Mi despedida y los recuerdos que marcaron los 160 GB del iPod clásico

Las personas podían almacenar canciones en 160 GB, a diferencia de modelos similares como el shuffle, el nano y el touch.
Las personas podían almacenar canciones en 160 GB, a diferencia de modelos similares como el shuffle, el nano y el touch.
Las personas podían almacenar canciones en 160 GB, a diferencia de modelos similares como el shuffle, el nano y el touch.

No recuerdo exactamente de qué color era el iPod que tenía mi amiga del colegio, ni su forro. Algo de lo que sí me acuerdo es que después de un tiempo, la suciedad se acumulaba y el forro se empezaba a poner más negro.

Tampoco me acuerdo del número exacto de gigas con las que contaba. Sólo recuerdo que mi amiga lo llevaba al colegio y nosotras escuchábamos en los descansos las canciones que ella guardaba. Muchas veces compartíamos los audífonos y cantábamos sin parar ‘Don’t Cry’ de Guns N’ Roses e imitábamos la voz de Axl Rose.

Para mí siempre fue difícil manejar un iPod de ese estilo por el anillo de desplazamiento que servía para cambiar y ver todas las canciones que mi amiga tenía en ese iPod porque me enredaba y nunca lograba poner la canción que quería escuchar.

Y ya no puedo comprar el iPod clásico para revivir aquellos recuerdos porque Apple descontinuó de su tienda online este modelo en el que según Engadget, las personas podían almacenar canciones en 160 GB, a diferencia de modelos similares como el shuffle, el nano y el touch en los que la capacidad máxima de almacenamiento es de 64 GB.

Sin embargo, el iPod clásico fue el predecesor de todos los iPhone. Y ahora si quisiéramos escuchar canciones con mi amiga tendríamos que usar cualquier servicio de streaming como Google Play Music o Spotify.

También, me imagino que muchas personas recordarán el Walkman de Sony y los momentos felices que les dio este dispositivo. Y al igual que el iPod clásico, ambos se convierten en unas reliquias del mundo tecnológico con las que cantamos fuertemente ‘Don’t Cry’ de Guns N’ Roses.

Imagen: Jinx! (vía Flickr).

Ximena Arias

Ximena Arias

Desde pequeña, el diario El Tiempo llegaba a mi casa. Siempre sentí una curiosidad enorme por ese pliego de papel que mis tías, mi mamá y mi abuela, especialmente ella, leían apasionadamente. Luego, me atreví a crear un periódico llamado “El grito” en el Colegio Cardenal Pacelli, institución en la que finalicé mis estudios de bachillerato. Así, comenzó mi gran pasión por el periodismo y los medios de comunicación. Intenté estudiar ciencias políticas, pero creí que el tiempo no me alcanzaba para tanto. Sin embargo, continúo amando este tema tan polémico. Ahora en enter.co quiero investigar sobre las consecuencias políticas y sociales de la tecnología. También, desde pequeña, crecí con las palabras de mi abuela quien decía que había estudiado sociología para saber las razones de la pobreza y la desigualdad en Colombia. Por esto, bajo su influencia, decidí estudiar la misma carrera en la Universidad del Rosario. Aún en proceso de grado.

View all posts

12 comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Lastima..tuve uno hace mucho rato y murio por exceso de uso…aunq la ruedita era un mier…mientras uno se acostumbraba a usarla…

  • Lastima..tuve uno hace mucho rato y murio por exceso de uso…aunq la ruedita era un mier…mientras uno se acostumbraba a usarla…

  • El walkman no ha muerto, mejor aun, ha evolucionado, el ultimo que salió hace una semana y cuya referencia es el Walkman A17, soporta música en alta resolución (192khz/24bit), cosa que ningún ipod, ipad o iphone soporte todavía… y lo mejor es que no es cerrado como apple con sus productos, por eso no los prefiero… de todas maneras entre gustos no hay disgustos…

  • El walkman no ha muerto, mejor aun, ha evolucionado, el ultimo que salió hace una semana y cuya referencia es el Walkman A17, soporta música en alta resolución (192khz/24bit), cosa que ningún ipod, ipad o iphone soporte todavía… y lo mejor es que no es cerrado como apple con sus productos, por eso no los prefiero… de todas maneras entre gustos no hay disgustos…

Archivos