Evaluación: ‘El Ejército de los Muertos’

Después de la polémica que despertó ‘La Liga de la Justicia de Zack Snyder’, es interesante ver cómo el director encontró su nueva casa en Netflix. Su nueva película, ‘El Ejército de los Muertos’, no tiene hombres de acero o espartanos en tanga. Por el contrario, le apuesta a una propuesta curiosa: una cinta de heist (el nombre con el que se conocen a los atracos tipo ‘Oceans 11’ o ‘La Casa de Papel’) con una cinta de Zombis.

‘El Ejército de los Muertos’ nos presenta la historia de un grupo de mercenarios que se embarcan en una misión imposible. La ciudad de las Vegas ha caído frente a una pandemia Zombi. Después de que el ejército fallara en recuperar la ciudad, esta se ha cercado y ahora se prepara un lanzamiento nuclear para eliminar a lo que quedan de los muertos en ella. Pero un multimillonario propone a un grupo de soldados una oferta difícil de ignorar: robar 200 millones de dólares escondidos en una bóveda antes de que la ciudad sea eliminada. Al mismo tiempo la hija del líder de este asalto ingresa a la ciudad, motivada por encontrar a la madre de unos supervivientes.

Independiente de los sentimientos que te genere Snyder, es innegable que la propuesta de ‘El Ejército de los Muertos’ era interesante. Por esto, quizás, resulta decepcionante que el resultado final no pase de ser otras películas poco memorables que se ven una vez y se olvidan casi de inmediato. La película gana puntos por su premisa original. Pero visualmente Snyder toma algunas decisiones que no terminan de gustar y que abaratan su producción. Luego está el que en la segunda mitad la película pierde todo interés por mantener su lógica y apuesta por una resolución decepcionante, incluso bajos los estándares del director.

Un atraco Zombi

El Ejército de los Muertos

El mayor punto de valor de ‘El Ejército de los muertos’ está en su propuesta. En el tráiler la idea de un atraco en un apocalipsis zombi suena más que interesante. El escenario, además, proponía la oportunidad de jugar con la idea de la ciudad de las Vegas siendo una trampa mortal, al mismo tiempo que el reloj tradicional del atraco iniciaba.

Y, para dar mérito a la película, la primer ahora consigue en cierta medida cumplir con esta meta. Ver a un Elvis muerto caminar o a los ladrones escurrirse entre una hora de muertos hibernando es aterrador. La estética de la ciudad que nunca duerme, ahora desolada y convertida en una pesadilla para los vivos es fascinante. En estos momentos es cuando ‘El Ejército de los Muertos’ aprovecha su premisa para enganchar al espectador.

Por desgracia, en la segunda mitad de la película este atraco se va al suelo por las razones equivocadas. La película presenta una premisa interesante con unos zombis más inteligentes y peligrosos, pero jamás los integra de una manera que no se sientan como algo más que la última herramienta para poner en peligro a los protagonistas. La cinta de atraco se olvida de que es una cinta de atraco en su final y, por esta razón, no termina siendo ni lo uno ni lo otro.

‘El Ejército de los Zombis’ es un atraco fallido

La principal razón por la que la película de Snyder de falla es porque realizar promesas que nunca cumple. En lo personal, creo que es porque el director no entiende cómo funcionan las películas de atraco o porque finalmente nos terminan gustando tanto.

Por ejemplo, la película comienza con el punto de partida de muchas cintas de este tipo: el reclutamiento de los miembros que participarán en el atraco. Las cintas de asalto hacen este paso porque luego, la gracia, es ver a estos personajes el demostrar sus habilidades a lo largo del plan para conseguir avanzar y cumplir con la meta de engañar o escapar con el botín. Pero la cinta de Snyder, por el contrario, no hace ningún esfuerzo por demostrar el valor de estos reclutados además de: saben disparar a la cabeza, la mayoría de las veces. Incluyen, por ejemplo, a alguien que en el tráiler prometía cortar cabezas de muertos utilizando una motosierra… que no termina utilizando en el atraco. El experto en cerraduras sirve como soporte cómico… pero nunca tiene un momento en el que brille.

Esto, por no decir que el plan de este atraco no tiene el menor sentido (incluyendo las sorpresas). Es difícil tomarse en serio la película cuando, al final, el robo se ejecuta sin cerebro alguno. Quizás por esto es que decidieron combinarla con una película de zombis.

Snyder nos quiere hacer llorar… ¿pero de la risa?

El otro problema enorme que tiene ‘El Ejército de los muertos’ es que promete elementos dramáticos o momentos emotivos, pero los desarrolla con el mismo tacto que un zombi tropezando en la cocina. Por ejemplo, hay este momento cerca al clímax de la película en la que se revela que cierto personaje tiene sentimientos por otro… pero la información llega tan pronto y sin ningún indicio que como espectador queda la mala energía de que el guion decidió meter este momento solo para crear un momento emotivo que luego fuera compensando con la brutalidad que le sigue.

Es un mal que se extiende en una falla de lógica que para la película es más letal que cualquier otro elemento. Prepara esta idea de que los zombis alfa tienen una especia de sociedad e incluso sentimientos… pero luego no hace nada con ellos. Crea una trama sin sentido alrededor del rescate de la madre de unos niños… que no va para ningún lado, además de crear fallas adicionales. Promete un drama familiar… pero la justificación de la distancia y relación entre padre e hija es tan sencilla que es imposible no pensar que es la pelea más idiota en medio de un apocalipsis zombi.

Te puede interesar: Zack Snyder dice que ‘Warner Bros’ lo torturó durante ‘The Snyder Cut’

Una película entretenida… hasta la mitad

No entraré en detalles para evitar los spoilers a aquellos que no hayan visto la película. Pero, ‘El Ejército de los muertos’ es una película entretenida, al menos hasta el final. El algún momento de la historia Snyder pareció entender que su plan era demasiado perfecto, así que corrige el rumbo de la película y de repente presenta una serie de obstáculo que no solo anulan todo el sentido de la historia hasta el momento, sino que se sienten como la forma más barata de crear tensión.

El final de la película es insultante, no solo porque el único sentimiento a la que se puede llegar es que con esta conclusión significa que perdimos el tiempo con las dos horas anteriores. Snyder incluso no hace bien el cliché de la posible secuela.

Conclusión: 3.0 / Un atraco con cerebro de zombi

El Ejército de los Muertos

‘El Ejército de los Muertos’ no es una mala película para perder unas horas. Pero, en lo personal, su final deja esta sensación de haber ‘perdido’ el tiempo, en vez de disfrutarlo. El mejor talento de Snyder parece ser el dejar huecos en su trama enormes, arcos de personajes que no van a algún lado y combinar géneros con el tacto de un Dr. Frankenstein de garaje. No esperamos un corte de 5 horas para que justifique el poco cerebro de este atraco, pero con suerte Netflix no cometerá el error de dejar escapar a este muerto para una segunda parte.

Imágenes: Netflix.

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos