Alarma en WikiLeaks: bloqueo del sector financiero la tiene asfixiada

En un video, el creador de la organización, Julian Assange, denuncia la persecusión que han tenido que llevar por cinco entidades bancarias, lo que los lleva a cancelar sus operaciones.
Por el bloqueo de bancos y tarjetas de crédito, WikiLeaks no puede sostenerse e intenta incentivar las donaciones por otros medios.

Todo lo que ha revelado WikiLeaks ha puesto a temblar a muchos. Y aunque se sabe que todavía hay muchos documentos e información por revelar, Julián Assange, líder de la organización, hizo un anuncio en un video en línea: es imposible continuar bajo la situación financiera actual causada por el bloqueo de las donaciones por parte de las entidades bancarias y las tarjetas de crédito.

La situación es conocida: Visa y Master Card bloquean las donaciones a WikiLeaks. “Un bloqueo motivado políticamente”, resalta Assange en su video. Al principio, para Assange y su equipo parecía sencillo superar ese escollo, y hasta decidieron usar el conocido eslogan de la tarjeta de crédito, ‘Para todo lo demás…’ y así crear un comercial para incentivar a la gente a hacer sus donaciones por otros medios.

Pero el bloqueo que sufre WikiLeaks  en este momento no es únicamente con los dos multinacionales de servicios financieros, sino además con PayPal, Western Union y Bank of America, lo que significa el 95% de las fuentes de ingresos, y con el 5% restante es imposible su funcionamiento.

La mayor parte de la financiación siempre ha llegado de donaciones por Internet, y aunque existen formas de realizar donaciones por fuera del bloqueo, como transferencias a determinadas cuentas, envío físico de dinero en efectivo o cheques a correos postales del Reino Unido y giros por servicios como MoneyGram, la situación es muy difícil.

En el video, Assange habla sobre lo que WikiLeaks hará ahora: “No podemos permitir que los bancos controlen nuestras vidas. Hemos decidido destinar todos nuestros esfuerzos a combatir esas instituciones financieras corruptas”, agrega Assange. Y con ello, invita a todos a seguir apoyando su causa y dirige al público a la página de donaciones.

Aunque el mensaje sobre las dificultades de WikiLeaks es alarmante, al final deja la sensación de que la organización todavía puede dar la lucha. ¿Se acerca el fin de WikiLeaks por asfixia financiera, o logrará que los pocos medios que le quedan sean usados masivamente por sus simpatizantes? ¿Qué más podría hacer para enfrentar el bloqueo de las grandes instituciones bancarias?

 

Notas relacionadas:

Diana Luque Lavado

Diana Luque Lavado

Escribir me ha llevado por muchos lugares en la vida y ahora estoy escribiendo sobre tecnología, que no es un tema nuevo para mí. Mi vida digital comenzó con mi primer blog en 2006, he pasado por muchas redes y he tenido muchos nicknames.

La conclusión siempre es la misma: la tecnología está para hacernos la vida más fácil.
Acá espero poder hablar también de la motivación de mi vida, el audiovisual. Todos los avances tecnológicos han afectado no únicamente la forma de hacer cine, televisión o videos; también la forma de contar historias. Lo normal en un perfil es decir que estudié Cine en la Universidad Nacional de Colombia, soy guionista y que ahora estudio Literatura en la Universidad Javeriana. Pero prefiero que sepan que soy docente de corazón y que vivo mi vida con pasión. Eso se refleja desde mis escritos, pasa por las clases, y llega hasta Depeche Mode, The Big Bang Theory, Dexter y el té.

View all posts

Archivos