Conoce a Kengoro, el robot creado para ejercitarse

En Science Robotics, investigadores de la Universidad de Tokio mostraron su nuevo robot humanoide llamado Kengoro. Este puede hacer sentadillas, flexiones y extensiones de la espalda rápidamente. El robot está compuesto de una serie de 116 actuadores. Estos son los componentes responsables de mover o controlar el mecanismo.

Los actuadores se colocan dentro de su marco en un intento de reflejar el cuerpo humano. Mediante los comandos de empujar y jalar puede contraerse de forma muy parecida a donde están nuestros músculos. Es súper flexible para ejercitarse, y de hecho, Kengoro es unas seis veces más flexible que el humano promedio.

Estos actuadores, sin embargo, producen calor. Para contrarrestar el aumento de las temperaturas, los investigadores agregaron un sistema de enfriamiento de agua a su marco de aluminio poroso. El agua circula para enfriar los actuadores y, cuando lo hace, Kengoro «suda». Incluso, Kengoro es capaz de jugar bádminton.

Kengoro
Así está diseñado el robot.

Kengoro: un paso más para la robótica

De acuerdo con TechCrunch, hay muchos robots de aspecto humanoide por ahí, pero muy pocos tienen cuerpos que son particularmente análogos a los nuestros cuando se trata de moverse e interactuar con el medio ambiente. En este caso los investigadores han diseñado un robot específicamente para imitar  los movimientos humanos. Además, Kengoro también imita la forma en que los humanos logran esos movimientos.

«Nuestro objetivo es diseñar un humanoide basado en sistemas humanos, que incluya la estructura musculoesquelética, el sistema nervioso sensorial y los métodos de procesamiento de información en el cerebro, para apoyar objetivos científicos, como obtener una comprensión más profunda de los mecanismos internos de humanos», explican los investigador en su artículo, publicado en Science Robotics.

Finalmente, Kengoro está hecho con arreglos musculares, articulares y motores parecidos a huesos puntales. Los investigadores ponen estas similitudes a prueba al hacer que el robot intente una serie de ejercicios ordinarios, desde flexiones hasta aumentos de pantorrillas.

A continuación puedes ver a Kengoro en acción:

Imagen: Science Robotics

Aura Izquierdo

Aura Izquierdo

Entre deporte, política, economía, y otros, decidí empezar a escribir sobre tecnología en un computador ya pasado de moda. Aficionada a la trilogía 'El Señor de los Anillos'. -Un anillo para gobernarlos a todos-. Algo adicta a la Coca Cola. Estudié Comunicación Social y Periodismo en la Universidad de La Sabana.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos