Reforma de la NSA fue recibida con escepticismo

Gran Hermano
El Gran Hermano no convenció a los activistas. Foto: apwbATTACK (vía Flickr)
Gran Hermano
El Gran Hermano no convenció a los activistas. Foto: apwbATTACK (vía Flickr)

No le fue muy bien a Barack Obama luego del discurso en el que anunció las reformas a la NSA. Desde diversos sectores las medidas anunciadas fueron vistas como insuficientes, las afirmaciones fueron calificadas como cuestionables y los argumentos esbozados por el mandatario estadounidense fueron atacados.

En una entrevista con CNN, Julian Assange calificó al discurso de Obama como «vergonzoso«. Tras elogiar al informante Edward Snowden y decir que el mandatario «no habría hablado si no fuera por sus acciones«, descalificó el pronunciamiento del presidente y la política estadounidense.

«Escuchamos muchas mentiras«, dijo Assange. Por ejemplo, Obama aseguró que la NSA no ha abusado de su poder, cuando –tal como señala ProPública– la propia corte FISA, encargada de regular las actividades de inteligencia, ha reconocido varios abusos en la actividad de recolección de información.

Assange también dijo que la existencia misma de una organización tan poderosa como la NSA «es una amenaza a los gobiernos constitucionales de Estados Unidos y de otras naciones«, y que la «falla a la hora de rendir cuentas» de la agencia y el gobierno fue la motivación para las acciones de Snowden.

El periodista Glen Greenwald, quien fue el primero en publicar los contenidos filtrados por Snowden, también manifestó –en una columna en The Guardian– su escepticismo sobre los anuncios de Obama. «Quienes quieran cambios genuinos no deberían confiar en los políticos, y ciertamente no en Barack Obama«, quien –según el reportero– «fue obligado a dar este discurso por la creciente presión pública, la cada vez más atemorizada industria tecnológica estadounidense y la […] resistencia de la comunidad internacional»

Por su parte, Anthony Romero, director ejecutivo de la Unión Estadounidense para las Libertades Civiles (ACLU, por su sigla en inglés), lamentó que Obama no haya anunciado el fin del espionaje masivo. «El presidente debería terminar –no arreglar– la recolección masiva de datos«, escribió.

Un primer paso, pero falta mucho

A pesar de esto, todos los críticos admitieron que el gesto de Obama de referirse públicamente a estos temas es valioso. La Electronic Frontier Foundation (EFF), por ejemplo, celebró en una nota de prensa que el Presidente se hubiera referido al tema, pero lamentó –según su directora legal, Cindy Cohn– «aun hay mucho camino pendiente«. Assange, Greenwald y Romero hicieron pronunciamientos similares.

La organización se declaró «esperanzada» en que la comisión para estudiar los temas de privacidad y Big Data anunciada por Obama pueda solucionar algunos de los temas más urgentes, como la seguridad de los algoritmos de cifrado de datos.  Como señaló la EFF, «ninguno de esos temas fueron mencionados en el discurso del Presidente«.

José Luis Peñarredonda

José Luis Peñarredonda

Un día me preguntaron sobre mis intereses y no supe por dónde empezar. Decidí entonces ponerlos en orden y dibujé un diagrama de Venn para agruparlos a todos: Internet, cine, periodismo, literatura, narración, música, ciencia, fotografía, diseño, política, escritura, filosofía, creatividad... Me di cuenta de que en toda la mitad de ese diagrama, en el punto en el que todos estos círculos confluyen, está la tecnología. Eso me llevó a ENTER.CO. Estudié Periodismo y Filosofía en la U. del Rosario. PGP: http://bit.ly/1Us3JoT

View all posts

2 comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos