Evaluación Spider-Man: No Way Home

Spider-Man: No Way home es la forma perfecta de cerrar el 2021 del MCU, con la promesa del estudio de que la escala de sus filmes solo seguirá creciendo.

El MCU en 2021, sin duda, ha sido algo polémico. Después del éxito que tuvo Avengers: Infinity Wars era difícil pensar en algún filme que consiguiera crear este mismo efecto de tener a la audiencia en un estado permanente de interés, que crear un pánico a los spoilers tan grande… que nos quisiera hacer volver a las salas solo para no perdernos de este evento. Spider-Man: No Way Home nos confirma que, al parecer, lo único que tienes que hacer es poner a Alfred Molina en un tráiler.

 

Spider-Man no Way Home o Spider-Man: Sin camino a Casa tiene lugar justo después de los eventos de ‘Far from home’. El último acto de venganza de Misterio fue revelar al mundo la identidad de Spider-Man, poniendo a Peter Parker en el ojo público y amenazando con destruir su vida. Sin embargo, cuando acude a Dr. Strange para pedir que el mundo entero olvide su secreto el hechizo sale mal y abre la puerta villanos de otras dimensiones que ahora están detrás del Peter Parker de esta dimensión.

La última película del MCU en 2021 es uno de los mejores regalos de navidad que habríamos podido recibir. Es uno de esos filmes que te hacen salir del teatro con una sonrisa imposible de borrar. No es la cinta más original en el MCU, pero sí es una que celebra las mayores razones por las que seguimos yendo a las salas para ver a Peter y los otros héroes de su universo: esa capacidad para hacernos sentir como niños en la sala, gritando de emoción con cada sorpresa que nos trae.

Un homenaje a la historia de Spider-Man

No Way Home

Hay que agradecer al éxito que han tenido las películas de Tom Holland en el MCU, porque sin ellas es seguro que un filme como este no habría podido ocurrir. La idea de combinar los universos al traer a los villanos de las dos primeras franquicias es uno de esos conceptos que hace un par de años habría parecido imposible de ejecutar… pero sin embargo que dentro de la escala enorme del MCU tiene todo el sentido.

Es también la oportunidad perfecta para traer de regreso a algunos de los personajes que a pulso se ganaron su lugar en nuestra memoria. El Doc. Ock de Alfred Molina una vez más demuestra porque Spider-Man 2 está dentro de las películas favoritas en la historia del trepa muros, así como vemos todo el potencial que tiene el duende verde de Willem Dafoe o el electro de Jamie Foxx. Es genial ver a estos villanos, porque además las películas los utiliza para algo más que hacer fan service (en la mayoría de los casos, pues ni siquiera No Way Home sabe qué hacer con Lizard).

Spider-Man: entre lo predecible y lo insospechado

Spider-Man no es una película que sea, precisamente, la caja de sorpresas que muchos pueden esperar. Marvel/Sony no se desvían mucho de la fórmula clásica del MCU, sino que construyen sobre ella una historia de multiversos, múltiples villanos y un universo lleno de posibilidades.

Esto significa que tiene sus puntos altos y bajos. De manera curiosa, el clímax del filme es precisamente esto: la colisión de Spider-Man intentando darte bolas curvas para confundirte, pero no darse cuenta de que lo está haciendo utilizando algunos trucos bastante viejos.

No crean. Hay mucho espacio para sorpresas. El MCU sabe cómo mantener algunos de sus mejores secretos, incluso con el bombardeo de teorías que han inundado las redes sociales en los últimos meses. No se sorprendan si saltan de la silla o se ríen de la emoción al ver alguna referencia inesperada en una de las películas más ambiciosas del estudio.

El multiverso es una herramienta impresionante

No Way Home

Spider-Man es una de esas películas que consigue atraparte, precisamente porque está hecha para los fans más devotos del personaje. Si eres de los que se saben de memoria las cintas de Spider-Man, de aquellos que repiten las cintas de Andrew Garfield (porque incluso lo peor hay que verlo), de los fans de los cómics a los que se les ponen los pelos de punta cuando ven una escena icónica recreada en la pantalla grande.

Pero incluso para aquellos que no son los mayores fans de los cómics o del MCU, Spider-Man No Way Home ofrece un filme lleno de acción, comedia y una historia que depende muy poco de qué tanto conocimiento enciclopédico del trepa muros tienes (aunque, de nuevo, el MCU premia a los que están al día con sus eventos).

¿Y el villano?

La cosa con las cintas de Marvel, es que su talón de Aquiles suele ser sus villanos… aunque de manera curiosa la excepción han sido los filmes de Spider-Man. La tercera película mantiene la tendencia, aunque la cantidad también significan mayores oportunidades de error.

Ya antes mencionamos al Doc. Oc, así como el duende verde que, para sorpresa de nadie que haya visto las películas originales de Spider-Man, se lucen. La película también le da al Electro de Amazing Spider-Man mucho más carisma que el que jamás tuvo en su filme original, sumado a un diseño que sin duda le favorece más para que lo tomemos en serio.

Por desgracia, el trato no aplica para los otros dos invitados que regresan. Lizard se siente plano al lado de sus otros compañeros de los cinco siniestros. El Sandman de Thomas Haden Church también sufre, refunfuñando y con una motivación que poco sentido cobra y que por el contrario nos recuerda más las peores partes de la tercera película original.

Conclusión: Bueno verte de nuevo, Parker 4.75/5

Spider-Man: No Way Home es la mejor película de live action de Spider-Man que hemos recibido. Es posible que el filme sea un placer mayor si eres un fan del MCU y de Peter Parker. Pero incluso los más escépticos no podrán negar que el filme más reciente es una película en extremo divertida. Reivindica a sus villanos y nos comprueba que la fase 4 está llena de posibilidades infinitas, ahora que la puerta al multiverso al parecer ha sido abierta.

Imágenes: Sony Pictures

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos