Evaluación ‘Proyecto Power’

Proyecto Power

Estoy muy agradecido con ‘Proyecto Power’. La cuarentena me ha tenido poco más de cuatro meses encerrado en casa. Y, sin poder ir al cine y aprovechar las promociones de martes, me vi ‘obligado’ a ponerme al día con las recomendaciones de décadas. Anime, películas, series y documentales pasaron por mi lista y, aunque no todos fueron estelares, el panorama general fue de buena TV y séptimo arte.

Al menos hasta que me motivé a ver ‘Proyecto Power’ y recordé que también hay películas malas. De esas que merecen estar en las tardes de acción de Caracol TV en un lunes festivo. Por este recordatorio de la crueldad del séptimo arte, le estoy agradecido.

‘Proyecto Power’ es una cinta de acción, con pretensiones de ser un filme de súper héroes y también uno de pandilla. Este ‘tuti fruti’ de géneros está mal mezclado con una historia que, a duras penas, tiene algo de interesante, actuaciones que son mediocres en el mejor de los casos, efectos especiales que dan risa y una premisa desaprovechada por completo. No hay poder en esta película, más allá de la tristeza de ser el único estreno que muchos pudimos ver en agosto.

Sin poderes

Proyecto Power

En el tráiler, ‘Proyecto Power’ despertaba algo de curiosidad. Un mundo en el que una droga misteriosa le da a alguien la posibilidad de tener poderes por un tiempo de cinco minutos suena como una premisa curiosa y llena de potencia. Pero todo este ‘poder’ se va al caño cuando la ejecución de esta misma idea no está bien ejecutada. La película jamás consigue hacer que esta idea se presente de una manera que sea realmente interesante o que despierte interés. De hecho, uno de los pocos ganchos que tiene es el descubrir cuál es el poder de su protagonista, El Mayor (            Jamie Foxx) cuya resolución es tan… meh.

También es extraño que una película que tiene como centro el que cualquiera pueda ser un héroe presente su idea de manera tan plana y sencilla. Alguien se toma una pastilla, nos muestran qué habilidades tiene y ya. Esto es todo lo que recibimos de una cinta que se autodenomina como un ‘acercamiento diferente’ al género de los héroes. Las escenas de acción no siquiera son tan buenas, para compensar el poco brillo que la película pone a su escenario.

Y visualmente… creo que todos hemos llegado a este punto en el que si no pueden mostrarnos bien los poderes, preferimos no vernos. Es un poco deprimente que una serie como ‘Héroes’ tuviera mejores efectos que una película (incluso si es de Netflix). Hay una escena en particular que es dolorosa para cualquier amante de los afectos visuales que y que hace de ‘Proyecto Power’ una película B, más que cualquier cosa.

No eres cool, ‘Proyecto Power’

El mayor poder de ‘Proyecto Power’ es ser aburrida. Un defecto que parece imperdonable para una película que, en su tráiler, prometía acción y una premisa interesante. Se trata de un problema que viene desde varios frentes. El primero es que la película quiere ser un acercamiento ‘serio y real’ al mundo de los héroes, pero su presentación hace imposible que esta idea se pierda. La película intenta mezclar ‘8-Mile’ con ‘Marvel’, sin conseguir entregar una premisa interesante sobre la idea del ‘chico afroamericano que no tiene un camino’.

Pero además de esto su historia es… ¿mala?  La película comienza como una misión de búsqueda y venganza, pero a medida que los detalles detrás de las razones por las que el protagonista está actuando, las explicaciones y justificaciones de la historia se sienten flojas y poco interesantes. El villano en esta historia no es un grupo malvado o los vendedores de las drogas, sino la misma incapacidad de esta historia por presentar cualquier elemento que la haga más atractiva. Y este mismo mal se extiende a todas las demás sub tramas del filme. Son versiones ya contadas (y mal contadas) de algo que hemos visto miles de veces.

La actuación… tiene más altos que bajos. A menudo los personajes están en el límite incomodo de querer actuar de manera cool y seria… pero no les podemos creer porque son capaces de transmitir el mismo nivel de emoción de una esponja (¿quizás alguno tomó una pastilla que les despertó estos genes?). Lo que cuesta creer pues se pensaría que con Jamie Foxx y Joseph Gordon-Levitt entregarían algún momento emotivo. Pero no, nos quedamos esperando a Django y Robín, que nunca aparecen.

Conclusión            

Quizás haya algunos dispuestos a darle más crédito a ‘Proyecto Power’, al asegurar que hay méritos en el hecho de que intente abordar la idea del súper héroe de manera diferente. Pero cuando hay series como ‘Umbrella Academy’ que son más entretenidas (y tienen mejores efectos visuales) es un argumento difícil de comprar. El hecho de que no se comprometa ni con su tema de héroes, ni con sus preguntas sobre las drogas y los sueños, es su kriptonita más grande y la principal razón por la que esperamos que ‘Proyecto Power’ pase al olvido, sepultado en ese otro millar de películas de Netflix que nadie escoge, ni siquiera en sus momentos de mayor aburrimiento.

Imágenes: Netflix  

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

Ver todos los posts

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos