Un ‘shock’ en la lengua puede ayudar a curar enfermedades neuronales

Danilov explicó que la lengua tiene una integración motora y sensorial con el cerebro.
Danilov explicó que la lengua tiene una integración motora y sensorial con el cerebro.
Danilov explicó que la lengua tiene una integración motora y sensorial con el cerebro.

Un grupo de investigación de la Universidad de Wisconsin encontró que la estimulación eléctrica de la lengua puede ayudar a los pacientes con esclerosis múltiple a mejorar su movimiento, como informó Scientific American.

La esclerosis múltiple es una enfermedad neurodegenerativa y consiste en la aparición de lesiones que afectan la mielina, el material que recubre el sistema nervioso. De esta forma, las neuronas del cerebro pierden parcial o totalmente su capacidad de transmisión. Esto afecta la comunicación entre el cerebro y el cuerpo. Uno de sus síntomas es la pérdida de control muscular.

El neurocientífico Yuri Danilov y su equipo realizaron un experimento con dos grupos de pacientes que padecían esclerosis múltiple, durante 14 sesiones de terapias físicas. Al primero, le aplicaron impulsos eléctricos indoloros en la punta de la lengua. Mientras que el segundo no recibió ningún estímulo eléctrico. Los resultados mostraron que variables como el equilibrio y la fluidez del movimiento mejoraron el doble en el grupo que había recibido estímulos eléctricos.

Danilov explicó que la lengua tiene una integración motora y sensorial con el cerebro porque los nervios en la punta de este órgano están conectados con el tronco cerebral. Investigaciones anteriores mostraron que enviar estímulos eléctricos a través de la lengua agiliza la red neuronal para mantener el equilibrio. Esta activación puede impulsar la capacidad de transmisión de las neuronas.

El estudio llamado “Un ‘shock’ en la lengua” fue publicado en la Revista de Neuro – Ingeniería y Rehabilitación. El grupo también ha aplicado estimulación eléctrica a pacientes con pérdida de visión, accidentes cerebrovasculares y la enfermedad de Parkinson. Danilov afirmó “hemos encontrado una nueva forma para la neurorehabilitación de varios desórdenes neuronales”.

Imagen: M Glasgow (vía Flickr).

Ximena Arias

Ximena Arias

Desde pequeña, el diario El Tiempo llegaba a mi casa. Siempre sentí una curiosidad enorme por ese pliego de papel que mis tías, mi mamá y mi abuela, especialmente ella, leían apasionadamente. Luego, me atreví a crear un periódico llamado “El grito” en el Colegio Cardenal Pacelli, institución en la que finalicé mis estudios de bachillerato. Así, comenzó mi gran pasión por el periodismo y los medios de comunicación. Intenté estudiar ciencias políticas, pero creí que el tiempo no me alcanzaba para tanto. Sin embargo, continúo amando este tema tan polémico. Ahora en enter.co quiero investigar sobre las consecuencias políticas y sociales de la tecnología. También, desde pequeña, crecí con las palabras de mi abuela quien decía que había estudiado sociología para saber las razones de la pobreza y la desigualdad en Colombia. Por esto, bajo su influencia, decidí estudiar la misma carrera en la Universidad del Rosario. Aún en proceso de grado.

Ver todos los posts

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos