5 errores de ciberseguridad comunes en las empresas

ciberseguridad

La ciberseguridad incluye temas de seguridad informática, seguridad de la información y privacidad. Por lo que, es indispensable que todas las empresas, tanto pequeñas como medianas y grandes, deben implementar ampliamente la ciberseguridad.  Así será mucho más fácil prevenir ataques informáticos, además de saber cómo reponerse pronto de uno si llegase a ocurrir.

Para temas de gestión de riesgos existen muchas metodologías entre ellas la ISO 31000, la cual da pautas para un análisis y evaluación de riesgos en una empresa pública o privada. El conocer el riesgo prepara a una empresa para un incidente de seguridad de la información.

Estos son cinco de los riesgos que deben conocer las empresas:

  1. La falta de documentación de procesos

La falta de documentación de procesos es de los riesgos más comunes en ciberseguridad; el no contar con una claridad en lo que se hace en cada proceso puede exponer a la compañía a incidentes de seguridad en la información. Muchos de los delitos informáticos no vienen por tecnología, suelen llegar por procesos comerciales, contables o administrativos. Por lo qué, documentar los procesos de las empresas es la mejor forma para contar con una estrategia clara en ciberseguridad.

  1. No tener políticas de seguridad de la información

Las políticas de seguridad de la información dan pautas para proteger la información garantizar la integridad, confidencialidad y disponibilidad de la misma. Las políticas deben enfocarse en proteger los activos de información.

Pueden contener temas de control de accesos, uso de activos, políticas de uso de dispositivos móviles, seguridad para los recursos humanos, uso de internet, controles criptográficos, uso de mensajería y redes sociales continuidad del negocio, seguridad de los equipos y temas cultura en seguridad.  Es común encontrar empresas que tiene políticas muy extensas, la política puede ser de una hoja si tiene claro que activos se protege y como se hace. El leguaje debe ser sencillo y que lo entienda cualquier miembro de la empresa.

  1. No contar con políticas de protección de datos personales

Las políticas de protección de datos personales deben estar enfocadas a los riesgos que se pueden presentar en los procesos. Lo ideal es generar controles para el manejo de datos, tener claridad de los datos recolectados por la empresa y el ciclo de vida que este tiene. La privacidad es parte fundamental de la ciberseguridad. Es indispensable que establezcan controles técnicos y medidas de seguridad como las firmas digitales, electrónicas, cifrado de la información, doble factor de autenticación, etc.

Te puede interesar: Nequi sin servicio: esta vez la caída supera las 24 horas

  1. No realizar pruebas de Ethical Hacking

Todo sistema de información es vulnerable, en Cloud Seguro empresa de seguridad informática de cada 10 empresas a las que se les practica Ethical hacking, 8 tienen alguna vulnerabilidad alta. La prueba Ethical hacking es la mejor forma para conocer los riesgos de aplicaciones móviles, sistemas de información, servidores, etc.

El hacking ético muestra los riesgos en tiempo real, comprendemos las vulnerabilidades que pueden tener nuestras herramientas de tecnología para saber cómo arreglarlo. Por el nivel de riesgo de empresas que manejen datos sensibles es el caso de sector salud, financiero, Fintech, deben hacer pruebas como mínimo tres veces al año.

  1. No establecer procesos de formación y capacitación en seguridad de la información 

En la ciberseguridad es común escuchar “el eslabón más débil es el ser humano”,  y sí; por ello es indispensable capacitar a todo el personal de la empresa sin importar su rol o cargo. Los procesos de formación deben incluir pruebas de ingeniería social para establecer que tan fácil es sacar información de una empresa. La formación debe exponer los riesgos de ciberseguridad que tiene la compañía y cómo afrontarlos y prevenirlos.

En conclusión, los riesgos en ciberseguridad deben enfocarse en crear una cultura de seguridad de la información, comprendiendo que en cualquier momento y por diferentes entradas, somos vulnerables a un ataque cibernético.

Imagen: Pexels

Germán Realpe

Germán Realpe

Soy abogado, pero me di cuenta de que se puede relacionar la tecnología con el derecho; por eso me especialicé en derecho informático y nuevas tecnologías. He sido asesor de entidades públicas y privadas, y ya perdí la cuenta de cuántas consultorías he realizado. Así mismo, la vida me ha hecho formar ingenieros de sistemas en seguridad de la información, derecho informático y protección de datos en universidades como el Externado, la Piloto, la Nacional e Interlat, entre otras. En conclusión, soy apasionado por la tecnología y hace unos años por los drones, que me han hecho entender que el cielo no es el límite.

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos