En Georgia varias cárceles coordinan protestas usando celulares

Los reclusos de Georgia tienen una lista de demandas que esperan se cumplirán por medio de su protesta pacífica y así mejorarán su calidad de vida. Imagen: Casey Serin.
Los reclusos de al menos 7 prisiones del estado usaron sus celulares contrabandeados para planear una manifestación en contra de las condiciones de los centros penitenciarios.
Los reclusos de Georgia tienen una lista de demandas que esperan se cumplirán por medio de su protesta pacífica. Imagen: Casey Serin (vía Flickr).

Las revueltas en las prisiones no son algo extraño y tampoco lo son los celulares contrabandeados que usan muchos reclusos,  pero ambas cosas juntas producen un fenómeno que no se había visto hasta la semana pasada. Gracias a sus aparatos de comunicaciones, los prisioneros de al menos 7 cárceles del estado de Georgia (Estados Unidos) lograron coordinar una protesta simultánea en contra de las condiciones en las que viven.

Según ‘The New York Times’ (ingles), los reclusos de Georgia están cansados de varias cosas y han redactado una lista de demandas, incluyendo que les paguen por su trabajo, que haya mejores oportunidades educativas dentro de la prisión para preparar a los reclusos cuando salgan y que se mejore la calidad de la comida.

La protesta comenzó el jueves pasado, pero su planeación duró meses y contó con la colaboración de diferentes facciones de prisioneros. Pandillas y grupos raciales que bajo otras circunstancias serían enemigos a muerte, han dejado a un lado sus diferencias para protestar pacíficamente en contra del sistema penitenciario. Todo, aseguran los presos, hubiera sido imposible sin celulares.

“Usamos mensajes de texto frecuentemente”, dijo Mike, un recluso que prefirió no revelar su verdadero nombre, al diario estadounidense. “Tratamos de mantenernos al tanto de lo que está pasando en las noticias y en otras cárceles. Esas son nuestras voces”.

En lugar de acudir a la violencia, los presos han decidido que la mejor forma de protestar es dejar de trabajar y de hacer caso hasta que sus demandas sean cumplidas. Por eso desde el jueves todas las prisiones están en estado de ‘lockdown’ (es decir que los prisioneros no pueden salir de sus celdas).

“Escuchamos en las noticias que están haciendo ver esto como si estuviéramos empezando un motín y que por eso nos pusieron a todos en las celdas”, dijo un recluso en la prisión Hays State, otra de las instituciones que han visto a sus presos rebelarse. “Nosotros mismos nos pusimos en las celdas”.

Ahora, gracias a sus celulares, todo el mundo lo sabe.

Luis Iregui V.

Luis Iregui V.

Soy un adicto a la tecnología. Lo acepto y lo celebro. Como buen adicto, tengo toda una historia detrás de mi condición. Comencé con una obsesión por los videojuegos que con los años se transformó en una pasión por todas las cosas relacionadas a la tecnología. Esta manía me ha llevado a mantener mi cuenta bancaria en ceros, siempre a la merced del último gadget, el último juego o el último celular. Intenté satisfacer mi adicción estudiando sistemas en Estados Unidos, pero no quedé convencido y terminé desubicado en Los Andes, graduado como abogado pero frustrado por no tener un futuro tecnológico claro por delante. Para mejorar mi situación, comencé una página dedicada el cubrimiento del mundo de los videojuegos (lapaginadejuegos.com), pero incluso eso no fue suficiente para satisfacer mi apetito digital. Después de muchas vueltas, llego a ENTER.co con el sueño de convertir este sitio en el lugar de referencia para los adictos latinoamericanos como yo, que jamás están satisfechos y viven al borde de sus sillas, pendientes de todo lo que ocurre en el maravilloso mundo de la tecnología.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.