La plaza pública vs Twitter y TikTok: ¿cambió la forma de hacer política en Colombia?

colombia

El pasado 29 de mayo Colombia se dio cita para votar, en primera vuelta, por los candidatos que deberían ocupar la presidencia de la República. Los resultados sorprendieron a muchos, si no es que a todo el país.

Pese a que la ventaja de Gustavo Petro y su fórmula presidencial, Francia Márquez, sobre las demás opciones era lo más esperado, pocos vieron venir que el santandereano Rodolfo Hernández terminaría superando a Federico, «Fico» Gutiérrez, por 895.199 votos. De hecho, aunque la última encuesta previa a los comicios hecha por Invamer mostraba el crecimiento de la popularidad de «El ingeniero», este todavía se posicionaba como el tercer candidato más opcionado por los colombianos, con una intención de voto del 20,4 %: siete puntos por debajo de Gutiérrez.

Pero llegó el 29 de mayo y, en cuestión de horas, el candidato de 77 años que ha decidido apalancarse en un discurso anticorrupción (pese a estar siendo investigado por presunta celebración indebida de contratos por el caso de Vitalogic), superó al exalcalde de Medellín alcanzado los 5.953.209 de votos y conquistando 13 de los 32 departamentos de Colombia. ¿A qué responde el repunte?

Ni plaza pública, ni Instagram: TikTok es la red que mueve números

Las campañas de los tres candidatos con más opciones de pasar a la segunda vuelta presidencial fueron diferentes. Fico decidió apostarle a un plan híbrido que consistió en asistir a plazas públicas, pero también a conquistar a los colombianos a través de campañas de propaganda por redes sociales.

De acuerdo a la información del Banco de Anuncios de Meta, el candidato fue el que más invirtió en anuncios. Desde el 2020 los contenidos pago de Gutiérrez en plataformas como Facebook e Instagram alcanzaron presupuestos que superaron los 2.000 millones de pesos. No obstante, es posible que sus cuestionadas alianzas y la apuesta por un discurso enfocado a enlodar a otros candidatos, más allá de exponer sus propias propuestas, le hayan jugado en contra sin importar la intensidad de su propaganda.

Gustavo Petro fue el segundo que más millones le invirtió a su presencia digital, pese a contar con un séquito de seguidores dispuestos a organizarse y a defender agresivamente su programa desde las calles y desde la virtualidad. El candidato de 62 años, cuya red social con mayor actividad es Twitter, destinó en el mismo período de tiempo $1.256’169.686 de pesos a las redes de Mark Zuckerber: casi la mitad del presupuesto de «Fico» para las mismas. Sin embargo, el líder de la Colombia Humana, también se enfocó en recorrer el país y llenar plazas públicas con sus discursos y conciertos.

Pero Rodolfo Hernández no asistió a ningún lugar público, ni tampoco quiso destinar a Instagram y Facebook ni siquiera la mitad del presupuesto de Gustavo Petro. Hernández, quien es abanderado de la austeridad, el ahorro, invirtió un poco más de $ 200 millones de pesos desde que inició su campaña. En lugar de eso, el candidato de Piedecuesta decidió apostarlo todo a sus apariciones en los debates televisados, pero sobre todo a la red social «con el mejor algoritmo» y alcance en la actualidad: TikTok.

Hernández vs. Petro: a la conquista de Colombia… y de TikTok

Rodolfo Hernández tiene 589.700 seguidores en su cuenta de TikTok, «@ingrodolfohernandez». Sin embargo, y pese a que a Gustavo Petro lo siguen un millón de perfiles en la misma red social, y aunque los contenidos de Hernández no alcanzan los 7 millones que tiene el video con más reproducciones de su contrincante, en general los «TikToks» del candidato santandereano sí son más vistos.

En el caso de «El ingeniero», su video con mayor número de vistas alcanza los 4.3 millones. No obstante, y a diferencia de los de Petro, son más los videos de «El ingeniero» los que superan la barrera del millón de reproducciones. Además, por lo general, cuentan con una mejor producción y sin duda, son más «divertidos».

Y mientras el mejor trino de Petro puede alcanzar los 23 mil «me gusta», sin ser una cifra que alcance siempre en sus publicaciones (pues rara vez sus tuits llegan a los 10.000 «likes»), lo normal es que un video regular de Hernández logre entre 30 mil y 70 mil likes y que sus mejores «TikToks» se muevan entre los 1oo mil y los 284 mil «me gusta».

@ingrodolfohernandez ¡Relocos! Así tenemos los colombianos y yo a los politiqueros, sienten que se acerca el fin de su robadera. 🇨🇴😎 #RodolfoHernandez #RodolfoPresidente #Elecciones2022 #ligaanticorrupcion ♬ sonido original – anarkity

Hernández no tiene intención de cambiar de estrategia, porque sabe que hasta el momento le ha funcionado. El candidato incluso ha manifestado su convencimiento de que los números que alcanza en TikTok no los alcanzaría a lograr en giras públicas y esa misma postura la dejó ver en una atención a medios nacionales, dos meses antes de los comicios. «El Rey de TikTok», como algunos lo conocen, aseguró lo siguiente:

«La plaza pública no es relevante en este medio digital. El mundo está digital. Nosotros somos digitales (…) ¿Cuántos votos se necesitan para ganar la presidencia de la República? Diez millones (…) ¿Usted sabe que las manifestaciones son todas prefabricadas y valen mil millones de pesos? (…)».

Te puede interesar: Cómo saber cuánto invierten los candidatos presidenciales en redes sociales

Es claro que las redes sociales y el marketing de influencers es una estrategia que está presente en las dos candidaturas que buscarán hacerse con la presidencia de Colombia. Y en el caso de Hernández, quien ya ha dado por descartado asistir a futuros debates por considerarlos escenarios «de odio», el plan parece ser el de seguir un estilo de comunicación, que aunque en redes sociales parece «divertido» por su lenguaje mediocremente cotidiano, en la vida real es unidireccional, sin derecho a las contrapreguntas o a las réplicas públicas respecto a sus posturas.

Lo cierto es que los contenidos pensados para generar miles de «me gusta» y el cambio o la mesura en las posturas para pasar convencer más fácil a sus contrincantes, no es garantía de un buen gobierno a futuro, sino que solo prueba una carrera desenfrenada por conquistar a una mayoría.

Al final, las únicas rutas que pueden dar luces de cómo será la próxima administración están dadas en los proyectos que ambos candidatos han publicado en sus sitios web, y no en los discursos acomodados para generar números en TikTok o en Twitter. Por eso las campañas actuales dejan una pregunta abierta: ¿Es la creación de contenido viral la nueva forma de hacer política sin importar los antecedentes y las propuestas de los candidatos? Quizás sí, quizás no. La respuesta a esa pregunta solo se resolverá cuando el país decida, el próximo 19 de junio, en segunda vuelta, quién, entre Rodolfo Hernández y Gustavo Petro, dirigirá a Colombia durante los próximos cuatro años.

Imágenes: Edición ENTER

Andrea Mercado

Andrea Mercado

Por los libros y la escritura me volví periodista, y por la música, locutora. Conversadora profesional. Curiosa, analítica y apasionada por la ciencia, la educación y la cultura. Pianista y pintora en mis tiempos libres. Graduada de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad Pontificia Bolivariana. He publicado en Vivir en El Poblado, Rockal.co, Hora 13 Noticias y La X Medellín.

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos