Los desnudos en el arte se toman OnlyFans

A lo largo de los siglos, los desnudos en el arte han sido un arma de doble filo. Por una parte, han logrado escandalizar a aquellos que ven en la exhibición del cuerpo humano un acto inmoral y provocativo; y, por otra, han sido la respuesta artística a la necesidad humana de representarse. Basta con ver la Venus de Willendorf y entender que detrás de la emulación de la figura desnuda, se esconde más una carga simbólica de lo que significaba ser mujer en el Paleolítico, que una sugerencia erótica.

 

Venus de Willendorf. 20.000 A.C
Venus de Willendorf. 20.000 A.C

 

Al parecer establecer la diferencia entre arte y contenido pornográfico no es tan sencillo como parece. Y la lucha que emprenden ciudadanos y plataformas por controlar estos productos y combatir los escenarios de explotación sexual, se lleva por delante los contenidos que lo que buscan es representar el cuerpo humano en su estado más vulnerable y sin tapujos. Esto fue lo que le sucedió al arte del austríaco, Egon Schiele, cuando, en 2018, Viena se llenó de sus desnudos para conmemorar los cien años de la muerte del artista. Entonces el ala feminista de la ciudad tomó la voz principal de la causa y con otros argumentos logró lo mismo que en el siglo XIX: censurar el arte de Schiele.

Te puede interesar: OnlyFans se retracta: ya no prohibirá el contenido pornográfico en octubre

Pero si un humano no es capaz de establecer diferencias fácilmente y a conciencia, un algoritmo la tiene todavía más difícil. Sin embargo, el de la plataforma de Mark Zuckerberg no es el único con problemas a la hora de diferenciar entre el contenido para adultos y el artístico. El algoritmo de TikTok también es defectuoso y por eso, en julio de 2021, esta red social bloqueó la cuenta del Museo Albertina, luego de que esta se usara para compartir las obras del fotógrafo, Nobuyoshi Araki, que incluían mujeres con los pechos parcialmente desnudos.

Ante los distintos casos de censura sufridos, cuatro grandes museos de Viena decidieron hacer las cosas diferentes: trasladar su contenido a OnlyFans y además cobrar US$4,99 dólares mensuales por suscripción.

 

 

La ingeniosa decisión la tomó la Oficina de Turismo de Viena, desde la que se aseguró que «sus instituciones artísticas están entre las víctimas de esta nueva ola de mojigatería», y desde donde se afirmó que ese fue el motivo para poner «las obras de arte explícitas y de fama mundial de la capital en OnlyFans», como recoge CNN.

Los museos que se han sumado a esta iniciativa son el Museo de Historia del Arte de Viena, el Museo de Historia Natural de Viena, el Museo Albertina y el Museo Leopold. Este último también sufrió la censura en Facebook e Instagram cuando a principios de 2021 quiso celebrar su vigésimo aniversario intentando publicar el trabajo del dibujante austríaco Koloman Moser sin éxito.

En la recién estrenada cuenta se pueden apreciar los desnudos realizados por estos artistas y por otros más como Rubens y Amedeo Modigliani. Además de esto, quienes se suscriban al curioso perfil, además podrán recibir una tarjeta de Viena gratis o un tiquete gratis para visitar cualquiera de los museos en donde las obras en cuestión se pueden ver «en carne y hueso, y sin censura».

Andrea Mercado

Andrea Mercado

Por los libros y la escritura me volví periodista, y por la música, locutora. Conversadora profesional. Curiosa, analítica y apasionada por la ciencia, la educación y la cultura. Pianista y pintora en mis tiempos libres. Graduada de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad Pontificia Bolivariana. He publicado en Vivir en El Poblado, Rockal.co, Hora 13 Noticias y La X Medellín.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos