En busca de una definición de gamer

Gamer
Hoy quiero compartir con ustedes mi definición de gamer.

La notificación me llegó en la tarde del domingo. Como dato curioso solo leí el trino una vez completé uno de los niveles más difíciles del juego al que se refería la publicación. Mi primera reacción fue risa, seguida de un corta molestia. El comentario era en relación con un video en vivo en el que daba mis primeras impresiones de ‘Crash Bandicoot: N. Sane Trilogy’

Y es importante aclarar que a estas alturas es normal en la redacción tener cierta reacción de indiferencia ante estos comentarios. Es parte natural de internet. Cuando aceptamos escribir entendemos que estamos poniéndonos al frente de miles de personas. Por eso es que un error es imperdonable. Por eso algunas veces dedicamos tiempo a responder sus comentarios en la casilla de abajo. Quiero aclarar que esta ‘columna de opinión’ no se trata de buscar una utopía en la que ustedes, los lectores, no critiquen o se abstengan de dar su opinión.

El objetivo es más bien aclarar un malentendido que con frecuencia veo cada vez que salen algunas de mis reseñas, livestreams o videos sobre videojuegos. Y de paso ser un poco sincero con aquellos que nos leen todos los días.

Permítanme ser bastante claro en esta idea: yo no soy bueno jugando videojuegos.

La montaña de 8 bits

Puede sonar contradictorio que el encargado de la sección de videojuegos admita ser un mediocre jugador. Está bien. No se trata de un secreto que oculte. En la redacción todos están al tanto de los límites que tengo con el control. Tampoco ostento en mi perfil ser un ‘jugador profesional’. Se lo repito a mis amigos, colegas y conocidos, como si fuera mi carta de presentación: soy malo jugando a los videojuegos.

De manera curiosa esta revelación me llegó justo con ‘Crash Bandicoot:Warped’. En ese entonces yo tenía 12 años. Completaba el juego con mi hermano y no dejaba de notar que aquellos niveles imposibles para mi, él (con tan solo 9 años) era capaz de pasarlos con mucha más facilidad. Mi hermanito menor tenía mucha más habilidad motriz, reflejos y capacidad de adaptación que yo. Decidí entonces apoyarlo y en vez de frustrarme por mi falta de capacidad le indicaba los patrones que veía, y lo orientaba para solucionar los puzzles.

Sin embargo cuando él abandonaba el control yo seguía intentando pasar esos mismos niveles. Probaba y probaba, una y otra vez. Hasta que lograba superar un poco esos límites que conocía, aunque resultara frustrante. Siempre queriendo escalar esa montaña de 8 bits.

Gamer = Pasión

Para muchos puede resultar paradójico que alguien tan malo con los videojuegos invierta tanto tiempo y dinero en ellos. Pero para mi el disfrute está en el desafío que hay y la recompensa es la meta. No amo los videojuegos porque para mi sea fácil jugarlos, sino por el contrario. Me toma tiempo aprender su ritmo, sus secretos, adaptarme a ellos. Pero para mí, ahí está el disfrute. Lento, pero seguro.

Quizás por eso mi diccionario no tiene tu misma definición de la palabra ‘gamer’. Quizás lo entiendas como alguien que es excepcionalmente bueno con los videojuegos, o alguien que invierte mucho dinero, o una persona que lleva jugando mucho tiempo, o alguien que es una enciclopedia viviente de los videojuegos…

Pero para mi gamer es alguien que siente pasión por ellos. Es una persona que sobre todo los disfruta, los considera un escape.

Y tal vez pienses que la persona encargada de escribir sobre ellos debe ser una especie de ‘mesías con el control’. Yo no estoy de acuerdo. Cuando me contrataron en ENTER.CO me preguntaron si era apasionado por los videojuegos, no si era bueno jugándolos. En esa medida siempre he sido honesto con el portal y con ustedes, los lectores. Cuando evaluó un título no lo hago pensando en si fue difícil o fácil para mi (por default casi todos tienen su nivel de complejidad) sino en muchos otros elementos más complejos o sencillos de determinar.

Y en últimas espero que si tienes muchas más habilidades que yo con el control, cuando los compren, los disfruten el doble que yo. Para mi ese debe ser su objetivo principal. No se trata de ser bueno o malo con ellos. Sino de perderse entre esos mundos de plataformas, ejércitos, monstruos y, por qué no, estar dispuesto a un eventual ‘madrazo’ cuando no consigues lograr ese último salto antes del checkpoint. 

Imágenes: Pixabay

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

Ver todos los posts

5 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • De acuerdo que el ser gamer está asociado a la pasión por los videojuegos. Lo que no entiendo es el por qué menciona la «montaña de 8 bits», dando a entender que Crash Bandicoot es de la camada de juegos de 8 bits.

    • con la montaña de 8 bits no quería referirme a Bandiccot en especial, sino a los juegos en general. Mis primeros juegos fueron de la Nes, pero durante la edición del artículo omití ese párrafo por espacio y ritmo. ¡Gracias por su comentario!

  • De acuerdo con Jeffrey, adicionando que cada Gamer tiene diferentes gustos y habilidades de acuerdo al tipo de juego, por ejemplo alguien muy diestro en Fifa puede ser muy torpe o no tener la paciencia para jugar un Dark Souls y viceversa

  • Totalmente de acuerdo contigo, un gamer es alguien a quien le gusta y disfruta de los videojuegos, no necesariamente tiene que ser un experto jugándolo, ni tienen que gustarle todos ni todos los géneros. Yo me considero Gamer, aún odiando los FPS (que tan populares son) y los MOBA (y en general cualquier juego cuyo compontente online sea mayor que la campaña principal), y me emociono mucho jugando Rayman con mis amigos, o mario, o cuando estoy en un duelo de Yu-Gi-Oh contra el PC y gano con un mazo que yo mismo creé.

    Ser gamer se lleva en el corazón, no en la habilidad de los dedos.

Archivos