Colombia, uno de los países más afectados por ransomware

Ransomware

Kaspersky, empresa de seguridad cibernética, aseguró que según sus datos en Latinoamérica se registran 5.000 ataques de ransomware por día. Brasil, México y Colombia son los tres países más afectados por este tipo de ataque. Programas obsoletos, versiones piratas y contraseñas débiles son las principales vulnerabilidades que explotan los delincuentes cibernéticos. 

La lista de los países más atacados de la región la encabeza Brasil con casi la mitad de las detecciones (46,69 %). Le siguen México (22,57 %), Colombia (8,07 %), Perú (5,56 %), Ecuador (3,86 %), Chile (2,29 %), Venezuela (2,17 %) y Argentina (1,93 %). Por su parte, entre las familias de ransomware más activas se encuentran REvil (también conocido como Sodin o Sodinokibi), Maze, Ryuk, Netwalker, Zeppelin, DoppelPaymer, Dharma y Mespinoza.

Según Santiago Pontiroli, analista de seguridad en Kasperksy, las malas prácticas de las empresas y entidades gubernamentales permiten que el ransomware sea una amenaza real. «Prácticamente, 2 de cada 3 dispositivos en América Latina tienen vulnerabilidades críticas. Según nuestros datos, el 55 % de las computadoras en la región todavía usan Windows 7 y el 5 % Windows XP. Sin embargo, lo más aterrador es que la tasa de software pirateado es del 66 %, casi el doble de la tasa promedio mundial que es de 35 %», comenta Pontiroli.

Para leer más sobre Ransomware, visita este enlace.

El segundo factor que resalta el experto son las claves débiles. Según datos del ‘Panorama de Amenazas de Kaspersky para América Latina’, los ataques que intentan adivinar las contraseñas para acceder al protocolo de escritorio remoto (RDP) alcanzaron 517,1 millones en la región este año (enero-septiembre), un promedio de 1.400 intentos bloqueados por segundo. Las estadísticas de Kaspersky muestran un aumento de estos ataques en abril, y que volvieron a repuntar en julio y septiembre.

Además, hay una nueva modalidad en la que los delincuentes cibernéticos aprovechan el ransomware para hacer doble extorsión. «Aunque las campañas actuales se centran en un número reducido de víctimas, emplean dos etapas: en la primera, el criminal exige un rescate a cambio de la liberación de los datos. En caso de que la empresa no acepte pagarlo, el monto del rescate aumenta y empieza la etapa número dos, donde se amenaza con hacer públicos los datos robados. También existe una tercera alternativa para monetizar el ataque: la venta de los datos robados en una subasta, en cuyo caso, los datos confidenciales de la corporación atacada irán al mejor postor, ya sea la misma empresa víctima como cualquier otra organización, legal o criminal», explica Pontiroli.

Imagen: Kaspersky. 

 

 

Diana Arias

Diana Arias

Soy comunicadora social de la Pontificia Universidad Javeriana, con énfasis en Producción multimedia y Periodismo, y Lingüista de la Universidad Nacional. Actualmente, estoy haciendo la especialización en economía de la Javeriana.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos