El Galaxy Note 4 se cubre de metal

Samsung Galaxy Note 4
Con ustedes el Galaxy Note 4.
[nggallery id=740]

Pasó un año, y los mandatos de la industria dictaban que había que hacer una evolución de la serie Galaxy Note. El Galaxy Note 4, lanzado el martes en Berlín, se lava la cara y se pone al día en especificaciones: pantalla QHD, procesador un poco más rápido –2,7 GHz cuatro nucleos, Snapdragon 805–, un radio LTE más eficiente y mejoras en la batería.

Sin embargo, lo más importante no es eso: con este lanzamiento, Samsung se alista para lanzar su primer smartphone masivo armado en metal.

El efecto del metal

El Note 4 se siente muy diferente al Note 3. No solo porque ganó unos gramos –pesa 184 gr. frente a los 176 de su antecesor–, sino porque hace gala de una solidez que se creía ajena al mundo Samsung. Está armado en metal, y aunque conserva el aire de su familia y su respaldo en un material textil, su construcción es otra cosa.

En este modelo no están los vacíos, ni los pequeños –pero contundentes– desajustes que a veces tienen los dispositivos de ese fabricante. Ya no se perciben esos ‘excesos de flexibilidad’ de otros modelos, ni las ocasionales piezas sueltas que a veces tenían sus hermanos más viejos –y que, con el tiempo, solían cobrarle factura al usuario–. Finalmente, el Note 4 se siente tan ‘premium’ como es: sus acabados laterales y sus botones finalmente están a la altura.

Su construcción es otra cosa

No es –oficialmente– resistente al agua y al polvo, como el S5, y hacia afuera aun tiene esa apariencia un poco plástica que enfurece a algunos críticos pero que no ha impedido que se venda muy bien. Pero es un paso decidido hacia adelante por parte de la empresa.

La interfaz se aligera un poco

Muy lentamente, los encargados de diseñar y desarrollar la interfaz de Android en Samsung parecen haberse convencido de que menos es más. Siguiendo la pauta del mercado, el Note 4 muestra una experiencia de uso bastante sencilla, lejos de los excesos de otros modelos.

La principal novedad es bien pequeña, pero tiene un efecto enorme: la posibilidad de instalar widgets transparentes. Esto ha venido ocurriendo en todo el universo Android, pero Samsung lo comenzó a implementar solo en esta versión de su ‘skin’. El resultado es que el sistema operativo se siente mucho más limpio y menos recargado que en versiones anteriores, y la experiencia de uso es más agradable.

Otra adición muy elegante fue la implementación de un modo de multitarea similar al que Facebook utiliza en su Messenger para mostrar conversaciones en segundo plano, en el que la aplicación queda ‘dormida’ en un globo que se puede ubicar en cualquier parte de la pantalla y reactivar haciendo un toque sobre él. Habrá que verla en acción, pero parece muy práctica.

Pero el cambio, de todos modos, no es enorme. TouchWiz sigue incluyendo una buena cantidad de aplicaciones redundantes con las de fábrica de Android, y el nuevo lenguaje de diseño no parece haber llegado a todos los servicios que Samsung preinstala en estos dispositivos. Por eso lo decíamos al principio: algo está cambiando positivamente en ese frente, uno de los que siempre se le critica a Samsung. Sin embargo, está ocurriendo muy lentamente.

La receta se repite

Si algo funciona, no se cambia. Y la receta sigue funcionando: una pantalla grande y hermosa –desde la presentación, a unos 40 metros, se veía colorida y luminosa, pero a la hora de hacer el hands-on no estaba bien graduada–, poder al por mayor y el S-pen con sus 2048 puntos de presión. Se le pone una pizca de contenidos y servicios incluidos y la gente debería comprarlo por millones.

Eso fue lo que se vio este martes en Berlín. Veremos si tiene el mismo éxito que suele tener.

Imágenes: ENTER.CO.

José Luis Peñarredonda

José Luis Peñarredonda

Un día me preguntaron sobre mis intereses y no supe por dónde empezar. Decidí entonces ponerlos en orden y dibujé un diagrama de Venn para agruparlos a todos: Internet, cine, periodismo, literatura, narración, música, ciencia, fotografía, diseño, política, escritura, filosofía, creatividad... Me di cuenta de que en toda la mitad de ese diagrama, en el punto en el que todos estos círculos confluyen, está la tecnología. Eso me llevó a ENTER.CO. Estudié Periodismo y Filosofía en la U. del Rosario. PGP: http://bit.ly/1Us3JoT

View all posts

10 comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • antes de llegar a las líneas finales mi conclusión era la misma. suena como que le están apuntando a donde es, pero muy lentamente. con respecto a los widgets transparentes, puede que se vea más limpio (apariencia), pero no mejoran el rendimiento. cuando no tiene fondo transparente, el sistema le dice a la aplicación: este es su espacio, píntese acá. si tiene fondo transparente, el sistema no le puede decir eso. le toca pintar lo quemuestra la aplicación en un pedazo de memoria aparte, y luego promediar con lo que ya estaba pintado atrás, y si hay transparente sobre transparente sobre transparente eso se multiplica (si no, preguntarle a m$ cómo le ha ido desde el vista con eso, y por qué se deshabilitan las transparecnias y animaciones en windows). de todas maneras, si tiene procesador fuerte eso no debe afectar mucho

  • antes de llegar a las líneas finales mi conclusión era la misma. suena como que le están apuntando a donde es, pero muy lentamente. con respecto a los widgets transparentes, puede que se vea más limpio (apariencia), pero no mejoran el rendimiento. cuando no tiene fondo transparente, el sistema le dice a la aplicación: este es su espacio, píntese acá. si tiene fondo transparente, el sistema no le puede decir eso. le toca pintar lo quemuestra la aplicación en un pedazo de memoria aparte, y luego promediar con lo que ya estaba pintado atrás, y si hay transparente sobre transparente sobre transparente eso se multiplica (si no, preguntarle a m$ cómo le ha ido desde el vista con eso, y por qué se deshabilitan las transparecnias y animaciones en windows). de todas maneras, si tiene procesador fuerte eso no debe afectar mucho

  • Definitivamente, una vez uno se acostumbra al tamaño de Note, volver a cualquier otro modelo con pantalla más pequeña es difícil, así tengan la misma resolución. Para algunos puede parecer «sobrecargada» la interfaz TouchWiz, pero con el hardware potente con el que cuentan estos teléfonos realmente no se siente que el desempeño se vea afectado. Es cierto que hay cosas que se utilizan poco, pero hay otras a las que uno se acostumbra y usa todo el tiempo, al punto de que cuando se usa cualquier otro teléfono uno las extraña. Lástima que no le incluyeran resistencia al agua, descuidarse respecto a eso es un plus muy interesante.

  • Definitivamente, una vez uno se acostumbra al tamaño de Note, volver a cualquier otro modelo con pantalla más pequeña es difícil, así tengan la misma resolución. Para algunos puede parecer «sobrecargada» la interfaz TouchWiz, pero con el hardware potente con el que cuentan estos teléfonos realmente no se siente que el desempeño se vea afectado. Es cierto que hay cosas que se utilizan poco, pero hay otras a las que uno se acostumbra y usa todo el tiempo, al punto de que cuando se usa cualquier otro teléfono uno las extraña. Lástima que no le incluyeran resistencia al agua, descuidarse respecto a eso es un plus muy interesante.

  • Exito Asegurado. Y pantalla QHD genial estamos a un paso de los smartphone con pantalla UHD tal-vez la Note 5 o 6, lo que si esperaba y no sucedió es que este Note 4 tuviera las mismas 5.7″ pero todos sus bordes o lados mas delgados para hacerlo mas pequeño se agradeceria aunque jamas achicar la pantalla.

  • Exito Asegurado. Y pantalla QHD genial estamos a un paso de los smartphone con pantalla UHD tal-vez la Note 5 o 6, lo que si esperaba y no sucedió es que este Note 4 tuviera las mismas 5.7″ pero todos sus bordes o lados mas delgados para hacerlo mas pequeño se agradeceria aunque jamas achicar la pantalla.

Archivos