Evaluación: Lenovo Yoga S940

Lenovo Yoga S940
Probamos el Lenovo Yoga S940, famoso por su pantalla 4K y su tamaño. Te contamos qué nos pareció este nuevo ultrabook súper delgado.

En 2020 y adelante los portátiles serán, todavía más, cotizados. Las nuevas dinámicas de trabajo exigirán que ciertas labores abandonen por completo los equipos de escritorio y ofrezcan o soliciten a sus empleados contar con laptops para poder cumplir con el teletrabajo, pero las visitas a la oficina (que jamás desaparecerán). Una transición que requiere portabilidad. En este sentido, las computadoras ultra livianas son unas de las que más atractivas parecen. Después de todo, su enfoque es precisamente ese: movilidad.

Lenovo es uno de los fabricantes que, de manera agresiva, ha ingresado en este segmento. Sus computadores ya tienen una penetración importante en el país, pero con la apuesta a equipos cada más delgados, el acercamiento parece estar en laptops capaces de competir con otras marcas en la pregunta ¿Qué tan delgado lo puedes hacer? Con la Lenovo Yoga S940 la respuesta es 12.2 mm. Para un punto de referencia, el Galaxy S20 tiene 7.9 mm de grosor.

Lo que es la carta de presentación a una computadora que tiene muchas características deseables en una portátil en 2020. Su pantalla 4K es una maravilla para ver videos, disfrutar de fotos e incluso realizar trabajos creativos. Su construcción de aluminio le da un diseño elegante y perfecto, que compensa la ausencia de algunos puertos (un mal a aceptar en estas computadoras ultra delgadas). Un procesador de octava generación y una construcción sólida son garantías de rendimiento, en tiempos en los que las laptops están trabajando de más.

Pantalla 4K: la diferencia se nota

Lenovo Yoga S940

El principal punto de venta de la Lenovo Yoga S940 es su pantalla 4K de 14 pulgadas con una resolución de 1920×1080 pixeles. Una cualidad que para la mayoría puede sonar secundaría, pues la entrada de plataformas y contenido en esta calidad es todavía menor a la que algunos consideran como un punto crítico para la adquisición de la tecnología. Pero, por fortuna, el display de la computadora habla por sí solo y de inmediato comprueba porque es un atributo tan valioso. Básicamente, la pantalla ocupa más de un 90% del chasis superior. Algo poco usual incluso en los laptops de lujo ultra delgados.

La gama de colores de la pantalla del Lenovo Yoga S940 es mucho más amplía. Los colores son más brillantes, lo mismo se puede decir del contraste, nitidez y realismo que toman sus imágenes. Estos elementos lo hacen una herramienta muy valiosa para aquellos que, por ejemplo, a menudo tienen que evaluar o coordinar piezas visuales en el camino.

Te puede interesar: Sacamos de su caja el Lenovo Ideapad 330S

Pero en el punto en el que realmente sorprende es en el campo de entretenimiento. La Lenovo Yoga S940 es perfecta para hacer alguna maratón en Netflix, gracias a su pantalla, pero también a los parlantes (que están ubicados a los extremos del PC) Dolby Atmos que ofrecen una calidad de sonido que sobresale, en especial al compararlos con otros equipos dentro del mismo segmento.

Tampoco se nos puede pasar aclarar que existe otra versión con una pantalla Full HD (monitor IPS, Full HD 300 nits/UHD 500 nits), pero para propósitos de esta reseña solo hablaremos del equipo con pantalla 4K, que fue el que tuvimos la oportunidad de probar.

Construcción: sencilla y al punto

Lenovo Yoga S940

El cuerpo de la Lenovo Yoga S940 está hecho de aluminio, lo que de inmediato le da una apariencia sencilla y robusta al equipo. Una idea que contrasta con lo liviano que se siente en el pulso, con apenas 1.2 kilogramos de peso. En temas de diseño no solo la idea de ‘ultra delgado’ toma inspiración de la última generación de celulares, sino también la decisión de bordes curvos, que hacen ver la pantalla un poco más grande y le dan un toque elegante al computador. Una idea que se ve resaltada por el color gris acero de todo el equipo, que le sienta a pelo con el tacto metálico de su cubierta (que además recoge muy pocas huellas). Este es un equipo con unas medidas de 197.40 (alto) 319.30 (ancho) 12.20 (grosor).

En temas de puertos, el usuario cuenta con USB 3.1 y dos Thunderbolt 3 tipo C, junto con la entrada Jack para audífonos y micrófonos. Algunos notarán la ausencia de otras entradas como HDMI o SD, pero se trata de una concesión que es necesaria en la mayoría de estos equipos ultra delgados. Otro elemento de su construcción que impresiona es que, pese a su cuerpo de metal y tamaño, la Lenovo Yoga S940 no sufre en términos de temperatura ni tampoco tiene una ‘turbina’ debajo que arruine la experiencia que sus parlantes y pantallas se esfuerzan por conseguir.

Te puede interesar: Lenovo lanzaría en 2020 el primer portátil con pantalla plegable

El otro elemento curioso de la Lenovo Yoga S940 está en su cámara. Para optimizar espacio esta se encuentra en una muesca (que además facilita el abrir el equipo con una sola mano), en donde se encuentra la cámara de la computadora. Lenovo promete que uno de los puntos fuertes del equipo también está aquí, con tecnología de rastreo y reconocimiento de iris. Lo que esto significa es que la cámara puede servir para desbloquear la laptop, reconocer a dónde está mirando el usuario y mover pantallas o incluso bajar la iluminación en caso de que el usuario se aleje de ella.

Rendimiento y batería: a la altura

Lenovo Yoga S940

En otras especificaciones, la Lenovo Yoga S940 viene equipada con procesador de octava generación, Intel Core I7 8565U 1.8 GHz, con tarjeta gráfica integrada Intel UHD 620. El equipo viene con 16GB de RAM y 1TB de memoria interna. Estos elementos en combinación entregan un equipo que sobresale en tareas dirías (manejo de archivos) y que es capaz de seguir el ritmo a algunas más exigente como edición de foto y video.

Para muchos la duda sobre una pantalla 4K está en el rendimiento de la batería. El equipo está alimentado por una batería de 52 WHR. Lo que en el papel promete cerca de 14 horas de rendimiento. Una cifra que está cercana la realidad, al realizar tareas que no exijan mucho del equipo o su pantalla. En nuestras pruebas pusimos al máximo su monitor 4K en una maratón de videos y el rendimiento resultó estar cercano a las 7 horas. Una cifra que todavía es impresionante considerando que, de nuevo, estamos hablando de una pantalla 4K en un portátil ultra delgado.

Conclusiones

El Lenovo Yoga S940 tiene un costo aproximado de 7 millones, en su versión 4K, y se encuentra disponible en almacenes de cadena. Este precio corresponde a la ubicación de este equipo dentro del grupo de ultrabooks súper delgadas. Algo que no sorprende, considerando que una vez alguien puede comparar cómo se ve un video en su pantalla, se justifica el que esté clasificado como un equipo Premium. Uno, que ahora más que nunca, debería llamar la atención de aquellos interesados en actualizar su computadora y apostar por un equipo con un procesador de última generación y una pantalla que está a bastantes años de estar desactualizada para ver la Internet con la mejor calidad posible.

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

Ver todos los posts

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Sería buena para futuras reviews un apartado con todas las especificaciones del equipo analizado. En este caso el único punto fuerte del portátil, y parece ser la causa de su elevado precio, es la pantalla 4K. De resto se queda muy corto en cuanto a un equipo actulizado se trata. Procesador intel de 8 generación (cuando ya van por la 10) y un disco duro que parece ser mecánico y no SSD cuando ya a estas alturas casi todos los nuevos equipos vienen con SSD. En mi caso personal invertiría ese dinero (o menos) en un equipo con mejores características ya que para mi una pantalla 4K no es prioridad.

Archivos