigue siendo alabado y recordado como el hombre que unió a los grupos y permitió la época de prosperidad en la que viven hoy

The Walking Dead

Nos encontramos con una versión adulta de Carl que ahora se encuentra casado con Sophia (que en los cómics sigue viva) y tiene una hija llamada Andrea. La familia vive ahora con calma en la granja que una vez perteneció a Hershel.

Su tranquilidad es interrumpida cuando Carl encuentra a un Caminante y lo despacha. Lo que él no sabía era que el zombi era propiedad de Hershel (el hijo de Maggie y Glenn) quien lo usa como parte de un espectáculo que recorre el país con el propósito de recordar a las personas la amenaza ya casi extinta de los caminantes. Después de reprocharle por haber destrozado a una de sus posesiones, en la noche Carl regresa y elimina a todos los caminantes que hacían parte de la caravana.

Amargado porque su padre está olvidado, mientras que Rick Grimes es recordado como un héroe, Hershell lleva a Carl a un juicio que es precedido por Michonne, que ahora actúa como juez. Ella, por supuesto, declara inocente a Carl con lo que este regresa a su familia. ‘The Walking Dead’ termina con la imagen de uno de los pocos sobrevivientes originales de esta historia contándole a su hija la historia de Rick Grimes.

Un final feliz para ‘The Walking Dead’

Muchos pueden quedar desconcertados con la descripción del final. Después de todo, no contó con hordas de zombis, muertes grotescas o humanos al borde de la autodestrucción (ustedes saben, elementos clásicos de ‘The Walking Dead’). De hecho, el último tomo constituye un final bastante feliz: la humanidad se ha levantado una vez más, Carl vive feliz con su familia y Rick es recordado como la persona que unificó a los grupos dispersos.

Kirkman comentó que este era el final que deseaba para la historia. De hecho, el artista ya tenía una idea de cómo terminar el viaje de Rick y compañía. Inicialmente, pensó en culminar ‘The Walking Dead’ en el momento en el que Rick dio su discurso sobre la necesidad de defender Alexandria. Originalmente, este momento terminaría con un acercamiento al rostro del sheriff, que luego se convertiría en el de una estatua. Esto significaría que él tuvo éxito en ayudar a esta sociedad a crecer. Luego la ‘cámara’ se alejaría y mostraría el pueblo de Alexandria desolado: ventanas tapadas, rastros de sangre seca y caminantes en sus calles. Un guiño a que, incluso bajo el mejor liderazgo, los muertos estaban destinados a ganar al final.

«Fue un final TERRIBLE. Desolado, triste… hizo que toda la historia fuera inútil. ¿Qué puedo decir? Yo era joven y la mayoría de los finales que escribí o encontré desde entonces… eran bastante sombríos. Así que el final… en retrospectiva fue vergonzosamente malo, pero más que eso, no estaba listo para terminar esta serie. No por mucho”.

Imágenes: The Walking Dead y Image Comics.

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos