Un macaco ‘roba’ una cámara digital y se fotografía a sí mismo

Este macaco se reconoció por un reflejo en la cámara digital, descubrió cómo tomar una foto y sonrió antes de hacer el clic. Foto: el macaco, con cámara de David J. Slater (agencia Caters).
¿Qué nos sorprende más, la creciente facilidad de uso de la tecnología, o los milagros de la naturaleza? La historia de este mico que se descubrió a sí mismo en una cámara digital y hasta sonrió para hacerse un autorretrato nos da como respuesta un empate.
Este macaco se reconoció por un reflejo en la cámara digital, descubrió cómo tomar una foto y sonrió antes de hacer el clic. Foto: el macaco, con cámara de David J. Slater (agencia Caters).

El encanto del reflejo de su propia imagen en un lente de una cámara fotográfica produjo una de las que se puede pronosticar que sea una de las fotos más atractivas de este año. Un mono macaco le robó la cámara a David Slater, fotógrafo de naturaleza, y se tomó una serie de fotos como esta, en la que aparece sonriente.

Como reporta The Telegraph, el fotógrafo Slater, de 46 años, dijo: «Uno de ellos debe haber golpeado accidentalmente la cámara y el sonido lo hizo entrar en frenesí. Las primeras fotos son de  una gran cantidad de muecas porque era la primera vez que habían visto en un reflejo. Ellos estaban muy traviesos saltando por todo el equipo, y parecía que ya estaban posando para la cámara cuando se pulsaba el botón”.

Foto: David J. Slater (agencia Caters).

Esto sucedió hace algunos días en un pequeño parque nacional al norte de la isla indonesia de Sulawesi, y  el mono negro macaco es extremadamente raro y se encuentra en peligro de extinción. Estas fotografías son parte de un estudio holandés  que tiene su base científica en la región.

Estas fotografías, aparte de ser un evento curioso, son la muestra sobre cómo la forma en que la tecnología se simplifica hace que todos se puedan acoplar a ella, desde niños y ancianos que antes no cabían en el grupo de usuarios de tecnología hasta este pequeño mico. El descubrimiento de los dispositivos tecnológicos puede dar grandes resultados y transformar vidas, todo empezando en la simple curiosidad.

«Ojalá hubiera podido quedarme más tiempo, ya que probablemente habría tenido un álbum familiar completo», termina diciendo David Slater, y nosotros coincidimos con él por las impactantes fotos tomadas por este mico.

La naturaleza es sabia y nos sigue sorprendiendo, ahora combinada con la creciente facilidad de uso de la tecnología, y en este caso, de una buena cámara fotográfica.

David Slater habla con ENTER.CO.

Como suele suceder con noticias muy bellas o insólitas, las voces en la Web que ponían en duda la autenticidad de las fotos no se hicieron esperar. Por ello, contactamos al fotógrafo para que nos contara de primera mano su historia. Cabe señalar que Slater, a sus 46 años, ha ganado numerosos premios en el Reino Unido e internacionales, así que su perfil no es el de un principiante que esté buscando fama con una historia inventada.

«Estoy muy emocionado y honrado por la cariñosa y grandiosa respuesta a mis fotos en la última semana, y espero que estos pequeños monos en peligro de extinción, luchando por sobrevivir en un rincón poco conocido de la selva de Indonesia, estén ahora en la conciencia del mundo».

ENTER.CO: ¿Cómo fue exactamente la historia de la sesión fotográfica de los macacos?

David Slater: Poco después de que algunos monos descarados agarraron mi cámara fue que tomaron algunas fotos. Mi guía y yo teníamos que esforzarnos para detener a los monos huyendo con mi cámara. Yo realmente quería una foto de ellos cuando llegaran a tocarme, así que puse mi cámara en un trípode con un cable disparador para capturar el momento. Fue entonces cuando algunos monos jugaron con mi cámara y tomaron algunas fotos (por accidente).

Entonces tuve la idea de montar la cámara en el suelo para que pudieran investigar mi cámara, ya que parecían disfrutar de sus reflejos en la lente. Tuve que vigilar de cerca la cámara cuando ellos la tocaban. Ellos jugaron con ella y ahí supe que terminarían tomando algunas fotos. Fue una actividad que hicimos en equipo, y me encantó trabajar con ellos. Ellos ahora son mis amigos de toda la vida.

– ¿Cuánto duró todo esto?

La experiencia duró más o menos 30 minutos. pero son de los mejores 30 minutos de toda mi vida en la fotografía.

– ¿Las fotos más difundidas fueron retocadas? Hay quienes dicen que son demasiado perfectas para ser reales…

Por favor, ignoren a las muy pocas personas que tratan de arruinar esta divertida historia. Las fotos son auténticas y no tienen ningún efecto en Photoshop. Esto fue algo divertido y simplemente quiero que estas fotos del mico traigan una sonrisa a la vida de las personas (y algo más de conciencia sobre la vida de estos monos).

Ahora que uno de los protagonistas de la historia ha confirmado su autenticidad, el único debate que queda planteado es el de los derechos de autor. La agencia de noticias para la que trabaja Slater, Caters, ahora quiere tener todos los derechos de la foto, pero en sentido estricto, el macaco debería poseerlos. Medios como Gizmodo se preguntan: si un mico toma una foto, quién es el dueño de ella?

Notas relacionadas:

Diana Luque Lavado

Diana Luque Lavado

Escribir me ha llevado por muchos lugares en la vida y ahora estoy escribiendo sobre tecnología, que no es un tema nuevo para mí. Mi vida digital comenzó con mi primer blog en 2006, he pasado por muchas redes y he tenido muchos nicknames.

La conclusión siempre es la misma: la tecnología está para hacernos la vida más fácil.
Acá espero poder hablar también de la motivación de mi vida, el audiovisual. Todos los avances tecnológicos han afectado no únicamente la forma de hacer cine, televisión o videos; también la forma de contar historias. Lo normal en un perfil es decir que estudié Cine en la Universidad Nacional de Colombia, soy guionista y que ahora estudio Literatura en la Universidad Javeriana. Pero prefiero que sepan que soy docente de corazón y que vivo mi vida con pasión. Eso se refleja desde mis escritos, pasa por las clases, y llega hasta Depeche Mode, The Big Bang Theory, Dexter y el té.

Ver todos los posts

11 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Me sorprende. Esa foto esta muy bien tomada. El color, el encuadre, la cara del mono es realmente impactante. Yo la daría por un montaje o una falsificación. Es que es tremenda! Para mi la mejor foto del año.

    • De acuerdo, esa foto deberá estar en cualquier ranking de las mejores imágenes de 2011.

      En cuanto a su autenticidad, David Slater la ha confirmado. Y él es un fotógrafo premiado en Inglaterra e internacionalmente que no necesita inventarse nada para hacerse famoso, por lo que, al menos en ENTER.CO, decidimos creerle.

      ¡Saludos!

  • Es un poco mediocre el artículo teniendo en cuenta que esta es una publicación que corresponde a temas concernientes al área tecnológica. Tal vez se quedaron sin material.

    • Gracias por la crítica. Sin embargo, para que nos sirva para mejorar, debemos entenderla… ¿Qué es lo mediocre? ¿El contenido o la forma? ¿O que la nota no habla de megapíxeles y software en cámaras? Parte de lo que queremos transmitir con nuestros contenidos es que la tecnología está ahí para que todos se acerquen a ella, sin necesidad de que todo tenga que centrarse en características y especificaciones. Quedamos atentos. Un saludo.

    • no seas tan duro, depronto tienes un concepto mas cerrado de tecnologia pero debes entender que las noticias deben ser de interes general y el concepto no es tan errrado cuando ves que la noticia aparece en todos los blogs y portales de tencologia 😉

  • la verdad la verdad…. noticia vieja, la ví en RCN y Caracol del medio día el miercoles de la semana pasada, y en varios medios el fin de semana como parte del resumen semanal (valga la redundancia, si hay)

  • Chicos los felicito por esta nota, y como bien dicen, el sentido común del uso de la tecnología gracias a la interfaz intuitiva que hoy en día la caracteriza (aunque sea por accidente), hace que tengamos estos momentos tan bonitos y agradables; y aplicado al hombre disminuye la resistencia al cambio por ende la brecha digital.
    Gracias a la tecnología y a Uds hoy me entero de otra de las especies en peligro de extinción. Por otra parte romper el esquema sin salir del tema central de este News es una manera de ganar adeptos, desafortunadamente unos pocos se irían por lo visto en comentarios anteriores.
    Abrazos.

    • ¡Gracias por el comentario, Alejandro! Si todas las notas de ENTER.CO fueran como la del macaco, seguramente habría motivos para las protestas. Pero protestar por un contenido de este tipo en una semana en la que se publican unas 40 notas no lo comprendo.

      Y, en todo caso, en ENTER.CO estamos convencidos de que la tecnología no se limita a bits, bytes, megapíxeles, GB o MHz, sino que lo más importante de ella es cómo transforma vidas. Y en esa postura nos mantendremos…

      ¡Saludos!

  • hey cuando lei esta noticia me pareció curiosa, pero me parece totalmente decepcionante al manejo que le dieron con el tema de los derechos de autor, ahora resulta que la agencia de noticias (Caters) es la dueña de la foto y esta solicitando el retiro de la foto de todos los medios dado que están infringiendo los derechos de autor.. en serio que deja mucho que desear sobre la propiedad intelectual… y bueno por ahi estan comentando que últimamente el presidente de un hermano pais ahora no hace sino tomarse fotos después de la lipo que se hizo jaja

    El mono fotógrafo que sacudió las reglas del copyright
    http://alt1040.com/2011/07/cindy-copyright

    extracto: «»El argumento de Caters es que las fotografías fueron tomadas por la cámara de Slater, quien trabaja para la agencia. Por supuesto, la atribución es bastante cuestionable, sobre todo porque el mismo fotógrafo ha rehusado adjudicarse los derechos de la imagen, ya que sostiene que él no tomó esas capturas. Sin embargo, a Caters poco parece importarle lo endeble de su argumento, y ante el éxito de las imágenes, están tratando de sacarle el mayor provecho posible.

    Si atenemos al pie lo que dice la regla, las fotografías serían propiedad de Cindy. Claro está que el mono no puede reclamarlas, así que hay que encontrar alguna salida. Si se las atribuimos al dueño del mono —¿el zoológico?— entonces estaríamos asumiendo que toda obra creada por un animal es de su amo. Si, por el contrario, se le da la razón a la agencia, estaríamos dándole todo el valor al instrumento (o en este caso, al dueño del instrumento) con el que se efectúa una obra.»»

Archivos