¿Cómo escoger un dominio de internet sin conocimientos?

Dominio de Internet

Si estás por crear tu sitio web o ya tienes uno, hay un término que seguro has leído bastante: dominio. El dominio es uno de los elementos más importantes de una web, dado que también forma parte de la identidad visual y corporativa de una empresa.

Elegir el dominio, es una tarea que requiere tiempo y aprendizaje. Sobre todo, si no tienes en claro el concepto y la importancia del mismo. Por este motivo, hoy vamos a darte una guía completa para que sepas cómo escoger un dominio de internet. Pero, antes de comenzar con la guía, queremos que entiendas de qué se trata el término “dominio”.

¿Qué es un dominio?

El dominio es conocido como el nombre de un sitio web. Se trata de una denominación que sirve para identificar una web. La misma debe ser única y repetible dado que, además de actuar como nombre, cumple la función de una dirección digital.

Al adquirir un dominio para una página web, se realiza un proceso donde se lo asocia a la IP de dicho sitio. De esta forma, cuando un usuario quiera ingresar a la web, no debe poner la dirección IP, sino la url con el dominio seleccionado.

Como es parte de la dirección web y, por lo general, también es usado en los correos institucionales, el dominio tiene mucha relevancia dentro de la identidad de marca. Es por esto que, al elegirlo, debes ser cuidadoso.

Pasos para elegir un dominio

1. Piensa en la temática de la web y en las palabras claves

Para poder seleccionar un nombre de dominio que sea acorde al sitio web, es necesario pensar en la categoría, temática o rubro a la que está abocado. En base a esa temática seleccionada, se debe realizar una búsqueda exhaustiva de las palabras claves que identifican la web.

Las palabras claves o keywords son la manera en que un usuario escribe aquello que desea encontrar o resolver. Es decir que, si defines bien tus palabras claves, deberías aparecer en los resultados de los motores de búsqueda cuando una persona realice una consulta.

2. Lleva a cabo una lluvia de ideas

Luego de tener en claro tus palabras claves, sigue el proceso de generar un nombre de dominio que se adecúe a tus keywords y a tu marca. La mejor opción para comenzar es realizar una lluvia de ideas.

Para este punto, es necesario que anotes en algún lugar, ya sea de forma digital o impresa, todo lo que se te vaya ocurriendo en el proceso. Mientras más opciones tengas, mejor. Al tener una buena cantidad de nombres, comienza a seleccionar los que más te gustan. Puedes realizar un ranking con los tres dominios que prefieres.

3. Ten en cuenta la recordabilidad del nombre elegido

Cuando hablamos de “recordabilidad”, nos referimos a la cualidad de que sea recordado con facilidad. Para comprobar esto, puedes compartir el nombre con algunas personas y, luego de transcurrido un par de horas, preguntarles si lo recuerdan.

Para asegurar que el dominio sea recordable, puedes tener en cuenta ciertos detalles. El primero de ellos, es la longitud. Muchas veces se cree que, para que el dominio sea más descriptivo, debe ser largo. En realidad, si encontraste las palabras claves, puedes crear un nombre que sea corto y, a la vez, detallado.

También te puede interesar: Un ataque a dominios de Internet del 2008 podría estar de vuelta.

Otra cuestión a tener en cuenta es que, el nombre, no debe tener signos de puntuación dado que son difíciles de pronunciar. El dominio debe ser fácil de decir y de escribir.

4. Verifica que el dominio esté disponible

Es hora de comprobar que, los tres nombres que más te gustaron, estén disponibles. Para esto, existen plataformas que se utilizan para la compra y venta de dominios. Actúan como mediadores y, a la vez, poseen buscadores que te ayudarán en este proceso.

Al ingresar a alguna de estas plataformas, puedes buscar el nombre elegido y verificar que esté disponible. Es importante que sepas que, el dominio, se divide en nombre y extensión. El nombre es lo que puedes crear. Las extensiones (cuya ubicación es al final de la url) son limitadas dado que puedes seleccionar entre las existentes. Algunos ejemplos son .com; .net; .org; etc.

Puede que un nombre no esté disponible con determinada extensión (por ejemplo “.com”), pero si con alguna otra menos popular. Dependiendo del uso y reconocimiento a nivel global, es el costo que tendrá el dominio completo.

#5 Finalmente, es hora de adquirir el dominio

Este es el paso más deseado. Al llegar a este punto, ya estás listo para adquirir tu dominio. Puedes hacerlo de forma directa o a través de una plataforma mediadora. Al realizarlo de forma directa, corres el riesgo de sufrir estafas o fraudes. En cambio, si adquieres el dominio a través de una plataforma de compra y venta, te aseguras que todo va a salir bien.

Para realizar esta transacción y ser propietario del dominio, tendrás que completar una serie de formularios y listo. El nombre estará en tu poder.

Imágenes: Rawpixel y Freepik. 

Diana Arias

Diana Arias

Soy comunicadora social de la Pontificia Universidad Javeriana, con énfasis en Producción multimedia y Periodismo, y Lingüista de la Universidad Nacional. Actualmente, estoy haciendo la especialización en economía de la Javeriana.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos