WhatsApp se negó a ‘hackear’ sus sistemas para el Reino Unido

imagen whatsapp
El gobierno espera que WhatsApp construya una puerta trasera.
imagen whatsapp
El gobierno espera que WhatsApp construya una puerta trasera.

Hace unos meses, el gobierno del Reino Unido le habría pedido a WhatsApp que creara una forma de acceder a mensajes cifrados, según un reporte de Sky News.

El medio cita a una fuente de seguridad anónima, quien asegura que el gobierno británico le pidió a WhatsApp en una reunión que construyera soluciones que pudieran permitir el acceso a sistemas cifrados. Esto se conoce como ‘backdoor’, o puerta trasera.

Según datos del medio, el 80% de las investigaciones de terrorismo y crímenes serios se ven afectadas porque las autoridades no pueden acceder a información que está cifrada.

Se conoce a esta alturas que los grupos extremistas suelen usar apps cifradas como WhatsApp y Telegram para comunicarse, y no poder acceder a estos mensajes ha sido una constante fuente de frustración para las autoridades, explica el reporte de The Verge.

Los oficiales de inteligencia del Reino Unido creen que es posible alcanzar un punto de compromiso con las compañías de tecnología, y tienen esperanzas de que los mensajes cifrados puedan ser revelados siempre que haya una orden judicial.

Las compañías de tecnología, como WhatsApp y Apple, se han opuesto a construir puertas traseras porque ello podría disminuir los servicios de seguridad que brindan en sus productos.

A través de un comunicado en su sitio web, WhatsApp dijo que la compañía revisa y valida cuidadosamente las peticiones de las autoridades y sus respuestas se basan en leyes y en sus políticas. La empresa dice que siempre le da prioridad a las solicitudes de emergencias.

Apps como WhatsApp usan cifrado punto a punto, que protege los mensajes a través de un código. Es por que eso que WhatsApp sólo puede entregar metadatos como el nombre de la cuenta y direcciones de correos, pero no se pueden ver los contenidos de los mensajes.

WhatsApp bajo la lupa

Esta no es la primera vez que el gobierno de Reino Unido intenta acceder a mensajes enviados en WhatsApp. A principios de este año, se conoció que los servicios de inteligencia querían acceder a los mensajes de Khalid Masood, el perpetrador del ataque terrorista en Westminster en Londres. Pero no lograron su intención.

En otro incidente, el FBI quería que Apple desbloqueara un iPhone que perteneció a un terrorista en San Bernardino. Este caso llegó a las cortes en Estados Unidos y terminó cuando el FBI consiguió que un grupo de hackers accediera al teléfono.

WhatsApp enfrentó el año pasado varios problemas serios en Brasil por un caso similar al de Reino Unido. El gobierno quería acceder a los mensajes de un delincuente como parte de una investigación de narcotráfico. WhatsApp explicó que sus sistemas estaban cifrados, pero el país reaccionó con varias órdenes de captura al representante de la compañía para Latinoamérica y la suspensión temporal del servicio en repetidas ocasiones.

Crear puertas traseras es problemático, según han dicho las grandes compañías de tecnología. Por ejemplo, Tim Cook ha dicho que debilitar el cifrado de la información vulnera la privacidad de los usuarios, y los terroristas solo encontrarán nuevas formas de comunicarse.

Imagen: Pixabay.

Susana Angulo

Susana Angulo

Antes de Internet ya me gustaban la música clásica, los animales,
cocinar postres, y leer cuentos de terror. La tecnología me ha
permitido ahondar en estas y tantas otras pasiones, que sería un error
pensar en la cultura digital como tema exclusivo de 'geeks'. Soy
periodista de la Universidad del Rosario.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos