¿Qué peticiones en línea firman los colombianos?

¿Qué peticiones le interesan a los colombianos?
¿Qué peticiones le interesan a los colombianos?
Colombia está interesado en apoyar campañas sobre su coyuntura.

Los Colombianos estamos interesados en cambiar muchos aspectos de nuestra realidad. Para materializar esas intenciones existen muchas herramientas en línea, como Change.org, una plataforma para hacer peticiones con más de 161 millones de usuarios en 196 países. Colombia es el cuarto país que más usa ese método en Latinoamérica. En el país se crean 400 peticiones mensuales y hay más de 1.500.000 usuarios colombianos firmano y creando peticiones.

Entre las campañas a través de Change.org que han logrado su cometido están ‘Ley Animal’ (127.688 firmas) para que se sancionara la Ley Animal 172 de protección de animales y  ‘No Fumigación’ (25.013 firmas), para suspender las fumigaciones aéreas con glifosato.

Dos de las peticiones con más firmas, que aún no han logrado victoria, son ‘No Más Aumento’ (138.204 firmas hasta el momento) para que se congelen los aumentos salariales de los congresistas y ‘No Más Cobros’ (46.405 firmas) para que se suspendan los cobros en los cajeros por retiros de dinero.

Victoria Emanuelli, directora de campañas de Change.org para Colombia, nos contó que en el país las peticiones que son tendencia son aquellas relacionadas con justicia económica, derechos de animales y medio ambiente. En general, el país se interesa por los temas que son coyuntura, por ejemplo, “para que se reduzcan los salarios de los congresistas, o que los bancos no cobren los retiros. En el tema de salud, las crisis de salud con las EPS. Se han multiplicado las de animales y en contra de licencias de explotaciones mineras. En Colombia muchos se movilizan para cuidar el medio ambiente”, dijo Emanuelli.

En Change.org, cuando los objetivos de una petición son varios o muy grandes, y no se pueden resolver con una sola campaña, puede crearse un movimiento. Un ‘movimiento’ es una plataforma dentro de Change.org que aglutina peticiones sobre un mismo tema. En Colombia tenemos dos movimientos hasta ahora: Ni Una Menos y Acuerdo de Paz, que en suma los siguen 26.347 personas, tienen 126.657 firmas y contienen 77 peticiones individuales.

Ni Una Menos es una petición para pedirle al Presidente Santos que declare la crisis humanitaria para las mujeres porque cada día son asesinadas cuatro mujeres en el país. Y el movimiento Acuerdo de Paz, creado hace un mes, contiene peticiones que tienen que ver con el acuerdo de paz con las Farc.

Entrega de firmas para reducir el salario de los congresistas.
Entrega de firmas para reducir el salario de los congresistas.

La cantidad de firmas por petición depende del objetivo de la misma y de sus implicaciones. “Hay veces que se ganan con 100 firmas, pero otras, como las de leyes, son más complejas y necesitan una campaña más grande”, recalcó la directora. Hay otras muy sencillas, como un caso en que se pedía a una EPS que se hiciera una cirugía a un niño, y se logró con menos de 1.000 firmas.

Emanuelli nos explicó que para que las campañas tengan éxito es necesario que las historias generen empatía. Además, se recomienda que la presentación de una petición tenga buenas imágenes o videos, que llamen la sensibilidad del público. Con esas dos características, una petición logra volverse viral y conseguir resultados favorables.

Para compartir una petición no solo se usan redes sociales como Facebook o Twitter, sino que también es altamente recomendado usar WhatsApp. La plataforma permite compartir a través de la app de chats, y con un enlace más corto, Emanuelli dice que es el método más eficaz para dar a conocer una petición. “Si bien la penetración en redes es altísima, ninguna es tan grande como WhatsApp. Rápidamente se comparte con todos los contactos, y aparte, el contenido no compite con otras publicaciones”.

sign3

¿Por qué hacer peticiones en línea?

Hacer peticiones para recolectar firmas, y presionar a alguien para que tome una decisión, no es una táctica nueva. Lo que es reciente es la recolección a través de plataformas digitales. Las peticiones digitales ofrecen varias ventajas en comparación con el método original, pero son complementarias (en algunos casos) de campañas legales como acciones populares o tutelas.

La cuestión es que las peticiones en línea se complementan con las campañas offline, es decir, son necesarias las dos cosas. Hay algunas campañas sencillas, como pedir que pongan un semáforo en la esquina, que pueden no necesitar más nada. Pero otras, como las legislaciones necesitan las dos complementarias”, nos explicó Emanuelli.

Teniendo en cuenta que muchas veces se necesitarán ambos recursos, las peticiones en línea ofrecen la gran ventaja de que se ahorran recursos de traslado y logística que se necesitan en una campaña offline. “Llega más gente sin invertir recursos a nivel económico”, resalta Emanuelli.

Imágenes: Change.org y Pixabay

Susana Angulo

Susana Angulo

Antes de Internet ya me gustaban la música clásica, los animales,
cocinar postres, y leer cuentos de terror. La tecnología me ha
permitido ahondar en estas y tantas otras pasiones, que sería un error
pensar en la cultura digital como tema exclusivo de 'geeks'. Soy
periodista de la Universidad del Rosario.

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos