Seguimos a dos minutos de destruir el planeta: Reloj del fin del mundo

Reloj del fin del mundo

El Reloj del fin del mundo (Doomsday Clock, como es conocido en inglés) es una reliquia de la Segunda Guerra Mundial y fue creado como una manera de medir qué tan cerca estamos del fin del mundo. La idea original es que este reloj creara consciencia por la amenaza nuclear que se originó en 1947 y, desde entonces, cada año un grupo de científicos hace el análisis y mueve el reloj, hacia la medianoche –la hora cero–, de acuerdo con la realidad mundial.

En el 2017 se agregó el calentamiento global como uno de los factores para tener en cuenta. Esto hizo que el Reloj del fin del mundo se acercará un minuto y medio a la hora cero o el día en que los humanos destruiremos el planeta, dejándonos a 2,5 minutos. En el 2018, el reloj se acercó más que nunca a media noche; actualmente, estamos a solo 2 minutos.

Las principales causas para que el reloj pasará de 2,5 a tan solo 2 minutos el año pasado son el cambio climático,  la posibilidad de una guerra nuclear y, ahora, otros factores como la desinformación, enfermedades y polución, aseguró el Boletín de los científicos atómicos, encargados del Reloj del fin del mundo.

También te puede interesar: ¿Qué es el reloj del fin del mundo?

«No podemos normalizar lo anormal»

En el boletín sobre el movimiento del Reloj del fin del mundo, los científicos aseguraron que para el  2019 no tendrá cambios. Pero que esto no es una razón para tranquilizarnos, seguimos a dos minutos de acabar con el planeta. «No podemos normalizar lo que es anormal. Estamos considerando cotidiano un mundo en peligro por las armas nucleares y el cambio climático», aseguró Rachel Bronson en el comunicado.

De acuerdo con el grupo de científicos, la nueva anormalidad con la que vivimos acelera el reloj; ahora hay muchos más factores para tener en cuenta que nos acercan a la hora final. «Esta nueva anormalidad es simplemente muy volátil y peligrosa para aceptarla como un continuo. Tenemos que ver las relaciones entre los países y las posibilidades de una guerra», insiste el boletín.

Para leer más noticias sobre el reloj del fin del mundo, visita este enlace.

Por último, el boletín de científicos pide que se reconozca y se tome acción sobre lo que está sucediendo. Similar a lo que se hizo en 1990 y la Guerra Fría, cuando Estados Unidos y la Unión Soviética se reunieron y tomaron determinaciones frente a la guerra nuclear e hicieron compromisos. Es necesario que se tome acción con lo que está pasando hoy en día, por ejemplo, con la carrera nuclear entre Estados Unidos, Corea del Sur, Rusia y otros países; el cambio climático y la guerra de la información.

Imagen: El boletín.

Diana Arias

Diana Arias

Soy comunicadora social de la Pontificia Universidad Javeriana, con énfasis en Producción multimedia y Periodismo, y Lingüista de la Universidad Nacional. Actualmente, estoy haciendo la especialización en economía de la Javeriana.

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos