Evaluación: ‘El Legado de Júpiter’

'El Legado Júpiter' es la nueva apuesta de Netflix por los súper héroes... pero es una historia que no pasa de ser un show más de personas con capa.

Los héroes ahora están en camino de dominar la pantalla chica. En el caso de Netflix, es su mejor carta para combatir contra el MCU de Disney+. La estrategia ha estado en encontrar historias por fuera de lo más conocido, apostar por las historias de héroes diferentes. Que es, precisamente, lo que quieren hacer con ‘El Legado de Júpiter’.

La serie es una adaptación de los cómics con el mismo nombre de Mark Miller (creador de ‘Kick Ass’, ‘Wanted’, ‘Kingsman Secret Service’). La historia tiene como protagonista a Sheldon Sampson. Años atrás, durante la gran depresión, él y otras 5 personas viajaron a una isla en donde algo ocurrió que les dio súper poderes y les permitió convertirse en los más grandes súper héroes del mundo. Años después, Sheldon se encuentra con una nueva generación que no parece tan dispuesta a seguir el código que él creó, al mismo tiempo que nuevos desafíos se presentan cuando pone en duda si la próxima generación de héroes son los adecuados para mantener su legado.

‘El Legado de Júpiter’ no es una buena adaptación. La decisión de extender ciertos arcos solo termina convirtiendo sus primeros episodios en un drama aburrido, con apenas momentos de acción para mantener la atención del espectador. Los efectos especiales no están al nivel de la historia, además de la decisión cuestionable de elegir a los mismos actores que interpretan las versiones jóvenes y sobre maquillarlos para hacerlos parecer más viejos. Su premisa de ‘está bien matar a los malos’ es presentada sin gracia u originalidad, lo que la convierte en una versión menor interesante de esta misma historia. Hay potencial en la adaptación, pero este héroe no consigue jamás tomar el vuelo.

El Legado de Netflix

El Legado de Júpiter

Netflix se ha tomado licencias con sus adaptaciones. Por ejemplo, ‘The Umbrella Academy’ ha tomado una distancia considerable con los cómics en su esfuerzo por llevar la historia a la pantalla chica. Pero con ‘El Legado de Júpiter’ la plataforma ha cometido ese tipo de errores de adaptación que hacía mucho no veíamos en la pantalla chica.

Hay varios problemas con los cambios que Netflix hace a la historia del ‘Legado de Júpiter’. Uno de los más importantes está en que la historia extiende el origen del viaje de Sheldon para conseguir sus poderes a lo largo de la historia, añadiendo motivaciones, fantasmas e incluso una campaña para reclutar a aquellos que lo acompañen. Esto lo hace, al mismo tiempo que cuenta la historia en el presente y lo intercala con los recuerdos del pasado.

Pero el resultado final no es una historia que resulte más clara o interesante. El viaje de Sheldon pasa de lo absurdo a lo aburrido. Es una odisea sin gracia o gancho, que además arrastra por el barro la historia en el presente. Netflix, quizás en su intención de extender la adaptación por más de dos temporadas o buscar material original para expandir su historia, alarga ‘El Legado de Júpiter’ por más tiempo del que este tipo de historia puede soportar. El resultado al final es una serie sin golpes potentes.

Efectos especiales: un villano terrible

El Legado de Júpiter

Sabemos que Netflix no puede invertir lo mismo en una serie como ‘El Legado de Júpiter’ que lo que hace Netflix con WandaVision… pero hay momentos en los que los efectos especiales de ‘El Legado de Júpiter’ aniquilan cualquier intento por tomar en serio su mundo de héroes o la brutalidad de las escenas de pelea que quieren mostrar. El show hace que una golpiza sangrienta se sienta tan falsa que resulta imposible el tomar en serio el peso dramático del momento.

Otra decisión que nos atrevemos a cuestionar es la de seleccionar a los mismos actores que interpretan las versiones de 20 y 30 años de los personajes, para luego maquillarlos y hacer que actúen como las versiones de 50 años. El problema está en que el maquillaje en ‘El Legado de Júpiter’ está lejos de convencernos de que estos personajes han envejecido y en cambio solo lucen como las mismas personas con pelucas y una capa de más de maquillaje en la cara. Las versiones ‘ancianas’ de estos héroes son otro distractor que nos hace pensar más en la calidad del show que en su historia.

‘El Legado de Júpiter’ no es sobre el legado de Júpiter

Quizás uno de los mayores daños que tiene la adaptación de Netflix es la dirección temática que toma su historia. En los cómics el tema es la corrupción del ‘sueño americano’. Los héroes consiguen poderes y, con ellos, buscan servir como un símbolo que inspire a América y la ayude. Pero en el mundo moderno los contratos con publicistas, así como la decisión de mantenerse alejados de tomar el control político han creado dudas sobre su utilidad en el mundo moderno.

‘El Legado de Júpiter’ de Netflix, por otro lado, toma otra ruta: cuándo está bien matar y no. Y esta pregunta resulta tan… ¿poco interesante? Es una duda que se ha trabajado en las películas, en los cómics tradicionales e incluso en las series animadas. Lo peor es que ‘El Legado de Júpiter’ tampoco hace con esta premisa algo que sea único o diferente. La idea no se integra bien con el origen de los héroes (lo que hace que sea más molesta la decisión de extender este arco), pero tampoco entrega una perspectiva única sobre el tema. Quiere ofrecer algo de presión al matar personajes, pero no lo hace de una manera en la que se sienta fresca o interesante. Si ‘Invencible’ utiliza su violencia para proponer un mundo en el que los héroes enfrentan las consecuencias de sus actos, ‘El Legado de Júpiter’ falla al tomar esta premisa con un enfoque blando y sin sabor.

Conclusión: un legado que es mejor no heredar

‘El Legado de Júpiter’ no es una mala serie. Pero en un universo en el que Amazon y Disney+ sacan mejores historias de súper héroes, este show pierde el pulso de inmediato. Es una adaptación que elimina los mejores elementos de la historia original y en cambio alarga su introducción más de lo necesario, con una temporada que solo hasta sus capítulos finales entrega elementos que ameritan una maratón. Lo que nos pone en problemas, pues en ENTER.CO no estamos seguros qué tanto legado deja esta primera temporada para una segunda… o incluso si lo queremos heredar.

Imágenes: Netflix

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos